Categoría: Salud

Efectos del mercurio en salud humana


A propósito de la situación suscitada con atún y mercurio en Colombia, con la firma van Camps, se comparten entradas en el sitio:

https://www.facebook.com/groups/161366980592425/search/?query=mercurio

vale la pena conocer lo que refiere la OMS sobre el mercurio y la salud humana, en

http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs361/es/

Anuncios

Divulgación en salud


medical-563427_1280

Imagen tomada de pixabay: de Darko sotjanovic, en link  https://pixabay.com/en/medical-appointment-doctor-563427/

 

La educación en salud para el ciudadano en general, es una necesidad siempre sentida, porque el grado de curiosidad continua de los enfermos o de quienes quieren prevenir llegar a un estado de enfermedad, requiere la adaptación a un entorno que, desafortunadamente ya no dejará de cambiar y por otro, los médicos con vocación de servicio a sus dolientes tienen una infatigable y omnipresente empatía hacía el paciente y su problemática.

Se ha conceptualizado sobre la Educación Para la Salud (E.P.S.) describiéndola como un proceso planificado y sistemático de enseñanza y aprendizaje, cuya orientación es a facilitar la adquisición, elección y mantenimiento de prácticas saludables, evitando al mismo tiempo las prácticas o conductas de riesgo (1).
En esto, hay que buscar la divulgación continua y amable de conocimientos de vanguardia y al mismo tiempo de conocimientos clásicos consagrados por el uso para ayudar al no fácil proceso de ayudar a modificar las conductas de la persona para lograr los cambios en los comportamientos para la adopción de estilos de vida saludable.
El reumatólogo y profesor  Carlo Vinicio Caballero Uribe comenta que los medios masivos de redes sociales, por ejemplo, son herramientas con una enorme utilidad para la adquisición y divulgación de información. En el área de la Medicina el uso correcto de las redes sociales debe permitir al profesional mantenerse actualizado de manera dinámica y práctica, mientras simultáneamente comparte y divulga información, además de establecer una nueva forma de comunicación y seguimiento a los pacientes (2).
Ante un sistema de salud tradicional que tiende a tener problemas inherentes a su complejización con el impacto de una escalada de costos, han surgido los e-pacientes, denominación dada por el médico Tom Fergusson para describir “a las personas que están preparadas, capacitadas, empoderadas y comprometidas en su salud y en la toma de decisiones sobre su atención médica”. Fergusson planteó la visión del cuidado de la salud como una asociación equilibrada entre los e-pacientes, los profesionales de la salud y los sistemas de los que forman parte (3).
Es creciente entonces la demanda de información de los pacientes por temas relacionados con su salud, por lo que wikipedia se refiere a los e-pacientes así: “Los e-pacientes representan la nueva generación de consumidores de salud informados que usan Internet para recopilar información sobre una condición médica de especial interés para ellos. El término comprende tanto a los que buscan una guía on-line para su propia enfermedad como los amigos y familiares que visitan el sitio en su nombre. Los e-pacientes presentan dos efectos en su búsqueda de información médica online: ‘mejor información de salud y servicios, y una relación diferente (pero no siempre mejor) con sus médicos.’”
Este modelo de los e-pacientes, ya cuenta con modelos de éxito, como se comenta en (4), aunque hay un trasfondo importante por ser la medicina un acto ligado a lo humano: es importante el contacto cara a cara, de forma que la e-medicina no debe ser la única opción de atención, sino un complemento al espectro de la atención médica, en cuanto que el acto médico que busca lo mejor para el estado de salud del paciente, debe ser personal y a discrecionalidad del médico, porque es quien mejor está preparado para saber que es lo que más conviene a sus pacientes. Una de las situaciones a la que ha llevado el enfoque economicista de la medicina gerenciada con su criterio enfocado en contención de costos, ha sido castigar el tiempo dedicado a los pacientes, por lo cual han surgido errores y los pacientes -obviamente- cuestionan el diagnóstico y las decisiones médicas, haciendo que los pacientes empiecen a buscar en internet información relativa a la del acto médico, el diagnóstico, los paraclínicos, las opiniones de otros pacientes en estas situaciones. No obstante, hay un pero para la información que obtiene el paciente: no cuenta con la experiencia del médico en situaciones similares, adquiridas en el “trabajo de campo” de la clínica, con la experiencia de múltiples observaciones.
Es por esto que la educación en salud es importante, para poder lograr el concurso de quien tiene como objetivo recuperar su estado de salud o frenar más deterioro, o prevenir llegar a ese estado de enfermedad, y de quien por formación y experiencia busca lo mejor para su paciente.
Referencias
1. Programa de educación para la salud Módulo 1 Salud – Enfermedad. En: http://www.madridsalud.es/publicaci…
3. e-pacientes: cómo nos pueden ayudar a cuidar mejor la salud. Dr Tom Ferguson con el Grupo de Trabajo Académico de e-Pacientes, en http://e-patients.net/u/2011/11/Lib…

