Sobre Libro: “El problema cerebro-mente”, por Francisco Mora


Cerebro, mente y conciencia

Cazando sombras en la noche

El problema mente-cerebro, uno de los temas o cuestiones perennes, porque es una pregunta que se ha hecho desde hace mucho tiempo, y aún en nuestro tiempo, con el mayor conocimiento del mundo, del universo, del cerebro, de la mente, de la inteligencia artificial, aportada por diferentes ciencias algunas de ellas todavía jóvenes como la ciencia neural cognitiva, como las redes neurales, como la filosofía de la mente, sigue siendo un tema sin una respuesta definitiva. 

El lenguaje

Mucho de la respuesta depende que quizá desde el punto de vista verbal, el lenguaje es una herramienta intrínsecamente limitante para describir un proceso dinámico. El lenguaje tiene la limitación de circunscribir una definición, aunque plantea el tema conceptual claramente. De hecho, algunos autores consideran que si no hay lenguaje, no es posible considerar que haya conceptos.

Igualmente algunos pensadores califican a esta cuestión mente-cerebro como…

Ver la entrada original 894 palabras más

Anuncios

La re-estructuración de la profesión médica.


Un interesante artículo a propósito de lo que el autor Juan Irigoyen, propone sobre la pérdida del protagonismo del profesional médico, la inclusión de varios terceros en la relación médico-paciente.

https://revistas.ucm.es/index.php/POSO/article/download/36636/35476

La reestructuración de la profesión médica

The Restructuring of Medical Profession
Juan Irigoyen
Universidad de Granada
irigoyen@ugr.es

Resumen

“Desde la década de los noventa se suceden reformas y cambios de gran alcance en los servicios sanitarios. Estos son efecto de una mutación global. El aspecto más relevante de la misma es la emergencia de un nuevo paradigma tecnoproductivo que genera una transformación organizativa radical. Su indicador más elocuente es la explosión de la gestión, portadora de un nuevo proyecto y una nueva gubernamentalidad. En las organizaciones sanitarias públicas procedentes del estado del bienestar, la reestructuración derivada de las reformas presenta dificultades debido a la incompatibilidad del nuevo modelo postfordista con algunos elementos esenciales del modelo profesional médico. Esta contradicción genera procesos organizativos caracterizados por su opacidad y complejidad. El cambio tecnológico intensivo refuerza la iniciativa de la industria biosanitaria en el complejo médico-industrial en detrimento de los médicos.
La convergencia de estos cambios modifica la naturaleza del trabajo médico y erosiona su autonomía profesional, en unos términos que trascienden las categorías enunciadas por la sociología de las profesiones “proletarización” y “desprofesionalización” en un contexto anterior. La expansión del complejo médicoindustrial bajo la hegemonía de las industrias se sustenta en el supuesto de crecimiento permanente y genera dudas sobre su sostenibilidad económica y social. La institución de la medicina, movilizada y orientada por innovación tecnológica y transformada en un campo de producción y consumo intensivo, genera una cosmovisión y un campo de visibilidad muy descentrado con respecto a los complejos problemas de salud colectiva, que también en las sociedades del presente se derivan de problemas sociales y desigualdades sociales.”

Día sin carro en Bogotá: sirvió en 2019?


Resumen

El día sin carro en Bogotá es una medida que empezó en 2000, ha sido controvertida y en los últimos anos incluso se ha asociado con mayor cantidad de contaminantes, como lo indica la Universidad de Los Andes.  Se muestra un análisis de registro de material particulado de 2,5 y de 10 micrómetros de diámetro con un fuerte impacto perjudicial en la salud, en una avenida principal en Bogotá. Como Bogotá pertenece a la unión de ciudades contra el calentamiento global y en vista de los riesgos ambientales existentes de calentamiento, incendios y recientemente emegencias ambientales, junto con una tala controversial, se hace la recomendación de un papel más activo de los bogotanos para siembra de especies nativas, como falso pimiento, liquidámbar, pino romerón, roble, nogal, cedro, guayacán de Manizales, chicala y palmas de cera.

Palabras clave: material particulado- calentamiento global- día sin carro – arborización

los-angeles-1790986_960_720

Introducción

La idea de este día es la de disminuir la contaminación ambiental. Antes de presentar un análisis sobre material particulado PM2,5 y PM10 en una vía principal en Bogotá, se comentarán algunos antecedentes.

El material particulado PM 2,5 y 10, se ha asociado con impactos perjudiciales para la salud.

En 2012, Bogotá generó 12,41 millones de toneladas de CO2, uno de los gases del efecto invernadero, de acuerdo a Cities40, unión de ciudades contra el calentamiento global.

c40

Desafortunadamente no se muestra un dato posterior a 2012 que permita saber como estamos en Bogotá.  Lo que sí es real es que dichas emisiones, colocan a la ciudad en alto riesgo de calentamiento, de incendios u de inundaciones. Los recientes incendios forestales en 2019, son prueba fehaciente de ello.

Riesgos Bogota C40

Un agravante a toda esta situación es el escenario de tala de individuos arbóreos en Bogotá.

