Categoría: Informacion

Médico como educador


 

Este es un link en la plataforma Behance, que presenta a modo de biblioteca, las opciones de material para educación en salud.
Comento un poco al respecto: por qué el interés en educación de temas en salud?
1. Porque es una forma de ayudar a otros a comprnder mejor que pueden hacer en pro de su salud.
2. Porque es una forma de ejercer la profesión.
3. Porque de alguna forma, lo poco que se sabe si no se comparte, no es útil.
4. Porque es una forma también de poner “grano de arena” social.
5. Porque ayuda al propio aprendizaje y a estar actualizado.
6. Porque ayuda a reforzar la práctica clínica.
7. Porque este tipo de educación es mejor que lo haga quien tiene suficiencia académica.
El crecimiento exponencial de la información científico-médica en los diferentes medios de comunicación, omnipresentes y parte de nuestra era de información está desencadenado una nueva revolución en el sentido como lo veía Thomas Kuhn, de estar entrando en la era de la sabiduría. Aclaro esto:

Los datos puros no sirven de mucho, solamente sirven si hay contexto en la mente de quien recibe dichos datos, dicha información. Como todo lo dicho, es dicho por alguien, todo lo comprendido, es comprendido por alguien. Si lo dicho es comprendido, se ha hecho bien la tarea.

Y uno de los fenómenos que sucede ante tanta información, es como se ha dicho en otras oportunidades, saber que sirve y que no, hay que saber -si se me permite la licencia- separar el grano de la paja.
Es aquí donde entra el profesional de la salud, porque desde el principio de su formación empieza con las bases de conocimiento de biología celular, anatomía o relación macroscópica de los diferentes órganos y estructuras, histología o relación microscópica de los mismos órganos y estructuras, fisiología de órganos y sistemas, bioquímica, patología o las bases estructurales de la enfermedad en el organismo, fisiopatología o como la función se altera y produce el cambio estructural, farmacología o como aproximarse a la mejoría de procesos o de enfermedad por medio de medicamentos, toda la parte mental del enfermo a través de psicología, psicopatología, psiquiatría, para no olvidar que no hay enfermedades sino enfermos y todas las especialidades de la clínica, la larga lista de la cual se enorgullece el siglo XX, hijas de cirugía, pediatría, medicina interna y ginecología.


Y como no hay enfermedades sino enfermos, están otras ramas de las ciencias de la salud como enfermería, las diferentes terapias, fonoaudiología, optometría, imágenes diagnósticas entre otras varias prolijas de nombrar. Y por supuesto, sin olvidar la parte poblacional, epidemiológica, preventiva, donde la educación enfocada en la promoción y prevención en salud a la que se hace referencia en este escrito, vuelve a relucir.


Las tecnologías de información y comunicación – TIC han expandido nuestro conocimiento de muchas cosas. Somos humanidad más universal por conocer más del mundo, ahora esta información debe servir valóricamente para interactuar mejor entre nosotros.
Las TIC hacen que el Gran Público sea cada vez más informado y también más educado en salud, por todos los temas que tienen que ver con la innovación y el descubrimiento de nuevas terapias, así como las políticas sanitarias que deciden como implementar dichas terapias en la población, tema de salud pública que afortunadamente el Gran Público se ha dado progresivamente cuenta que no debe dejar concentradas en las manos usuales, sino que tiene que empezar a tomar la responsabilidad de esto.
tic-tac-toe-1242918_640

Imagen de uso libre, cortesía de Anarosadesebastiani, en https://pixabay.com/es/tic-tac-toe-juegos-junta-directiva-1242918/

Notas médicas y varias en Facebook


AnimatedGIFsFantasybookoflife

Publicado originalmente en: https://librarymedical.wordpress.com/2015/05/04/notas-medicas-y-varias-en-facebook/

A continuación se listan artículos varios en página de notas de Facebook. Se presentan de forma organizada según temática, lo cual hace más fácil la consulta de referencia.

De práctica médica

Reflexiones sobre la práctica médica

Médicos en EE.UU. desencantados con la atención a pacientes

El nuevo rol del médico

Faltan médicos especialistas?