Fed-Up


Conocí este documental por un bloguero que describió su valiente lucha contra la ingesta de azúcar.

Este es el blog:

http://www.latercera.com/noticia/tendencias/2016/01/659-664289-9-en-guerra-contra-el-azucar.shtml

Versión en Youtube subtitulada en español

English version

Lo que constituye  el dulce de chocolate, en: http://despiertavivimosenunamentira.com/lo-que-hay-dentro-de-un-bote-de-nutella/

 

Bebidas de soda y salud en niños


grandstand-330930_1280 (1)

Crédito de imagen: efraimstochter, en https://pixabay.com/es/tribuna-juguetes-hombres-ni%C3%B1o-330930/

J Pediatr. 2013 Nov;163(5):1323-8. doi: 10.1016/j.jpeds.2013.06.023. Epub 2013 Aug 19.

Soft drinks consumption is associated with behavior problems in 5-year-olds.

Suglia SF1, Solnick S, Hemenway D.

Abstract

OBJECTIVE:To examine soda consumption and aggressive behaviors, attention problems, and withdrawal behavior among 5-year-old children.STUDY DESIGN:
The Fragile Families and Child Wellbeing Study is a prospective birth cohort study that follows a sample of mother-child pairs from 20 large US cities. Mothers reported children’s behaviors using the Child Behavior Checklist at age 5 years and were asked to report how many servings of soda the child drinks on a typical day.

RESULTS:
In the sample of 2929 children, 52% were boys, 51% were African-American, 43% consumed at least one serving of soda per day, and 4% consumed 4 or more servings per day. In analyses adjusted for sociodemographic factors, consuming one (beta, 0.7; 95% CI, 0.1-1.4), 2 (beta, 1.8; 95% CI, 0.8-2.7), 3 (beta, 2.0; 95% CI, 0.6-3.4), or 4 or more (beta, 4.7; 95% CI, 3.2-6.2) servings was associated with a higher aggressive behavior score compared with consuming no soda. Furthermore, those who consumed 4 or more (beta, 1.7; 95% CI, 1.0-2.4) soda servings had higher scores on the attention problems subscale. Higher withdrawn behavior scores were noted among those consuming 2 (beta, 1.0; 95% CI, 0.3-1.8) or 4 or more (beta, 2.0; 95% CI, 0.8-3.1) soda servings compared with those who consumed no soda.

CONCLUSION:
We note an association between soda consumption and negative behavior among very young children; future studies should explore potential mechanisms that could explain this association.
Full text

Sigue leyendo

“Inflammaging” y envejecimiento


The association between the increase in life expectancy in humans and age related changes in the immune system promotes that individuals are exposed longer to endogenous and environment antigens which allows an activation of the innate immune system and the subsequent establishment of a low grade chronic inflammation state with an increased expression of proinflammatory cytokines (tumor necrosis factor alpha, interleukin 6, etc.). This inflammatory state referred as inflammaging.
Con el aumento en la expectativa de vida del ser humano, los individuos se encuentran expuestos por más tiempo a distintos antígenos que, junto con el envejecimiento del sistema inmunológico, favorecen el establecimiento de un estado inflamatorio crónico de bajo grado con aumento en la expresión de citocinas proinflamatorias (factor de necrosis tumoral alfa, interleucina 6, étc.). Este estado denominado inflammaging se caracteriza por un envejecimiento de origen inflamatorio.