Hallazgos del análisis realizado

El análisis presentado sobre el día sin carro, muestra que hay un aumento del 53 y 42% de PM2,5 y PM10, al comparar los valores del día sin carro el 07 de febrero de 2019, frente a un día sin tal medida de restricción, en este caso se tomó el 21 de febrero de 2019. 

Click para abrir Enlace: Resultados de análisis comparativos de datos de estación de carrera 7a en Febrero 07 y 21 de 2019

Se muestran resumidos los valores obtenidos de material particulado en la siguiente figura: arriba  frente a los valores de 21 de Febrero de 2019, abajo comparando con los valores de la OMS como referencia, donde PM2.5 (fila verde de arriba) aumentó en casi 60% !!!!Valores hallados

Adicionalmente, la Universidad de Los Andes en Bogotá, en repetidas oportunidades ha mencionado que dicho escenario de restricción no sirve. (En 2018, en 2019)

Sobre el sitio de donde se tomaron los datos

“Gobernanza del aire es una plataforma desarrollada por la Facultad de Medicina con la colaboración de la Vicerrectoría de Investigaciones de la Universidad de los Andes. Se trata de una página web en donde los usuarios pueden consultar la definición de material particulado y sus efectos en la salud pública. Además, quienes ingresan pueden revisar en tiempo real la calidad del aíre de la ciudad con parámetros nacionales e internacionales. Texto tomado de Ref

Discusión 

Los estudios muestran que los niveles de emisiones de aproximadamente 44 gigatoneladas de CO2 equivalente (rango de 39 a 44) en el año 2020 sería compatible con una alta probabilidad de limitar el calentamiento a 2 grados Celsius. Esto no se quiere. Si las cosas siguen como están  escenario llamado “business as usual”, las emisiones anuales de gases de efecto invernadero podrían estar en alrededor de 56 gigatoneladas de CO2 equivalente en 2020. Como punto de referencia, las emisiones mundiales se estimaron en alrededor de 48 gigatoneladas en 2009. Y cito esto del PNUMA, programa de las Naciones Unidas para el medio ambiente: “La plena aplicación de las promesas e intenciones asociadas con el Acuerdo de Copenhague, podría, en el mejor de los casos identificado por el grupo, reducir las emisiones a alrededor de 49 gigatoneladas de CO2 equivalente para 2020.”

Conclusiones

La respuesta al interrogante del blog, es que dicha medida del día sin carro, no sirve.

Propuesta

La ciudadanía de Bogotá debe tomar conciencia de la necesidad de una arborización mucho más intensa. Si cada uno sembrara un árbol, serían aproximadamente 8 millones de árboles con un enorme impacto en el ambiente !!

Los árboles de mayor follaje, ayudan a depurar el ambiente, y captan el sol, disminuyendo el calentamiento del suelo.

  • “Los árboles extraen contaminantes en dos formas principales, según explicó a Crowdsciencede la BBC David Nowak, quien ha venido investigando su impacto en las ciudades durante más de 20 años y trabaja con el Servicio Forestal de Estados Unidos en Siracusa, en el estado de Nueva York.
  • O bien incorporan gases y contaminantes a través de las estomas en sus hojas o capturan partículas en la superficie de sus hojas“. Los estomas son los poros o aberturas regulables en la epidermis de las hojas de las plantas.”

El objetivo propuesto es proponer la siembra de árboles que resistan el estrés urbano. Las especies más resistentes a condiciones ambientales complejas como las que se están dando en Bogotá son:  falso pimiento, liquidámbar, pino romerón, roble, nogal, cedro, guayacán de Manizales, chicalá y palmas de cera.

Cobra vigencia aquella frase bíblica: si no soy yo, entonces quien? y si no es ahora, entonces cuando?

Bienestar médico como estándar de la medicina


Traducido del original en inglés por Alejandro Melo MD.

https://www.kevinmd.com/blog/2018/04/physician-well-being-must-be-the-standard-of-medicine.html

DIANNE ANSARI-WINN, MD, MPH | PHYSICIAN | APRIL 17, 2018

“He entrevistado a muchos doctores en mi podcast   La vida del doctor . Comparten sus historias de cómo llegaron a la medicina y cómo se convirtieron en los médicos que son hoy en día. Hay tres temas comunes en estas “historias de origen”:

El primero es que muchos de los médicos fueron asesorados por un médico que los inspiró a buscar la medicina. El segundo es que fueron “llamados” a la medicina. Y el tercero es que obtienen una profunda satisfacción del servicio a los demás.

Los médicos son “dadores”. Expresamos nuestro profundo deseo de mejorar la salud de los demás y avanzar en la ciencia y el arte de la medicina cuidando a pacientes individuales, haciendo investigación, esfuerzos de salud pública, administración, inventos y administrando negocios que promuevan la salud y el bienestar de los demás. El estudio y la práctica de la medicina y la investigación nos llama con tanta fuerza que pasamos años de nuestras vidas y, en muchos casos, gastamos decenas, incluso cientos de miles de dólares para perseguir el sueño de ser parte de esta gran profesión. Paradójicamente, la misma profesión que amamos está haciendo mella en muchos, si no en la mayoría de nosotros, en la forma de agotamiento de los médicos.

