Etiquetado: mobile

Médico como educador


 

Este es un link en la plataforma Behance, que presenta a modo de biblioteca, las opciones de material para educación en salud.
Comento un poco al respecto: por qué el interés en educación de temas en salud?
1. Porque es una forma de ayudar a otros a comprnder mejor que pueden hacer en pro de su salud.
2. Porque es una forma de ejercer la profesión.
3. Porque de alguna forma, lo poco que se sabe si no se comparte, no es útil.
4. Porque es una forma también de poner “grano de arena” social.
5. Porque ayuda al propio aprendizaje y a estar actualizado.
6. Porque ayuda a reforzar la práctica clínica.
7. Porque este tipo de educación es mejor que lo haga quien tiene suficiencia académica.
El crecimiento exponencial de la información científico-médica en los diferentes medios de comunicación, omnipresentes y parte de nuestra era de información está desencadenado una nueva revolución en el sentido como lo veía Thomas Kuhn, de estar entrando en la era de la sabiduría. Aclaro esto:

Los datos puros no sirven de mucho, solamente sirven si hay contexto en la mente de quien recibe dichos datos, dicha información. Como todo lo dicho, es dicho por alguien, todo lo comprendido, es comprendido por alguien. Si lo dicho es comprendido, se ha hecho bien la tarea.

Y uno de los fenómenos que sucede ante tanta información, es como se ha dicho en otras oportunidades, saber que sirve y que no, hay que saber -si se me permite la licencia- separar el grano de la paja.
Es aquí donde entra el profesional de la salud, porque desde el principio de su formación empieza con las bases de conocimiento de biología celular, anatomía o relación macroscópica de los diferentes órganos y estructuras, histología o relación microscópica de los mismos órganos y estructuras, fisiología de órganos y sistemas, bioquímica, patología o las bases estructurales de la enfermedad en el organismo, fisiopatología o como la función se altera y produce el cambio estructural, farmacología o como aproximarse a la mejoría de procesos o de enfermedad por medio de medicamentos, toda la parte mental del enfermo a través de psicología, psicopatología, psiquiatría, para no olvidar que no hay enfermedades sino enfermos y todas las especialidades de la clínica, la larga lista de la cual se enorgullece el siglo XX, hijas de cirugía, pediatría, medicina interna y ginecología.


Y como no hay enfermedades sino enfermos, están otras ramas de las ciencias de la salud como enfermería, las diferentes terapias, fonoaudiología, optometría, imágenes diagnósticas entre otras varias prolijas de nombrar. Y por supuesto, sin olvidar la parte poblacional, epidemiológica, preventiva, donde la educación enfocada en la promoción y prevención en salud a la que se hace referencia en este escrito, vuelve a relucir.


Las tecnologías de información y comunicación – TIC han expandido nuestro conocimiento de muchas cosas. Somos humanidad más universal por conocer más del mundo, ahora esta información debe servir valóricamente para interactuar mejor entre nosotros.
Las TIC hacen que el Gran Público sea cada vez más informado y también más educado en salud, por todos los temas que tienen que ver con la innovación y el descubrimiento de nuevas terapias, así como las políticas sanitarias que deciden como implementar dichas terapias en la población, tema de salud pública que afortunadamente el Gran Público se ha dado progresivamente cuenta que no debe dejar concentradas en las manos usuales, sino que tiene que empezar a tomar la responsabilidad de esto.
tic-tac-toe-1242918_640

Imagen de uso libre, cortesía de Anarosadesebastiani, en https://pixabay.com/es/tic-tac-toe-juegos-junta-directiva-1242918/

00gliomas3 (1)

Evidencia sobre uso celulares y cáncer cerebral


Artículo 1. Gliomas y uso de celulares: más evidencia

fig08_glioma_thumb
Se hizo un análisis combinado de dos estudios de casos y controles sobre los tumores cerebrales malignos con los pacientes diagnosticados durante 1997-2003 y 2007-2009. Los pacientes tenían edades 20-80 años y 18-75 años, respectivamente, en el momento del diagnóstico. Sólo se incluyeron los casos con la verificación histopatológica del tumor. Se utilizaron controles basados en la población, pareados en edad y sexo. Las exposiciones fueron evaluados mediante un cuestionario. El grupo de referencia conjunto se utiliza en el análisis de regresión ajustado por sexo, edad, año de diagnóstico, y el índice socioeconómico.