INTERVENCIONES
 El ejercicio físico es hasta el momento una de las posibles intervenciones útiles para evitar los efectos de la inflamación en el origen de enfermedades asociadas al envejecimiento. El ejercicio promueve un estado de estrés regulado. Éste incrementa los niveles séricos de IL-6 lo cual conduce a un mayor consumo de tejido adiposo al favorecer la lipólisis para producir de forma eficiente energía durante la actividad física. Además, los incrementos en la IL-6 se relacionan con una reacción compensadora caracterizada por la producción de IL-10 y otras citocinas con funciones antagónicas al receptor de la IL-1 por lo que induce un equilibrio en la balanza de la inflamación.

Las asociaciones entre el riesgo para la Enfermedad de Alzheimer (AD) y la ingesta de Acido ascórbico (AA)  se han investigado en varios grandes estudios de población, tanto en los EE.UU. y también en una muestra grande de Europa. Uno de los primeros estudios parecía muy prometedor cuando los datos se informaron de la Healthy Aging Chicago Proyecto (CHAP) que muestra que ninguno de los mayores a 65 años, sobre los 633 participantes sin demencia que tomaron ácido ascórbico, desarrollaron AD en el período de seguimiento (promedio de 4 años ). Un patrón más complejo de los efectos se informó en el Estudio de Envejecimiento Honolulú-Asia que comprendía hombres de 71 años a 93 años. En los individuos cognoscitivamente intactos, la ingesta de ácido ascórbico se asoció con una mayor probabilidad para un mejor rendimiento de función cognitiva. La alta ingesta de ácido ascórbico y vitamina E se asociaron con una menor probabilidad de demencia vascular.(Referencia: Nutrients. 2014 Apr 24;6(4):1752-81.) Sigue leyendo

Hígado graso y síndrome metabólico


A propósito del llamado hígado graso no alcohólico: cada vez con mayor frecuencia se lo está considerando heraldo de malas noticias para el aparato cardiovascular, relacionado con el síndrome metabólico con el que suele ir de la mano.

En qué consiste el hígado graso

En qué consiste el hígado graso

El síndrome metabólico con su pluripatología se comporta -si se me permite la licencia mitológica-, como la Hidra de Lerna: muchas cabezas de una misma enfermedad.

Esta relación se está empezando a describir con cada vez mayor frecuencia, y hay que tenerla en cuenta en la medida que una de las formas de manejo es relativamente fácil: con probióticos, confirmado por meta-análisis (http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3812493/pdf/WJG-19-6911.pdf )

Esta es la conclusión del artículo de Nan Hee Kim, Juri Park,  Seong Hwan Kim y colaboradores:

NAFLD was associated with early alterations of cardiovascular system, independent of established cardiovascular risk factors and MetS.
Acrónimo NAFLD: Non-alcoholic fatty liver disease. Enfermedad grasa hepática no alcohólica.

Referencia: http://heart.bmj.com/content/100/12/938.full.pdf+html

Otros recursos en la red:

Búsqueda en MedLine PubMed con términos de búsqueda: NAFLD and treatment and probiotics

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=NAFLD+and+treatment+and+probiotics

Más sobre el hígado graso

http://www.gastroenterologosecuador.com/patologias/higado.htm

More information about HONcode

Estudio Comparativo ALLHAT


animated14x28

Este estudio clínico es de los que a uno como clínico le gustaría ver más en el sentido de establecer si los nuevos medicamentos funcionan mejor que los antiguos. El contexto es que hay que tener en cuenta que muchos de los estudios clínicos que se presentan son solamente comparativos vs. placebo y los nuevos medicamentos que suelen tener unos costos muchos más elevados para los sistemas de salud, deberían justificar que tienen significativamente más beneficios que los ya existentes, para poder justificar en general los mayores costos que tienen. Escribo esto a propósito de material escrito por Marcia Angell MD, editora en jefe durante más de 20 años de la muy prestigiosa y reconocida New England Journal of Medicine.

angell.480 (1) Marcia Angell.

