Categoría: Neurociencias

Sobre libro: Conciencia como campo – Un análisis fenomenológico.


En el blog: https://cerebromenteconciencia.wordpress.com/

https://cerebromenteconciencia.wordpress.com/2018/09/23/conciencia-como-campo/

Libro 49 de 2018

Anuncios

Impacto en Research Gate


Gracias a la amable audiencia que hace posible esto, es motivador para continuar publicando.

statis RG jul 28 2018 (2)

Publicaciones en:

ResearchGate

Sleeping brain


Plasticidad cerebral en la infancia


http://www.enlaces.cl/wp-content/uploads/ppt-Amanda-Cespedes.pdf

http://www.cpeip.cl/wp-content/uploads/2016/11/EL-APORTE-DE-LAS-NEUROCIENCIAS-A-LA-EFECTIVIDAD-DOCENTE.pdf

  • Permite aprendizaje por prácticamente toda la vida, pero tiene su edad de oro en la infancia.

Sobre libro: Hombres – El sexo débil y su cerebro, por Gerard Hütler.


El marco genético

Ya desde el inicio, el bebé de sexo masculino viene marcado por su experiencia única de tener el exclusivo cromosoma Y. Un cromosoma que no tiene opción de copiado, a diferencia de las mujeres, que pueden copiar su información genética libremente durante su etapa de desarrollo embrionario, con lo cual los embriones femeninos tienen mejor capacidad de supervivencia.

Sabían que la mayoría de pérdidas durante el embarazo corresponde a fetos y embriones de sexo masculino? De hecho, los terribles cambios políticos que sucedieron luego de la caída del muro de Berlín en 1989, resultaron en una dramática disminución de los nacimientos de niños (de sexo masculino) en esa zona del mundo. Esta es una situación que muestra por parte del autor, lo lábiles y susceptibles ante el medio ambiente que son los bebés masculinos.

La biología vista en perspectiva panorámica, muestra que el sexo femenino tiene la ventaja evolucionaria de transmitir y conservar lo que es la especie, de hecho hay muchas especies donde no hay sexo masculino, o lo hay transitoriamente (caracoles, por ejemplo), sobre todo cuando hay épocas duras.

La perspectiva biológica

Hüther se refiere al sexo por conjugación y al sexo por fusión, donde los organismos inferiores que se reproducen a miríadas, solamente intercambian algunas porciones de ADN, pero no cambian, que es el que suelen mantener las bacterias, donde se intercambian algunos fragmentos de ADN, que son los plásmidos de conjugación…. en contraste, en el sexo por fusión, el que origina un cigoto, ocurre la unión o fusión de ADN de dos células parentales, donde una de ellas lo cede todo, queda únicamente el acrosoma del espermatozoide y la unión de los núcleos resulta en un ser completamente nuevo.

cigoto-o

Cigoto en división. Crédito de imagen: https://gifsoup.com/view/5210714/cigoto.html

El sexo por conjugación permite un boleto con un solo número, mientras que el sexo por fusión donde sale un ser totalmente nuevo, permite boletas con diferentes números. Y en esa modalidad están los mamíferos, donde cada ser nuevo que se forma está en condiciones diferenciales con respecto a otros de adaptarse al medio ambiente y permitir la propagación de esos genes “ganadores”.

El cerebro de hombre

La exposición in útero a testosterona elevada, lleva a especialización del hemisferio derecho, el responsable de la mejor ubicación espacial que tienen los hombres, y también a una menor integración hemisférica, situaciones particulares que generan la tendencia para buscar cosas diferentes durante la infancia, buscar compañía constantemente, buscar reconocimiento: estas son cosas predominantemente masculinas. El desarrollo epigenético de los niños está enmarcado por mayor dependencia de las figuras del medio ambiente, por mayor impulsividad, para compararlo con las niñas, Hüther recurre a un diciente ejemplo: en el cerebro hay una orquesta por ejemplo con violines, flautas, címbalos y trompetas. Y en los niños, quedan en primer lugar, sonando los címbalos y las trompetas, todo lo de hacer fanfarria, llamar la atención.

