Categoría: Historia Universal

Alejandro Melo -Florián MD: Brief Profile


Imagen

[object HTMLTextAreaElement] vía Alejandro Melo -Florián MD: Brief Profile.

9. El hombre reflexiona sobre su origen


9. El hombre reflexiona sobre su origen


El hombre reflexiona sobre su origen

Desde tiempos inmemoriales el hombre ha tratado de resolver el problema de su origen, ligando este interrogante al origen de la Tierra y los cielos. Así surgieron la ontología y la cosmología para poder responder a sus interrogantes, a las que luego se agregó la teodicea para tratar de buscar por la razón, el origen de Dios. Aristóteles de Estagira (385-322 a.d.C.) sostuvo una comprensión materalista del desarrollo de la naturaleza, consideraba al hombre como parte de la naturaleza, por lo cual denominó al hombre zoon (animal), añadiendo que es un animal social (zoon politikon), destacando que no es idéntico a los demás animales.
    Por esta época se comparó al hombre con los antropoides: los gorilas de la costa occidental de Africa hicieron suponer al navegante cartaginés Hannon que eran hombres negros cubiertos de pelo. Y en las islas de la Sonda, orangután significa “hombre silvestre”.

Leonardo daVinci en el siglo XVI, Hook y Vallisnieri en el siglo XVII y Scheuchzer y Guettard en el XVIII argumentaron que los fósiles eran los remanentes de organismos vivos que habían sido embebidos en las rocas terrestres a partir del diluvio. “Tan grande era la violencia del viento y las aguas en aquella ocasión –del diluvio- que los oceános se agitaron en sus profundidades y alcanzaron las más altas cumbres de las montañas  depositando allí conchas de todas clases y peces, ocultándolos en el sedimento cuando las aguas retrocedieron” [1].

Libro de Plantas” (Örtaboken), manuscrito ilustrado, 1725.
Biblioteca de la Universidad de Lund, Växjö, Suecia
El naturalista sueco Karl von Linneo en su obra Systema Naturae -el catálogo más completo en su época de los reinos animal y vegetal- organizado de acuerdo a afinidades estructurales en especies y géneros, sugería transmutaciones de unos organismos en otros.
    Pero no siempre la concepción sobre la evolución de los homínidos contó con tanta fortuna, el dogmatismo religioso llegó a la interesante pero no menos errónea formulación formulación promulgada en la «Confesión de Westminster«, de acuerdo a la cual James Usher, arzobispo de Armagh, y John Lightfoot, vicecanciller de la universidad de Cambridge llegaron a afirmar en los «Anales del Antiguo y Nuevo Testamento» (1650), como:
«el hombre fué creado por la Santísima Trinidad el 23 de Octubre de 4004 antes DC, a las nueve en punto de la mañana (…) los cielos y la tierra, su centro y su circunferencia fueron creados juntos, en el mismo instante, con las nubes llenas de agua» [2].

 

La evolución implica una serie de cambios con una dirección definida. La evolución biológica se refiere a la serie de cambios en la diversidad y adaptación de los organismos vivos. Al considerar la vastitud de los problemas en el intrincado rompecabezas de la evolución humana, estos aún están lejos de resolverse. La primera gran acometida contra el misterio de los fósiles fue emprendida porWilliam Smith (1769 – 1839) quien a partir de sus investigaciones y observaciones en las islas británicas demostró que la que los estratos geológicos no contenían caprichosamente decoraciones animales ni vegetales, sino que que las especies eran distintivas y progresaban desde las conchas hasta peces más evolucionados en los estratos superiores.
 William Smith precursor británico de la geología
1765 – 1839
Crédito de imagen:
    La pionera labor de clasificación de Smith permitió configurar un calendario geológico, hallazgos sobre los que posteriormente Cuvier reconstruyó los grandes vertebrados del pasado, con lo cual también se pudo apreciar el ritmo evolutivo desde los primates hasta Homo sapiens sapiens.[3]Erasmo Darwin, nacido en 1731, ha sido llamado el «abuelo de la evolución», porque fué el abuelo de Charles Darwin, quien la apadrinó. En su obra de 1794 «Zoonomía» refiere,

«(…) meditando en la gran similaridad de estructuras de los animales de sangre caliente, y al mismo tiempo en los grandes cambios que deben sufrir antes y después de su nacimiento, y por las consideración sobre como en mínimas cantidades de tiempo los cambios descritos han sido producidos; aunque fuera atrevido imaginar que en una gran extensión de tiempo, desde que la Tierra comenzó a existir, quizá millones de años antes del inicio de la historia de la humanidad, y también fuera atrevido imaginarlo, todos los animales de sangre caliente hubieran surgido de un filamento viviente, que la «Gran Primera Causa», dotó con animalidad, con el poder de adquirir nuevas partes (…) dirigida por irritaciones, sensaciones, voliciones y asociaciones; y así poseyendo la facultad de mejorar continuamente por su propia actividad inherente y de legarla por generación a su posteridad sin fin (…)» [4].