Bibliotecas virtuales

Memes: genes de la cultura

Temas sobre salud pública

Sensatez y publicidad a medicamentos.

Cómo usan los pacientes Internet

Temas sobre neurociencia

Mind, meditation, consciousness and quantum mechanics

Material sobre memoria

Lo que hace por el cerebro la escritura a mano

Comentarios sobre el paradigma holográfico y la conciencia

Teoría de la mente, por Antonio Damasio

Estimulación cortical contralateral usando mano no dominante

Temas sobre envejecimiento

Temas sobre Envejecimiento Exitoso

Internet y efectos en el cerebro


Introducción

Se hacen críticas a que el exceso de datos de google e internet genera más información y menos conocimiento. Las calculadoras digitales han hecho que ya no se hagan operaciones mentalmente o con lápiz y papel, consecuentemente muchas personas ya tienen dificultades con las tablas de multiplicar y muchas otras personas ya no se toman el trabajo de memorizar, dejando para sus memorias lo menos posible porque tienen la certeza de recuperar la información desde la “nube“.

univ rays

Sin duda, las nuevas tecnologías están cambiando los hábitos de la vida diaria, tanto a nivel laboral como familiar, lo que se ha descrito extensamente. La costumbre que dichas tecnologías han generado a los usuarios, las profunda sensación de necesidad y la dependencia de ellas para algunas actividades. generan un interrogante ¿Es esto bueno para el aprendizaje y para nuestra forma de pensar? (2)

Aunque algunos estudios constatan que en la actualidad hablamos más deprisa (en concreto, pronunciamos 160 palabras por minuto, quince más que en el año 2.000) y ahora escuchamos menos (1). Casualmente, los neurólogos están constatando algo que ya se venía sospechando: el cerebro gasta menos energía en observar el mundo exterior –las dimensiones y señales codificadas que le revelan lo que ocurre fuera son pocas y malas– que en elucubrar, experimentar e imaginar; de tal modo que si hablamos todo el tiempo, el cerebro ya no puede hacerlo. Esto que se constata en los escenarios de la neurociencia, confirma lo que el filósofo Epicteto había dicho hace varios siglos, en cuanto que “la naturaleza la ha dado al hombre una sola lengua pero dos oídos para que podamos oír el doble de lo que se habla.”

Homo zappiens

Y no sólo eso, sino que este ritmo acelerado se está trasladando al sexo, a la alimentación (y de ahí el surgimiento como reacción, del slow-food o comer sin prisa) y prácticamente a cualquier ámbito. Y hasta donde ha llegado esto, es que incluso los dibujos animados están bajo sospecha, como demuestra un estudio de la Universidad de Virginia (EE.UU.) que parece sugerir que el ritmo frenético que imprime el personaje de Bob Esponja generan un déficit de atención (otro trastorno emergente…) en los niños, hasta el punto de dispersar su atención en la escuela (2)

Desde el punto de vista cognoscitivo hay algunos datos de interés como que sólo utilizamos aproximadamente un 25% de nuestra capacidad de escuchar,  sólo usamos aproximadamente un décimo del potencial de memoria y en el término de 8 horas nos olvidamos de la mitad de lo que hemos oído, porque esa es la función usual de los llamados circuitos reverberantes cerebrales, descritos por el neuropsicólogo canadiense Donald Olding Hebb, que al dispararse en forma repetitiva, ayudan a ocasionar los trazos de memoria. Y La memoria de corto plazo, por ejemplo es la de aprenderse números telefónicos suele durar entre 10 y 15 segundos (3,7).

donad-hebb-2

El psicólogo canadiense Donald Olding Hebb Tomado de https://grupoespiritaisladelapalma.wordpress.com/tag/redes-hebbianas/

La alteración de las facultades cognoscitivas

Es bastante conocido el material de Nicholas Carr, un investigador que suele escribir sobre nuevas tecnologías en The New York Times, The Wall Street Journal y Financial Times; él sostiene que cada nueva tecnología obliga al cerebro a ajustarse a una nueva manera de procesar y almacenar la información. En este sentido, señala Carr, internet estaría fomentando el “picoteo” rápido y distraído de pequeños fragmentos de información de muchas fuentes a una velocidad inusitada, sin dejar espacio para la reflexión y el pensamiento crítico.