men-woman-brain

Cerebro masculino y femenino. Crédito de imagen: https://www.emaze.com/@AOCCCWZR/Brain-Based-Learning

La propensión a buscar compañía por su profunda dependencia, hace que el hombre realice cosas que pueden no tener sentido. Escalas montañas altas, explorar la Antártica y congelarse, hacer buceo a pulmón libre, dedicarse a ser anacoreta en una columna por lustros y lustros soportando las inclemencias del clima, dedicarse a amasar dinero, hacer deportes absurdos donde se hiere bizarramente, componer sinfonías excelsas. Esto lo hace por el reconocimiento, que de paso se vuelve un sex appeal para atraer a potenciales consortes que buscan en la medida de su capacidad de “éxito social” un medio familiar favorable, con recursos, que permita el mejor desarrollo epigenético de los hijos. No hay mayor afrodisíaco que el poder, dice una conocida frase, donde cabe entonces contextualizar poder como capacidad de haber conseguido algo en un medio adverso.

El marco epigenético

El marco epigenético de refiere a ese conjunto de circunstancias externas únicas y particulares al humano, que dependen entonces enteramente del medio político, familiar y socio-cultural, que hacen posible el aprendizaje. Y hubo una época en que era más fácil el rol masculino cuando sociedades menos flexibles que las nuestras, estaban con opciones más circunscritas a lo bélico, donde todo giraba en torno a lo castrense. Y la diferencia que hace que un niño de este tiempo logre cosas en teoría superiores a un humano del paleolítico, es básicamente la sociedad. De tal modo que las sociedades flexibles sin encasillamiento en roles fijos centrados en el quehacer bélico, brindan más posibilidades epigenéticas de desarrollo a sus miembros.

Growth_of_a_Neuron_GIF

Plasticidad de sistema nervioso, representada en crecimiento neuronal. Crédito de imagen: https://i2.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/2/2d/Growth_of_a_Neuron_GIF.gif

La plasticidad moldeable de los cerebros masculinos, tiene fuertes improntas por figuras de crianza. El juego es un detonador de lo que busca el cerebro masculino: estimulación, novedad, (sensation seeking), descubrir cosas nuevas y en este escenario, Hüther aporta mucho en particular sobre la crianza de los niños. Y también muestra un panorama de consecuencias desoladoras cuando no confluyen estas condiciones: la búsqueda de novedad y de compañía, esa sensación de dependencia se decanta hacia lo que las sociedades modernas tanto temen: las pandillas o gangs, la violencia, el proxenetismo, la drogadicción, el alcoholismo, los delitos, la evasión de los adolescentes en las pantallas de videojuegos.

Tan lejos, tan cerca

Si no se sabe a dónde se va, cualquier camino le lleva a uno, le contestó el gato de Cheshire a Alicia. El género masculino ha tenido su inserción en el desarrollo evolutivo de la especie, en función complementaria al femenino, para poder generar un entorno familiar que permitiera el desarrollo de los hijos en circunstancias duras y cambiantes, de un medio ambiente que ocurrió hace mucho tiempo.

Hüther también se refiere a esto con otro dicente ejemplo: un jugador de fútbol tiene una pierna de sostén y una pierna que patea. Ambas son necesarias para el mejor desempeño en el juego. Y al mismo tiempo que ambas son diferentes, son complementarias entre sí.

Este es el tipo de diversidad que ha conseguido biológicamente el cromosoma Y, el que se observa en la cromatina de Barr.

 

A dónde llegar.

Y Hüther reclama como lo hiciera en su momento el psiquiatra colombiano Luis Carlos Restrepo, el derecho de los hombres a la ternura. El niño que crece en un medio donde no hay miedo, fingimientos, tiene más oportunidades de ser un niño libre. Y puede desarrollar su capacidad, de descubrir más en el mundo, para hacer que el mundo sea un lugar mejor para los que vienen.