Este estudio se llama ALLHAT,con un número de eventos importantes, que confiere suficiente poder estadístico al estudio, a pesar de las diferencias en los niveles de presión arterial logrados, tampoco se pudieron establecer resultados estadísticamente significativos en términos de prevenci ón de mortalidad total e infarto de miocardio entre las tres medicaciones, y en prevención de eventos cerebrovasculares entre clortalidona y amlodipina. Sólo la clortalidona mostró un perfil más favorable que las otras dos medicaciones para proteger del desarrollo de insuficiencia cardíaca, y comparando con lisinopril, de accidentes cerebrovasculares. En este punto deberíamos preguntarnos por qué diferencias de PA estadísticamente significativas no se traducen en reducciones de eventos cardiovasculares duros, hecho perfectamente demostrado a partir tanto de estudios epidemiológicos como de ensayos clínicos controlados.

El estudio ALLHAT fue desarrollado en forma oficial por el Instituto Nacional del  Corazón, Pulmón y Sangre de los Estados Unidos, incluyó pacientes hipertensos arteriales estadios 1 y 2 de más de 55 años de edad con un factor de riesgo cardiovascular, y comparó clortalidona, amlodipina y lisinopril. La clortalidona redujo la presión arterial sistólica m ás que la amlodipina y el
lisinopril; la amlodipina redujo la presión diastólica m ás que la clortalidona y el lisinopril; la amlodipina redujo la presión sistólica m ás que el lisinopril; no hubo diferencias entre clortalidona y lisinopril para la diastólica. Estos resultados no concuerdan con los de los ensayos clínicos controlados publicados previamente, en los que se demostró equipotencia entre las diversas familias
de medicamentos, como ha ocurrido en los estudios INSIGHT y STOP 2, por ejemplo.

En el estudio ALLHAT han quedado claramente establecidos los efectos metabólicos de las distintas medicaciones, los cuales indudablemente también interfieren en el desarrollo de eventos duros. La clortalidona aumenta los niveles promedio de glicemia y la incidencia de diabetes mellitus, presenta mayores niveles de colesterol total promedio y de pacientes con hipercolesterolemia, y reduce significativamente la potasemia promedio, aumentando el porcentaje de pacientes con hipokaliemia. La amlodipina no modificó las glicemias promedio de la población en estudio durante los 4 años del mismo, aunque en este grupo desarrollaron
diabetes mellitus más pacientes que con lisinopril; por otra parte, no mostró diferencias con esta última droga en los niveles de colesterol plasmático total y kaliemia. Finalmente, el lisinopril fue la única de las tres drogas que redujo las glicemias promedio y tuvo significativamente menor desarrollo de diabetes mellitus. Por lo expuesto, quizás las diferencias en t érminos de reducción de PA puedan ser contrarrestadas por diferencias en efectos metabólicos, y esto pueda explicar los resultados neutros en la mayoría de los puntos finales duros.

CONCLUSIONES 

El estudio ALLHAT no mostró diferencias estadísticamente significativas entre las tres medicaciones en términos de prevención de mortalidad total e infarto de  miocardio.

Además, corrobora la presunción de que los bloqueantes de los canales de calcio no previenen el desarrollo de insuficiencia cardíaca en pacientes hipertensos arteriales, pero sorprende ostensiblemente que los inhibidores de la enzima convertidora  no tengan este efecto, según ALLHAT,  ya que en metaanálisis previos se habían observado beneficios comparables con diuréticos y/o betabloqueadores, e inclusive mayor beneficio con inhibidores ECA.

Referencias

http://www.fac.org.ar/1/revista/03v32n2/actual/act01/piskorz.PDF

http://clinical.diabetesjournals.org/content/21/3/102.full