Y ese proceso reflexivo es algo que hace bastante falta, a la luz de las funciones mentales superiores prefrontales. La neuropsicología describe que las llamadas funciones ejecutivas hacen referencia a las capacidades para establecer nuevos patrones de conducta y reflexionar sobre ellos. Las funciones ejecutivas se requieren, principalmente, en situaciones novedosas o no familiares, en donde la persona no sabe exactamente qué es lo que tiene que hacer o cómo hacer algo. Dichas funciones están relacionadas con la búsqueda  de la conducta más adecuada cuando las conductas previamente establecidas no resultan útiles o apropiadas. De tal manera, las funciones frontales que están comprometidas porque no se deja tiempo para el pensamiento crítico, alteran un amplio rango de capacidades adaptativas como la creatividad o el pensamiento abstracto, la introspección y aquellos procesos que permiten al individuo analizar lo que quiere, como conseguirlo y como establecer el plan de actuación más adecuado.(4)

hairdo

Adicción a internet: nueva entidad?

Y aquí va de nuevo la adicción a Internet, (sigla en inglés IAD= Internet Adiction Disorder) como se acepta en la base PubMed de datos del NIH. Lo que se ha descrito de dicha adicción, es que ocurre en el grupo etáreo entre 20 – 30 años, y con frecuencia hay un retraso de más de una década desde el inicio hasta la aparición del problema.

La adicción a Internet se ha asociado con depresión y con indicadores de aislamiento social medido dimensionalmente . Y lo interesante es que ante este escenario de internet, hay comorbilidad psiquiátrica común, como trastornos del estado de ánimo, ansiedad, trastornos del control de impulsos y uso de sustancias alucinógenas. En este escenario hay involucrados factores psicológicos, neurobiológicos y culturales. Desde el punto de vista de la solución, aunque no existen tratamientos basados ​​en la evidencia para la adicción a internet, los enfoques cognitivo-conductuales podrían ser útiles. (5)

Impacto de adicción a Internet en el funcionalismo neuronal

Y desde  el punto de vista de evidencia de la neurociencia, ya hay informes que demuestran que existe una alteración significativa en el llamado conectoma funcional de los pacientes con trastorno de adicción a internet (sigla IAD en inglés) , en particular entre regiones situadas en los lóbulos frontal, occipital y parietal. Las conexiones afectadas son las de largo alcance y las conexiones inter- hemisféricas. Además, el análisis de correlación demuestra que las anomalías regionales observadas se correlacionan con la gravedad del IAD y las evaluaciones clínicas de comportamiento. Los resultados (6), publicados en la Librería Pública de ciencia-PLOS, en Septiembre de 2014,  son relativamente consistentes entre diversos atlas anatómica y funcionalmente definidos, que sugieren que la adicción a internet-IAD provoca interrupciones funcionales de la conectividad neuronal y ocasionan que tales interrupciones se pueden asociar a alteraciones del comportamiento o del estado del ánimo, arriba descritas.

conectividad

Referencias bibliográficas.

1. http://www.estimulacion-cognitiva.com/2012/03/07/%C2%BFcomo-influyen-las-nuevas-tecnologias-en-nuestra-estimulacion-cognitiva/

2. http://www.eduardpunset.es/8570/general/hablamos-en-exceso-y-no-escuchamos-lo-suficiente

http://en.wikibooks.org/wiki/Cognitive_Psychology_and_Cognitive_Neuroscience/Memory

4. http://ocw.um.es/cc.-sociales/neuropsicologia/material-de-clase-1/tema-8.-funciones-ejecutivas.pdf

5. Shaw M, Black DW. Internet addiction: definition, assessment, epidemiology and clinical management. CNS Drugs. 2008;22(5):353-65. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18399706