Y queda un mensaje después de todo este periplo, el de trascendencia. Los hombres que han transformado el mundo, logran llegar a la mayor cantidad de seres. Personalidades como Jesús de Nazareth, Orígenes, Sócrates, Mozart, Bach, Dostoyewski, Gandhi, Krisnamurthi, Soleshnytzin, Ramón y Cajal, Epícteto y una larga, muy larga lista de forjadores a lo largo del tiempo, sirven como modelo de trascendencia para mejorar la especie. Donde los importante es el amor, sin sentimiento no es posible el mejor desempeño de la razón y es ahí donde está el reto, de crear un medio social tal que permita aflorar las mejores capacidades de cada ser.

Otra reseña del libro enhttp://unlibroparaestanoche.com/2011/04/01/hombres-el-sexo-debil-y-su-cerebro-gerald-huther/

Temas relacionados:
Sobre libro: La cadera de Eva, por José Enrique Campillo Álvarez MD
Libro: El comportamiento animal del hombre, por David Barash.

Noticias del mundo de la medicina en:  https://alejandromeloflorian.wordpress.com/

“Inflammaging” y envejecimiento


The association between the increase in life expectancy in humans and age related changes in the immune system promotes that individuals are exposed longer to endogenous and environment antigens which allows an activation of the innate immune system and the subsequent establishment of a low grade chronic inflammation state with an increased expression of proinflammatory cytokines (tumor necrosis factor alpha, interleukin 6, etc.). This inflammatory state referred as inflammaging.
Con el aumento en la expectativa de vida del ser humano, los individuos se encuentran expuestos por más tiempo a distintos antígenos que, junto con el envejecimiento del sistema inmunológico, favorecen el establecimiento de un estado inflamatorio crónico de bajo grado con aumento en la expresión de citocinas proinflamatorias (factor de necrosis tumoral alfa, interleucina 6, étc.). Este estado denominado inflammaging se caracteriza por un envejecimiento de origen inflamatorio.

INTERVENCIONES
 El ejercicio físico es hasta el momento una de las posibles intervenciones útiles para evitar los efectos de la inflamación en el origen de enfermedades asociadas al envejecimiento. El ejercicio promueve un estado de estrés regulado. Éste incrementa los niveles séricos de IL-6 lo cual conduce a un mayor consumo de tejido adiposo al favorecer la lipólisis para producir de forma eficiente energía durante la actividad física. Además, los incrementos en la IL-6 se relacionan con una reacción compensadora caracterizada por la producción de IL-10 y otras citocinas con funciones antagónicas al receptor de la IL-1 por lo que induce un equilibrio en la balanza de la inflamación.

Las asociaciones entre el riesgo para la Enfermedad de Alzheimer (AD) y la ingesta de Acido ascórbico (AA)  se han investigado en varios grandes estudios de población, tanto en los EE.UU. y también en una muestra grande de Europa. Uno de los primeros estudios parecía muy prometedor cuando los datos se informaron de la Healthy Aging Chicago Proyecto (CHAP) que muestra que ninguno de los mayores a 65 años, sobre los 633 participantes sin demencia que tomaron ácido ascórbico, desarrollaron AD en el período de seguimiento (promedio de 4 años ). Un patrón más complejo de los efectos se informó en el Estudio de Envejecimiento Honolulú-Asia que comprendía hombres de 71 años a 93 años. En los individuos cognoscitivamente intactos, la ingesta de ácido ascórbico se asoció con una mayor probabilidad para un mejor rendimiento de función cognitiva. La alta ingesta de ácido ascórbico y vitamina E se asociaron con una menor probabilidad de demencia vascular.(Referencia: Nutrients. 2014 Apr 24;6(4):1752-81.) Sigue leyendo