Hace unos meses, fui invitado a dar una gran ronda de bienestar médico para el Departamento de Medicina de la Universidad de Indiana. Mientras hablaba a la audiencia compuesta por estudiantes de medicina, residentes y asistentes, hice una simple pregunta: “¿Quién piensa que la medicina es una profesión saludable?”

Ni una sola mano se levantó. La respuesta fue conocer la risa porque sabemos que nuestra profesión no es conocida por promover la salud por nosotros mismos. Francamente, es todo lo contrario.

El agotamiento del médico es desenfrenado. Muchos de nosotros estamos frustrados con nuestro trabajo y cuestionando si la medicina era la profesión correcta después de todo. No alentamos a nuestros hijos a entrar en la profesión que amamos. Francamente, es desgarrador ver el costo que el desgaste de los médicos ha tenido en nuestra profesión. Nuestro trabajo nos está causando daño. Y al no abordarlo a nivel individual, organizacional y cultural, nos estamos perjudicando a nosotros mismos. Y eso es tan desmedido como dañar a un paciente.

Es bien sabido ahora que entre 30 y más del 50 por ciento de los estudiantes de medicina, residentes y médicos en la práctica (dependiendo de la especialidad) sufren de agotamiento de alguna forma. Mientras estás leyendo esto, tal vez seas ese doctor. Los médicos que sufren de agotamiento están cansados, cínicos, desconectados y solos. Cuestionan su propia habilidad para practicar medicina. Están sufriendo de enfermedades cardiovasculares, sobrepeso, estrés, adicción y relaciones fallidas. Pueden ser difíciles para trabajar. Están reduciendo sus horas y dejando la práctica por completo. También es bien sabido que el agotamiento del médico tiene un efecto negativo no solo en el que sufre, sino que afecta negativamente nuestras relaciones con nuestros pacientes, su cumplimiento de nuestras instrucciones, su recuperación de sus enfermedades y la seguridad y calidad de su atención.

Podemos salvar la brecha entre el cansancio de los médicos y el bienestar de los médicos al preocuparnos por nosotros mismos y por los demás. Si “primero, no hacer daño” es nuestro espíritu, entonces existe una obligación ética en todos los que están en nuestro campo para abordar el desgaste profesional de los médicos como una profesión. 

Es mucho más que simplemente una “cosa agradable de hacer” en este punto. Cuidarnos a nosotros mismos y a nuestros colegas va a tener que simplemente formar parte de la práctica de la medicina, así como seguir el estándar de atención para nuestros pacientes. Como médicos, debemos cuidarnos, apoyarnos mutuamente y crear un entorno de trabajo que respalde el bienestar de los médicos no solo porque nuestra sociedad nos necesita, sino también porque, como médicos, nuestro trabajo es parte de nosotros. 

Si nuestro trabajo no es satisfactorio y no somos apoyados en nuestro trabajo, entonces sufrimos en cuerpo, mente y espíritu. El desgaste del médico nos afecta en nuestro núcleo porque nuestra práctica de la medicina es una expresión de nosotros mismos.

Ser un médico es un trabajo duro. El buen estado físico (wellness) y el bienestar (wellbeing) del médico no significa que seremos felices todo el tiempo. Significa que tenemos la capacidad de poder dar a los demás la energía que proviene de cuidarnos a nosotros mismos.

¿Cómo se ve el buen estado físico y el bienestar de los médicos? Parece estar energizado y a propósito, como lo era cuando comenzó su viaje como estudiante de medicina. 

Parece que practicas durante todo el tiempo que quieras en lugar de sentir que no puedes esperar para retirarte. Parece que ese nuevo descubrimiento en el laboratorio, la nueva idea de un ensayo clínico, la energía para buscar una nueva invención médica. Parece que un estudiante de medicina se siente alentado por sus residentes y asistentes que están entusiasmados con compartir su amor por la medicina. Parece que los médicos participan cada vez más en la administración de las organizaciones de atención médica y participan en la política de salud para que podamos mejorar la atención médica para todos. Se parece a la colegialidad, como ser parte de una profesión que se ocupa de sí misma para que puedan cuidar a los demás.

Hay maneras de cerrar la brecha entre el agotamiento de los médicos y el bienestar físico y mental de los médicos. Primero, como individuos, podemos aprender a reconocer los signos de agotamiento y buscar ayuda de colegas, un consejero o terapeuta o un mentor médico. Busque los signos y síntomas del agotamiento entre sí y ofrezca apoyo. En segundo lugar, como organizaciones, podemos adoptar mejores flujos de trabajo, educación y apoyo para evitar el agotamiento de los médicos y apoyar a los médicos con el cuadro de agotamiento-desgaste. 

Algunos buenos ejemplos se dan en el programa AMA STEPS. Por último, pero no por ello menos importante, tenemos que cambiar la cultura de la medicina para que el cuidado de nosotros mismos y de los demás se convierta en parte integral de ser un médico.

Juntos, podemos cerrar la brecha entre el agotamiento de los médicos y el bienestar de los médicos. Con nosotros mismos.”

guardian-angel-2704181_1280