6. Wee CY, Zhao Z, Yap PT, Wu G, Shi F, Price T, Du Y, Xu J, Zhou Y, Shen D. Disrupted brain functional network in internet addiction disorder: a resting-state functional magnetic resonance imaging study. PLoS One. 2014 Sep 16;9(9):e107306. doi: 10.1371/journal.pone.0107306. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4165900/pdf/pone.0107306.pdf

7. Información sobre la memoria: http://www.csi-csif.es/andalucia/modules/mod_ense/revista/pdf/Numero_15/ILDEFONSO_RAMIREZ_2.pdf

Video 

Estudio Comparativo ALLHAT


animated14x28

Este estudio clínico es de los que a uno como clínico le gustaría ver más en el sentido de establecer si los nuevos medicamentos funcionan mejor que los antiguos. El contexto es que hay que tener en cuenta que muchos de los estudios clínicos que se presentan son solamente comparativos vs. placebo y los nuevos medicamentos que suelen tener unos costos muchos más elevados para los sistemas de salud, deberían justificar que tienen significativamente más beneficios que los ya existentes, para poder justificar en general los mayores costos que tienen. Escribo esto a propósito de material escrito por Marcia Angell MD, editora en jefe durante más de 20 años de la muy prestigiosa y reconocida New England Journal of Medicine.

angell.480 (1) Marcia Angell.

Este estudio se llama ALLHAT,con un número de eventos importantes, que confiere suficiente poder estadístico al estudio, a pesar de las diferencias en los niveles de presión arterial logrados, tampoco se pudieron establecer resultados estadísticamente significativos en términos de prevenci ón de mortalidad total e infarto de miocardio entre las tres medicaciones, y en prevención de eventos cerebrovasculares entre clortalidona y amlodipina. Sólo la clortalidona mostró un perfil más favorable que las otras dos medicaciones para proteger del desarrollo de insuficiencia cardíaca, y comparando con lisinopril, de accidentes cerebrovasculares. En este punto deberíamos preguntarnos por qué diferencias de PA estadísticamente significativas no se traducen en reducciones de eventos cardiovasculares duros, hecho perfectamente demostrado a partir tanto de estudios epidemiológicos como de ensayos clínicos controlados.

El estudio ALLHAT fue desarrollado en forma oficial por el Instituto Nacional del  Corazón, Pulmón y Sangre de los Estados Unidos, incluyó pacientes hipertensos arteriales estadios 1 y 2 de más de 55 años de edad con un factor de riesgo cardiovascular, y comparó clortalidona, amlodipina y lisinopril. La clortalidona redujo la presión arterial sistólica m ás que la amlodipina y el
lisinopril; la amlodipina redujo la presión diastólica m ás que la clortalidona y el lisinopril; la amlodipina redujo la presión sistólica m ás que el lisinopril; no hubo diferencias entre clortalidona y lisinopril para la diastólica. Estos resultados no concuerdan con los de los ensayos clínicos controlados publicados previamente, en los que se demostró equipotencia entre las diversas familias
de medicamentos, como ha ocurrido en los estudios INSIGHT y STOP 2, por ejemplo.

En el estudio ALLHAT han quedado claramente establecidos los efectos metabólicos de las distintas medicaciones, los cuales indudablemente también interfieren en el desarrollo de eventos duros. La clortalidona aumenta los niveles promedio de glicemia y la incidencia de diabetes mellitus, presenta mayores niveles de colesterol total promedio y de pacientes con hipercolesterolemia, y reduce significativamente la potasemia promedio, aumentando el porcentaje de pacientes con hipokaliemia. La amlodipina no modificó las glicemias promedio de la población en estudio durante los 4 años del mismo, aunque en este grupo desarrollaron
diabetes mellitus más pacientes que con lisinopril; por otra parte, no mostró diferencias con esta última droga en los niveles de colesterol plasmático total y kaliemia. Finalmente, el lisinopril fue la única de las tres drogas que redujo las glicemias promedio y tuvo significativamente menor desarrollo de diabetes mellitus. Por lo expuesto, quizás las diferencias en t érminos de reducción de PA puedan ser contrarrestadas por diferencias en efectos metabólicos, y esto pueda explicar los resultados neutros en la mayoría de los puntos finales duros.