Internet y efectos en el cerebro


Introducción

Se hacen críticas a que el exceso de datos de google e internet genera más información y menos conocimiento. Las calculadoras digitales han hecho que ya no se hagan operaciones mentalmente o con lápiz y papel, consecuentemente muchas personas ya tienen dificultades con las tablas de multiplicar y muchas otras personas ya no se toman el trabajo de memorizar, dejando para sus memorias lo menos posible porque tienen la certeza de recuperar la información desde la “nube“.

univ rays

Sin duda, las nuevas tecnologías están cambiando los hábitos de la vida diaria, tanto a nivel laboral como familiar, lo que se ha descrito extensamente. La costumbre que dichas tecnologías han generado a los usuarios, las profunda sensación de necesidad y la dependencia de ellas para algunas actividades. generan un interrogante ¿Es esto bueno para el aprendizaje y para nuestra forma de pensar? (2)

Aunque algunos estudios constatan que en la actualidad hablamos más deprisa (en concreto, pronunciamos 160 palabras por minuto, quince más que en el año 2.000) y ahora escuchamos menos (1). Casualmente, los neurólogos están constatando algo que ya se venía sospechando: el cerebro gasta menos energía en observar el mundo exterior –las dimensiones y señales codificadas que le revelan lo que ocurre fuera son pocas y malas– que en elucubrar, experimentar e imaginar; de tal modo que si hablamos todo el tiempo, el cerebro ya no puede hacerlo. Esto que se constata en los escenarios de la neurociencia, confirma lo que el filósofo Epicteto había dicho hace varios siglos, en cuanto que “la naturaleza la ha dado al hombre una sola lengua pero dos oídos para que podamos oír el doble de lo que se habla.”

Homo zappiens

Y no sólo eso, sino que este ritmo acelerado se está trasladando al sexo, a la alimentación (y de ahí el surgimiento como reacción, del slow-food o comer sin prisa) y prácticamente a cualquier ámbito. Y hasta donde ha llegado esto, es que incluso los dibujos animados están bajo sospecha, como demuestra un estudio de la Universidad de Virginia (EE.UU.) que parece sugerir que el ritmo frenético que imprime el personaje de Bob Esponja generan un déficit de atención (otro trastorno emergente…) en los niños, hasta el punto de dispersar su atención en la escuela (2)

Desde el punto de vista cognoscitivo hay algunos datos de interés como que sólo utilizamos aproximadamente un 25% de nuestra capacidad de escuchar,  sólo usamos aproximadamente un décimo del potencial de memoria y en el término de 8 horas nos olvidamos de la mitad de lo que hemos oído, porque esa es la función usual de los llamados circuitos reverberantes cerebrales, descritos por el neuropsicólogo canadiense Donald Olding Hebb, que al dispararse en forma repetitiva, ayudan a ocasionar los trazos de memoria. Y La memoria de corto plazo, por ejemplo es la de aprenderse números telefónicos suele durar entre 10 y 15 segundos (3,7).

donad-hebb-2

El psicólogo canadiense Donald Olding Hebb Tomado de https://grupoespiritaisladelapalma.wordpress.com/tag/redes-hebbianas/

La alteración de las facultades cognoscitivas

Es bastante conocido el material de Nicholas Carr, un investigador que suele escribir sobre nuevas tecnologías en The New York Times, The Wall Street Journal y Financial Times; él sostiene que cada nueva tecnología obliga al cerebro a ajustarse a una nueva manera de procesar y almacenar la información. En este sentido, señala Carr, internet estaría fomentando el “picoteo” rápido y distraído de pequeños fragmentos de información de muchas fuentes a una velocidad inusitada, sin dejar espacio para la reflexión y el pensamiento crítico.