En total, participaron 1.498 (89%) casos y 3.530 (87%) controles. El uso del teléfono móvil aumenta el riesgo de glioma, OR = 1,3, IC 95% = 1.1-1.6 general, aumentando a OR = 3,0, IC 95% = 1.7 a 5.2 en el grupo de latencia > 25 años de uso. El uso de teléfonos inalámbricos aumentó el riesgo de OR = 1,4, IC 95% = 1.1 a 1.7, con un riesgo más alto de los > 15-20 años de latencia de grupo, con OR = 1,7, IC 95% = 1.1 a 2.5. El OR aumentó de forma estadísticamente significativa tanto por cada 100 horas de uso acumulativo, como por año de latencia para el uso del teléfono móvil inalámbrico.

Los máximos valores de OR en general se encontraron resultados para el uso ipsilateral (del mismo lado) del teléfono, fuera móvil o inalámbrico con intervalos de confianza CI = 1.8, 95% = 1.4 a 2.2 y OR = 1,7, IC 95% = 1.3 a 2.1, respectivamente.

El riesgo más alto se encontró para el glioma en el lóbulo temporal. En primer lugar, el uso del teléfono móvil o inalámbrico antes de la edad de 20 años dio mayor OR para glioma frente a los grupos de edad más avanzada.
Nota: OR = Odds Ratio, razón de proporción de riesgo. Una forma estadística de indicar significancia.

fig9_glioma_slices

Imagen mostrando glioma. Tomada de http://www.rah.sa.gov.au/nucmed/PET/pet_docguide.htm

Artículo 2. El efecto carcinogénico de los campos electromagnéticos de radiofrecuencia en los seres humanos está implicados en la etiología de algunos tipos de tumores cerebrales.

electro agent

Para entender mejor el electromagnetismo

OBJETIVOS:

El objetivo fue analizar la asociación entre la exposición al teléfono móvil y primarias centrales tumores del sistema nervioso (gliomas y meningiomas) en adultos.
MÉTODOS:
CERENAT es un estudio tipo caso-control multicéntrico llevado a cabo en cuatro áreas en Francia durante 2004-2006. Los datos sobre el uso del teléfono móvil se recogieron a través de un cuestionario detallado entregado “cara a cara”. Se utilizó metodología de regresión logística condicional para los conjuntos emparejados para estimar OR ajustadas con intervalos de confianza (IC) del 95%.
RESULTADOS:
Se analizaron un total de 253 gliomas, 194 meningiomas y 892 controles emparejados seleccionados de las listas de elegibles locales. No se observó ninguna asociación con tumores cerebrales cuando se comparan a los usuarios regulares de teléfonos móviles con los que no fueron usuarios (OR = 1,24; IC del 95%: 0,86 a 1,77 para los gliomas, OR = 0,90; IC 95% 0,61 a 1,34 para los meningiomas).

Sin embargo, la asociación positiva fue estadísticamente significativo en los usuarios más pesados cuando se considera duración acumulada de toda la vida (≥896 h, OR = 2,89, IC 95% 1,41 a 5,93 para los gliomas; OR = 2,57; IC 95% 1,02 a 6,44 para los meningiomas) y el número de convocatorias de gliomas (≥18,360 llamadas, OR = 2.10, 95% IC 1.3 a 4.31). Los riesgos fueron mayores para los gliomas, tumores temporales, el uso del teléfono móvil en el trabajo y urbano.
CONCLUSIONES:
Estos datos adicionales apoyan los hallazgos anteriores de una asociación entre intenso del uso del teléfono móvil y los tumores cerebrales

00gliomas3 (1)

La lesión que uno definitiva y absolutamente no quiere tener dentro de su cráneo Tomada de http://opcionmedica.parentesisweb.com/articulos/tratamiento-de-los-gliomas-en-el-adulto

Referencias

https://www.facebook.com/613569022038907/photos/a.614069021988907.1073741827.613569022038907/816170728445401/?type=1&fref=nf&pnref=story

http://www.pathophysiologyjournal.com/article/S0928-4680(14)00064-9/pdf

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24816517

Para conocer más sobre gliomas 

http://www.acnweb.org/acta/2009_25_1_34.pdf

http://opcionmedica.parentesisweb.com/articulos/tratamiento-de-los-gliomas-en-el-adulto