CONCLUSIONES 

El estudio ALLHAT no mostró diferencias estadísticamente significativas entre las tres medicaciones en términos de prevención de mortalidad total e infarto de  miocardio.

Además, corrobora la presunción de que los bloqueantes de los canales de calcio no previenen el desarrollo de insuficiencia cardíaca en pacientes hipertensos arteriales, pero sorprende ostensiblemente que los inhibidores de la enzima convertidora  no tengan este efecto, según ALLHAT,  ya que en metaanálisis previos se habían observado beneficios comparables con diuréticos y/o betabloqueadores, e inclusive mayor beneficio con inhibidores ECA.

Referencias

http://www.fac.org.ar/1/revista/03v32n2/actual/act01/piskorz.PDF

http://clinical.diabetesjournals.org/content/21/3/102.full

 

Para conocer mejor sobre síntesis de proteínas


ADN 025

 

Excelente sitio (en inglés) para repasar sobre ADN, ARN, síntesis de proteínas y rol de ribosomas.

http://intranet.tdmu.edu.ua/data/kafedra/internal/chemistry/classes_stud/en/nurse/BSN/ptn/2/18.%20Investigation%20of%20DNA%20replication%20and%20RNA%20transcription.htm

Sensatez y publicidad a medicamentos


Uno de los principales cambios del siglo XX es que lo que conocíamos como el estadoha dejado de ejercer su función protectora y de hacer la pobreza digna sobre el conglomerado social que le conforma y ha cedido la función a la llamada libre regulación del mercado. En consecuencia, la política de libre accionar de los agentes dominantes del mercado con el visto bueno estatal es la herramienta que, se supone, resguarda los intereses de los individuos en el intercambio de bienes, la actividad publicitaria deviene en un rol fundamental que facilita el acceso y la transparencia de las ofertas del mercado para el público que las requiere.

17EC0C29F

La publicidad es, entonces, la actividad que acerca al productor de manufacturas o servicios al grupo o sector de la población que se supone es sensible de apetecer y, por lo tanto, de adquirir lo producido. Esto genera el intercambio de bienes que satisface a ambos en sus aspiraciones. En efecto, al primero le permite ofrecer un producto o servicio necesario y de calidad, obteniendo una legítima utilidad pecuniaria, y al segundo, la adquisición de un producto o el goce de un servicio. Así sucesivamente, se va constituyendo lo que se conoce como mercado, pilar indispensable de la actividad económica (Referencia 1).

No es bueno que los pacientes sean tratados como consumidores. Peor todavía que a los pacientes presentes o presuntos se les embauque con propaganda. Y catastrófico que el gremio médico sea connivente (Referencia 2). 

La propaganda para los pacientes (o consumidores) está sujeta a las reglas de la mercadotecnia. La principal de ellas es dar un mensaje claro, rotundo, atrayente y que sea o parezca cierto… aunque no sea verdad. Un ejemplo paradigmático: los productos naturales que bajan el colesterol.

¿Cómo se hace?

  1. Se empieza informando o recordando que el colesterol está relacionado con las enfermedades cardiovasculares, lo cual es verdad.
  2. Luego se afirma que bajar el colesterol las evita, lo cual también es verdad (en determinados casos, no en todos).
  3. Y se acaba divulgando que el yogur X ha demostrado que baja el colesterol (si además lo anuncian personas a quienes todos respetamos por su categoría personal).
  4. Ergo, tómalo y vivirás.

A la vez se presentan estudios serios -cuando lo son- en los que las cifras de colesterol bajan de hecho al cabo de pocas semanas.

Dónde está el “truco”: en presentar verdad a medias. Tampoco es mentira, y ahí está el quid y el mérito de la mercadotecnia.

Las sustancias que reducen la absorción del colesterol ciertamente rebajan el colesterol en sangre al disminuir la fracción de este dependiente de la vía exógena, pero durante un periodo limitado (sólo ligeramente superior al de la duración de los estudios).

