Sobre libro: La ciencia y la vida, por J. Sampedro y V. Fuster.


La ciencia y la vida
La experiencia de varios años de trayecto en profesiones de tipo académico, escogidas por este par de profesores, destacados ambos en sus sendos campos de trabajo, es una refrescante conjunción de pensamiento para el espíritu.

Resulta que tengo una obra de José Luis Sampedro por allá perdida en la biblioteca, que se llama los mogoles en Bagdad, que debo confesar, no la he leído. Pero ahora, luego de conocer un poco o más d contexto sobre el autor, seguramente entrara en el plan lector.
Y de Valentín Fuster, lo conozco por varios de sus artículos en el tema de cardiología, fue alguno de los referentes del variado material que había que leer durante la época de la especialización.

El punto de encuentro común a ambos se llama humanismo. Es un material que se puede decir que trata y ensalza lo mejor de Homo sapiens, en cuanto ser social que al vivir auténticamente en búsqueda de ser lo mejor que es capaz de ser, logra trascenderse a sí mismo y ayudar a su medio social y natural.

Pero cuando se sumerge únicamente en el medio cultural dejando de lado el orden natural al cual todos estamos obligados, la naturaleza tiene una forma muy fácil de llamarnos al orden, se llama enfermedad.

descarga (1)

Anuncios

Eficacia de las intervenciones para mejorar la fluidez lectora — Comprensión lectora basada en evidencias


Me imagino que a estas alturas ya queda claro que la comprensión lectora es un fenómeno muy complejo en el que intervienen muchas variables. Entre esas variables hay un importante grupo que podemos llamar llamar “descodificación” que se corresponde con la habilidad del lector para transformar los signos impresos en información. La descodificación engloba factores […]

a través de Eficacia de las intervenciones para mejorar la fluidez lectora — Comprensión lectora basada en evidencias

Calidad del aire en Bogotá


Por su interés, se transcribe este artículo de la revista semana, va el link original

“¿Qué tan mala es la calidad del aire de Bogotá?

La Personería puso el tema sobre la mesa al decir que los buses de Transmilenio son chimeneas móviles. Un experto del IDEAM explica dónde se respira el peor aire y qué afecta la contaminación de la ciudad, que a veces supera los límites permitidos.

Calidad del aire en Bogotá: Personería denuncia buses de Transmilenio El sector de la Sevillana tiene el peor aire de Bogotá. Foto: Diana Rey Melo / SEMANA

Óscar Guerrero es uno de los investigadores del IDEAM que se encargan de monitorear y analizar la calidad del aire en el país. Ese tema, precisamente, entró a la agenda de Bogotá luego de que la Personería Distrital, tras un operativo en el norte, aseguró que los articulados de Transmilenio son chimeneas móviles. ¿Cuál puede ser el impacto de esos vehículos en la contaminación? Guerrero expone un panorama del estado del aire en Bogotá.

SEMANA: ¿Cuál es el estado del aire en Bogotá?

Óscar Guerrero (O.G): La calidad el aire en Bogotá es muy variable. Hay zonas donde los niveles de contaminación están por debajo de los límites permisibles. Pero hay otras que tienen concentraciones bastante altas de particulas contaminantes. Podemos hablar por ejemplo de la zona suroccidental de la ciudad, en las estaciones (donde el IDEAM mide la contaminación del aire) de Carvajal y Kennedy, donde los niveles realmente son altos. La normatividad permite hasta 50 microgramos de partículas por metro cúbico anual, y allí los niveles de concentraciones están alrededor de 70 u 80 microgramos. Y si nos basamos en los estándares de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que son más estrictos que la normatividad nacional, entonces es más notoria esa problemática.

 

SEMANA: ¿Qué son esas partículas?

O.G.:Hablamos de dos tamaños de partículas. Las menores de 10 micras (PM10) y las menores de 2.5 micras (PM 2.5). Eso es básicamente polvo suspendido. Que el material particulado exceda la concentración permitida tiene un impacto en la salud, puede generar o agravar las enfermedades cardiovasculares o repiratorias.

SEMANA: ¿En dónde se respira el mejor aire de Bogotá?

O.G.: Las zonas con el mejor aire de Bogotá están ubicadas al oriente, en las cercanías de los cerros. Las estaciones más limpias son San Cristóbal, en el suroriente, la del Ministerio de Ambiente, también cerca a los cerros, y la estación de Usaquén, en la calle 134 con 9. Son estaciones con concentraciones muy bajas incluso para el país. Por eso mismo es que hablamos de un contraste en la calidad del aire en la ciudad. En Bogotá se puede respirar un aire aceptable. Pero es importante tener en cuenta que la OMS afirma que no hay niveles seguros de contaminación atmosférica, siempre va a haber una afectación a la salud, así sean bajos.