Y ese proceso reflexivo es algo que hace bastante falta, a la luz de las funciones mentales superiores prefrontales. La neuropsicología describe que las llamadas funciones ejecutivas hacen referencia a las capacidades para establecer nuevos patrones de conducta y reflexionar sobre ellos. Las funciones ejecutivas se requieren, principalmente, en situaciones novedosas o no familiares, en donde la persona no sabe exactamente qué es lo que tiene que hacer o cómo hacer algo. Dichas funciones están relacionadas con la búsqueda  de la conducta más adecuada cuando las conductas previamente establecidas no resultan útiles o apropiadas. De tal manera, las funciones frontales que están comprometidas porque no se deja tiempo para el pensamiento crítico, alteran un amplio rango de capacidades adaptativas como la creatividad o el pensamiento abstracto, la introspección y aquellos procesos que permiten al individuo analizar lo que quiere, como conseguirlo y como establecer el plan de actuación más adecuado.(4)

hairdo

Adicción a internet: nueva entidad?

Y aquí va de nuevo la adicción a Internet, (sigla en inglés IAD= Internet Adiction Disorder) como se acepta en la base PubMed de datos del NIH. Lo que se ha descrito de dicha adicción, es que ocurre en el grupo etáreo entre 20 – 30 años, y con frecuencia hay un retraso de más de una década desde el inicio hasta la aparición del problema.

La adicción a Internet se ha asociado con depresión y con indicadores de aislamiento social medido dimensionalmente . Y lo interesante es que ante este escenario de internet, hay comorbilidad psiquiátrica común, como trastornos del estado de ánimo, ansiedad, trastornos del control de impulsos y uso de sustancias alucinógenas. En este escenario hay involucrados factores psicológicos, neurobiológicos y culturales. Desde el punto de vista de la solución, aunque no existen tratamientos basados ​​en la evidencia para la adicción a internet, los enfoques cognitivo-conductuales podrían ser útiles. (5)

Impacto de adicción a Internet en el funcionalismo neuronal

Y desde  el punto de vista de evidencia de la neurociencia, ya hay informes que demuestran que existe una alteración significativa en el llamado conectoma funcional de los pacientes con trastorno de adicción a internet (sigla IAD en inglés) , en particular entre regiones situadas en los lóbulos frontal, occipital y parietal. Las conexiones afectadas son las de largo alcance y las conexiones inter- hemisféricas. Además, el análisis de correlación demuestra que las anomalías regionales observadas se correlacionan con la gravedad del IAD y las evaluaciones clínicas de comportamiento. Los resultados (6), publicados en la Librería Pública de ciencia-PLOS, en Septiembre de 2014,  son relativamente consistentes entre diversos atlas anatómica y funcionalmente definidos, que sugieren que la adicción a internet-IAD provoca interrupciones funcionales de la conectividad neuronal y ocasionan que tales interrupciones se pueden asociar a alteraciones del comportamiento o del estado del ánimo, arriba descritas.

conectividad

Referencias bibliográficas.

1. http://www.estimulacion-cognitiva.com/2012/03/07/%C2%BFcomo-influyen-las-nuevas-tecnologias-en-nuestra-estimulacion-cognitiva/

2. http://www.eduardpunset.es/8570/general/hablamos-en-exceso-y-no-escuchamos-lo-suficiente

http://en.wikibooks.org/wiki/Cognitive_Psychology_and_Cognitive_Neuroscience/Memory

4. http://ocw.um.es/cc.-sociales/neuropsicologia/material-de-clase-1/tema-8.-funciones-ejecutivas.pdf

5. Shaw M, Black DW. Internet addiction: definition, assessment, epidemiology and clinical management. CNS Drugs. 2008;22(5):353-65. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18399706

6. Wee CY, Zhao Z, Yap PT, Wu G, Shi F, Price T, Du Y, Xu J, Zhou Y, Shen D. Disrupted brain functional network in internet addiction disorder: a resting-state functional magnetic resonance imaging study. PLoS One. 2014 Sep 16;9(9):e107306. doi: 10.1371/journal.pone.0107306. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4165900/pdf/pone.0107306.pdf

7. Información sobre la memoria: http://www.csi-csif.es/andalucia/modules/mod_ense/revista/pdf/Numero_15/ILDEFONSO_RAMIREZ_2.pdf

Video