Con el tiempo, los mecanismos de retroalimentación de nuestro organismo, que sigue siendo más sabio que todos nosotros, captan la señal de que está entrando menos colesterol por el intestino y ¿cómo responden? Pues, como es natural, estimulando la vía endógena de síntesis de colesterol para compensarlo (Referencia 2).

 

Es decir, hubo una modificación temporal del colesterol. De tal manera que si a la afirmación real “X baja el colesterol temporalmente” se deja sin el último adverbio, queda como una frase propagandística “X baja el colesterol” que no es mentira, pero tampoco toda la verdad. Verdad a medias que soporta la gran cifra de ventas. Y si a esto se agrega “Avalado por la Sociedad X o Y de Medicina“… quedó establecido el punto.

 

En la actualidad las trasnacionales de productos farmacéuticos se han saltado los médicos y hacen masivamente publicidad en los periódicos, revistas, televisión y otros medios masivos, exaltando las bondades de los productos y minimizando los efectos secundarios con el propósito de incrementar las multimillonarias ventas de medicamentos y suplementos dietéticos (Referencia 3). Y hay que conocer que muchas veces, la publicidad de los medicamentos, aún en países tan regulados como EE.UU. queda sin control (Referencia 4). Esta es una de las razones por las cuales el sector farmacéutico transnacional ahora sin dirección de manos de médicos, ha desmejorado su imagen ate la opinión pública mundial.

 

También cabe mencionar que en este tiempo de primacía de la información, los reporteros y periodistas sin formación en el área médica, que tienen acceso a las revistas especializadas antes que la audiencia médica y científica, suelen distorsionar las noticias por falta de contexto, por falta de conocimiento, que crean en el público falsas expectativas o también desconfianza infundada, porque el público en general no puede darse cuenta que esta siendo mal informado al carecer de los conocimientos necesarios para evaluar adecuadamente la invormación que están recibiendo (Referencia 5). Ciegos guiando a ciegos.

 

El objeto de la medicina es primordialmente la salud del paciente. Es frecuente que, además de acciones directas de salud, el médico realice investigación, docencia y, adicionalmente, actividades de control, de administración, peritajes, entre otros. Igualmente la actividad del médico tiene intereses que atañen a su propia persona. Así, en el ejercicio de su labor está la motivación por aprender y perfeccionarse, para ejercer mejor su arte.

Y la medicina también es ciencia, busca un conocimiento que en su intención es práctico: ¿cómo alcanzar ese efecto de la manera más eficiente en la diversidad de los casos particulares? No busca el conocimiento especulativo propio de la filosofía y de las ciencias particulares, pero así como todos las artes, la medicina se sirve de los demás sabores para alcanzar su propia finalidad “Excelencia y pertinencia en el acto médico” (Referencia 1).

 

¿Qué hay que hacer? Volver a los principios básicos: en la historia de la medicina estos que han hecho que el gremio médico tenga una permanencia casi que intemporal: el afán de servir, la historia clínica, la observación y la sensatez. En este tiempo de medicina basada en la evidencia, las guías o directrices de práctica clínica son una excelente herramienta y ojalá tenga publicados los conflictos de intereses de los participantes. Y la propaganda o publicidad como su nombre lo indica, tiene un objetivo concreto, que es el de promover venta. (Referencia 2).

 

Referencias:

1. http://www.colegiomedico.cl/Default.aspx?tabid=258

2. http://tinyurl.com/l7dep7l (De Dr. Eduardo Alegría Ezquerra en Página de Sociedad Española de Cardiología,  de donde he tomado información y  se han hecho modificaciones)

3. http://tinyurl.com/k94annj (Juan Jaramillo Antillón Ed. Historia y filosofía de la medicina.)

http://farmacoymedicina.blogspot.com/2009/02/publicidad-de-medicamentos-sin-control.html

4. http://farmacoymedicina.blogspot.com/2009/02/publicidad-de-medicamentos-sin-control.html

5. http://www.imbiomed.com.mx/1/1/articulos.php?method=showDetail&id_articulo=18118&id_seccion=163&id_ejemplar=1888&id_revista=35

Material curado en sitio scoop.it