Le recomendamos: Así se vive en La Sevillana, el segundo lugar más contaminado de Colombia

SEMANA: ¿Cómo está Bogotá en comparación con otras ciudades del país?

O.G: El caso más similar al de Bogotá es el de Medellín, que tiene unas estaciones en el centro y cerca a autopistas importantes donde los niveles de material particulado también son altos. En Cali también hay un sistema de monitoreo robusto pero a comparación de Bogotá y Medellín los niveles son menores, cumplen la normatividad. En las ciudades intermedias, la problemática es menor, sin embargo, tenemos otras zonas, como las mineras en Cesar o La Guajira donde por esa actividad hay una situación especial de contaminación.

SEMANA: ¿Cuáles son los mayores contaminantes del aire en Bogotá?

O.G.: En una ciudad tan grande es muy preocupante el tráfico. Los vehículos de carga pesada, que incluyen los buses de transporte público, volquetas, tractomulas, pero en general todos los que usan diesel como combustible son los más contaminantes. También la induistria con sus procesos de combustión, lo que se ve especialmente en el suroccidente de la ciudad, en la zona de Puente Aranda. También las vías destapadas, que cuando los carros las transitan levantan polvo, y los incendios como los que ocurren en los cerros orientales.

SEMANA: ¿Qué papel juegan las condiciones naturales?

O.G: A veces los vientos o las condiciones de la atmósfera no son propicias, empeoran el aire. El viento es fundamental en la dispersión. En la medida en que tiene mayor velocidad facilita el desplazamiento de los contaminantes a otras zonas. La concentración de partículas baja cuando la velocidad del viento aumenta. Y cuando baja, la contaminación queda estática sobre un punto en particular y agrava el problema.

Otro factor muy importante son las montañas. En el caso de Bogotá tenemos la ventaja de que los vientos a veces fluyen hacia la sabana y ayudan a la dispersión. También vientos procedentes de los Cerros, que por venir de allí traen buena velocidad hacia el occidente. En Medellín, por ejemplo, los contaminantes quedan atrapados en el Valle de Aburrá y por eso la situación allá es más complicada.

Le puede interesar: Medellín, la Beijing de Colombia 

SEMANA: ¿Cuáles son las horas de mayor contaminación en Bogotá?

O.G.: Generalmente son las horas pico, cuando la gente se desplaza hacia sus sitios de trabajo. Especialmente entre 7 y 9 de la mañana. No solo se activa todo el transporte sino que en estas horas los vientos no son tan rápidos y fuertes… Otra momento crítico es de 4 de la tarde a 7 de la noche. Es un pico de contaminación pero no tan alto como el de la mañana porque la gente tiende a desplazarse en intervalos más dispersos, no toda sale al tiempo.

SEMANA: La Personería acaba de decir que los buses de Transmilenio son chimeneas móviles…

O.G.: Los buses funcionan con diesel, entonces son un factor importante en la contaminación atmosférica. Lo que se había implementado en el Distrito – entiendo que ese programa ya no está vigente- era de ubicar filtros de partículas en los exhostos para que se emitiera menos material particulado a la atmósfera.

Puede leer: Calidad del aire en Colombia: cuando respirar mata

SEMANA: ¿Y cuál es la mejor fórmula para disminuir esa contaminación?

O.G.: Son varias. Una es el control al final del tubo, el filtro que reduce la emisión de material particulado a la atmósfera. También tenemos el fortalecimiento de tecnologías vehiculares, hacerlas más eficientes en el uso del combustible. Otra es la mejora del mismo combustible, especialmente el diesel, al que por ejemplo ya se le hizo una reducción de azufre en 2010 y eso se vio reflejado en la calidad del aire de Bogotá. También está la movilidad sostenible: el uso del transporte público, de la bicicleta, de alternativas amigables con el ambiente.

SEMANA: ¿Qué recomienda a la gente para que no sufra el impacto del aire contaminado?

O.G.: Evitar la exposición a los corredores viales más contaminados, por ejemplo a la autopista Sur, donde circulan vehículos de carga pesada, hay troncal de Transmilenio y bastante industria. Además, reducir el ejercicio cerca a corredores viales. Hay personas que salen a trotar o a montar bicicleta y se exponen de 7 a 9 en las avenidas, cuando el material particulado es más alto. En el caso de los ciclistas, hay tapabocas para filtrar el material particulado y evitar que llegue al tracto respiratorio.”

Sobre libro: El orden caníbal, por Jacques Attali.


On universal history

Libro 64 de 2017Introducción

Este libro, viene de 1979. Una época en que todavía la medicina se consideraba una profesión liberal, donde se podía ejercer en forma independiente, sin estar sometido a un tercero para muchas cosas. Un futuro impensable en aquella época, pensarían muchos médicos, quienes tacharían al autor como de loco al menos. La introducción de este libro inicia preguntando si el médico estará borrado del futuro, y es una pregunta que no es para nada “retórica”. Y Attali comienza dando su respuesta en un marco histórico, repasando las diferentes etapas que recorre la medicina.  El marco desde el cual  Attali dirige su pensamiento, es el del caníbal. Un humano que come la carne de otro, por la razón que sea: ya de supervivencia, ya de honrar el muerto, situación que a la cultura occidental le resulta chocante, sin embargo la practica de otra forma. Y este orden social es al…

Ver la entrada original 1.402 palabras más

10 minutos de ejercicio que le cambiarán la vida


Tomado de Tener Salud <tenersalud@saludnutricionbienestar.com>, por
Luis Miguel Oliveiras 


“A menos que le encante, claro está, puede dejar de salir a correr, de hacer lentos largos en la piscina y, en general, cualquier deporte de resistencia. 

Los continuos avances en la investigación van dejando cada vez más claro que el ejercicio físico fraccionado, corto e intenso es el mejor para la salud. 

Esto se puede aplicar a la mayoría de personas, incluso si se padece una enfermedad cardíacaartrosisdiabetes, una enfermedad pulmonar o enfermedad de Parkinson

Estamos hablando del entrenamiento de alta intensidad (HIT fit, por sus siglas en inglés). Y se trata de un descubrimiento de lo más revolucionario.

¡No tema!

“Hay demasiadas personas que piensan que el ejercicio de alta intensidad está únicamente reservado a los atletas, lo que tiene como resultado que el infarto esté a la vuelta de la esquina”, explicaba el Dr. Jonathan P. Little, especialista en Fisiología del Deporte en la Universidad de la Columbia Británica (Canadá), en el periódico The New York Times. (1) 

De hecho, las personas que padecen algún problema de salud, sobre todo de índole cardíaca, están convencidas de que les pueden perjudicar los esfuerzos bruscos y que es mejor practicar un deporte tranquilo o incluso no hacer nada de deporte. 

Hoy en día sabemos que es todo lo contrario. Llevar al cuerpo al límite de su capacidad durante un período breve no supone ningún peligro. Además, resulta más eficaz para prevenir e incluso revertir el desarrollo de estas enfermedades. 

Si está muy enfermo y tiene un riesgo elevado de sufrir un accidente, tendrá que realizar los ejercicios bajo supervisión médica. Si su riesgo de sufrir un accidente es moderado, deberá consultar primero al médico. 

Pero lo importante es que practique este tipo de entrenamiento de alta intensidad. 

Se ha demostrado que hoy por hoy es el método más eficaz para mejorar la elasticidad de las arterias, la capacidad pulmonar, la fortaleza del corazón, la resistencia de los músculos, ¡y mucho más!

¿Cómo se hace?

Puede correr, bailar, nadar, ir en bici, remar, flexiones… ¡lo que quiera! El principio es siempre el mismo: haga ejercicio a fondo, al máximo de su capacidad, durante un período de 30 a 60 segundos. 

Después deténgase para recuperarse durante el mismo intervalo de tiempo. 

Repita ocho veces esa serie. 

Con tres veces por semana, va a poder mejorar las funciones cardiovasculares, respiratorias, metabólicas y mecánicas.

Más rápido

Contando los 10 minutos de calentamiento del inicio, no le llevará más que 25 minutos por sesión. Eso significa que además le llevará mucho menos tiempo que las interminables sesiones de piscina, bici estática o footing.

Más divertido

Un estudio publicado en la revista Plos One puso de manifiesto que las personas que practicaban este tipo de rutinas las encontraban más divertidas que los deportes de resistencia. Y esto es importante, pues aumenta las probabilidades de no abandonar la práctica del ejercicio y de mantener sus buenos resultados en la salud. (2) 

Beneficios para la salud

Los ejercicios fraccionados de alta intensidad mejoran la sensibilidad a la insulina, la capacidad del cuerpo para aprovechar mejor el oxígeno y la elasticidad de las arterias. 

Un estudio danés demostró que los ejercicios fraccionados de alta intensidad practicados como le he explicado más arriba son más eficaces que los de resistencia para ayudar a las personas diabéticas a controlar sus niveles de azúcar en sangre, incluso con un gasto de calorías equivalente.

Beneficios para el corazón y las arterias

Al dilatar las arterias, estos ejercicios mejoran el sistema cardiovascular y, al cabo de sólo dos semanas, podrá mejorar el consumo máximo de oxígeno y reducirá el riesgo de trombosis (el coágulo que obstruye las arterias). 

El consumo máximo de oxígeno es la cantidad máxima que el organismo puede obtener, transportar y consumir por unidad de tiempo. Es una medida que se toma normalmente en personas con insuficiencia cardíaca, ya que es un elemento de referencia decisivo para evaluar el estado y el rendimiento del aparato cardiovascular. 

Un amplio estudio realizado conjuntamente por Francia, Suiza y Canadá puso de manifiesto que “los ejercicios fraccionados de alta intensidad se muestran más seguros y son mejor tolerados por los pacientes que los ejercicios de resistencia”, además de que resultan más eficaces a la hora de mejorar el consumo máximo de oxígeno, la elasticidad de los vasos sanguíneos y la capacidad de bombeo del corazón. (3)

Beneficios para los pulmones

Las personas que padecen bronconeumopatía crónica obstructiva no pueden realizar ejercicio físico prolongado. 

Sin embargo, según un estudio llevado a cabo en Atenas, estas personas pueden practicar ejercicio fraccionado de alta intensidad con menos ahogo y menos esfuerzo. (4)

Beneficios en caso de ACV

Según un estudio preliminar elaborado en Trondheim, Noruega, las personas que padecen secuelas por un ACV (accidente cerebrovascular) verán cómo mejoran mucho más rápido sus funciones cardiovasculares y su salud en general gracias a los ejercicios fraccionados de alta intensidad, más que con los deportes de larga duración y baja intensidad. (5) 

Si los practican durante seis semanas los beneficios perdurarán meses, según los investigadores.

Beneficios en caso de Enfermedad de Parkinson

Dos investigadores polacos han demostrado que los ejercicios fraccionados de alta intensidad pueden aliviar y relajar la tensión muscular excesiva en pacientes con enfermedad de Parkinson, que les dificulta la movilidad de piernas y brazos. 

Al practicar estos ejercicios tres veces por semana durante ocho semanas, vieron cómo mejoraban sus funciones corporales tanto en la parte superior como en la inferior del cuerpo.

Y… es gratis!!

Tenga en cuenta, además, la ventaja añadida de que los ejercicios fraccionados de alta intensidad son gratis. Puede salir y practicarlos esté donde esté y sin importar el tiempo que haga, y también podrá realizarlos en su propia casa. 

Por último, no está obligado a hacer siempre los mismos ejercicios, más bien al revés. Varíe cada sesión, ¡diviértase! No va a traerle más que beneficios. 

¡A su salud! 

Luis Miguel Oliveiras “

Fuentes:

  1. “Why Your Workout Should Be High-Intensity”. The New York Times. January 26, 2015. 
  2. “Where Does HIT Fit? An Examination of the Affective Response to High-Intensity Intervals in Comparison to Continuous Moderate- and Continuous Vigorous-Intensity Exercise in the Exercise Intensity-Affect Continuum”. Mary E. Jung, Jessica E. Bourne, Jonathan P. Little. Plos One. December 8, 2014. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0114541.
  3. Centre Epic. Institute de Cardiologie de Montréal. 
  4. “Effectiveness of Interval Exercise Training in Patients with COPD”. Eleni A. Kortianou, PT, MSc, Ioannis G. Nasis, PT, MSc, Stavroula T. Spetsioti, MSc, Andreas M. Daskalakis, PT, MD, and Ioannis Vogiatzis, PhD. Cardiopulm Phys Ther J. PMC US National Library of Medicine. National Institutes of Health. 2010 Sep; 21(3): 12–19. 
  5. “Interval training-induced alleviation of rigidity and hypertonia in patients with Parkinson´disease is accompanied by increased basal serum brain-derived neurotrophic factor”. Jarosław Marusiak, Ewa Żeligowska, Joanna Mencel, Katarzyna Kisiel-Sajewicz, Joanna Majerczak, Jerzy A. Zoladz, Artur Jaskólski, Anna Jaskólska. Department of Kinesiology, Faculty of Physiotherapy, University School of Physical Education in Wroclaw, 51-612 Wroclaw, Poland. DOI: 10.2340/16501977-1931