 

De esta forma, Erasmo Darwin fué el primero en proponer la doctrina de la herencia de los caracteres adquiridos, y de la supervivencia del más fuerte, anticipándose a la de Jean Baptiste de Lamarck -quien la presentó oficialmente en 1814- y por supuesto, a la de su nieto.
Erasmus Darwin
    Consideraba que el «Gran Arquitecto» ejecutaba el trabajo de la creación por grados muy lentos que constantemente mejoraban el todo, evidenciado por la «excelencia observable en todas las partes de la creación, como el progresivo aumento de las partes sólidas habitables y por el progresivo aumento de la sabiduría y felicidad de sus habitantes«.
    Aunque Erasmo Darwin escapó a la condena eclesiástica, pagó el elevado precio de que su teoría no fuera aceptada seriamente por la ciencia ortodoxa. En alguna oportnidad, el caricaturista Thaves mostró en una viñeta de «Justo y Franco» como estos personajes -en el primer lugar de una fila de evolución ascendente-, se encuentran con cara de asombro al estar frente a la taquilla y no poder seguir adelante a la función de la evolución por «localidades agotadas», haciendo una divertida alegoría sobre el continuo proceso libre de evolución más allá de los elementos sombríos de una «naturaleza cruda, de garras y colmillos«, como la consideraba Erasmo Darwin.

Karl Ernst Von Baer
Embriólogo prusiano
Crédito de imagen:
http://palaeoblog.blogspot.com/2008_02_01_archive.html

En 1828, Von Baer, un embriólogo, describió el proceso por el cual los huevos fertilizados se transformaban en un embrión como «un cambio de la homogeneidad a la heterogeneidad». Sus trabajos fueron precursores para que Herbert Spencer desarrollara la noción de una creación dinámica, en que la evolución se consideraba:

«el paso de una sustancia indiferenciada hacia una diferenciada, que forma cuerpos», un proceso deducible del concepto físico de la conservación de energía asociado con una constante tendencia hacia la disipación de energías, la una en oposición a la otra para originar las oscilaciones rítmicas de las moléculas, resumida como»(…) la evolución es una integración de la materia, y una concomitante disipación de movimiento, durante la cual la materia pasa de una homogeneidad indefinida e incoherente, hacia una homogeneidad definida y coherente, movimiento durante el cual el movimiento retenido sufre una transformación paralela» [5].

Al tratar sobre las teorías de la morfogénesis [6] en su obra sobre la hipótesis de la formación causativa, el bioquímico Rupert Sheldrake, en quien se basan lo siguientes argumentos, refiere que desde un punto de vista del vitalismo, los fenómenos de la vida no pueden comprenderse totalmente según las leyes físicoquímicas. En 1844 Justus Liebig afirmaba que si bien los químicos estaban en condición de producir cualquier tipo de sustancia orgánica, no estarían en condiciones de producir algo tan avezado como un ojo, o la hoja una planta [7],

en virtud de que en los organismos vivos existe una cuarta causa que domina la fuerza de cohesión y que combina los elementos en nuevas formas de manera que ganan nuevas cualidades, formas y cualidades que solo aparacen en el organismo” [8]

Imagen de cromosoma X
El embriólogo Hans Driesch sabía que los genes mendelianos son entidades materiales localizadas en los cromosomas a las cuales consideraba como sustancias físicas de naturaleza específica y pensaba que muchos aspectos de la regulación metabólica y de la adaptación fisiológica podían comprenderse en un marco físicoquímico, aceptando que “en general, había muchos procesos en el organismo que funcionan teleológicamente o significativamente según una base mecánica”. La teoría mecanicista intentaba explicar el desarrollo en embriología sustentándose en complejas interacciones físicas o químicas entre las diferentes partes del embrión. Sin embargo, la regulación que ocurre en un embrión le hace diferente a la máquina porque el sistema es capaz de seguir existiendo como un todo y de producir un resultado final típico a pesar de haber eliminado algunas de sus partes. Este argumento queda abierto a la objeción, pero hasta el momento no ha podido refutarse.

Referencias


[1] &  Smith HW: Man and his Gods. Little Brown, Boston, 1952. pp. 332

[2] &  Smith HW: Man and his Gods. Little Brown, Boston, 1952. pp. 324

[3] &  Smith HW: Man and his Gods. Little Brown, Boston, 1952. pp. 335

[4] Citado en: &   Smith HW: Man and his Gods. Little Brown, Boston, 1952. pp. 339

[5] &  Smith HW: Man and his Gods. Little Brown, Boston, 1952. pp. 355

[6] Rama de la ciencia que estudia el desarrollo de la forma  y estudio de las leyes que la rigen

[7] Sin embargo, a manera de acotación, con el paso del tiempo y el avance en la inteligencia artificial, se han podido hacer equivalentes a ojos electrónicos y a implantes cócleovestibulares que han ayudado a mejorar la audición de muchas personas con sordera neurosensorial.

[8] &  Sheldrake R: Una nueva ciencia de la vida. La hipótesis de la causación formativa. Kairós. Barcelona, 1990. pp 54

Comments

Comments are moderated, and will not be visible until one of the authors of this knol approves.

Horns of Hattin


Horns of Hattin

In this battle held in 4th of July of 1187, Saladin (Shalahuddin Al-Ayyubi) got the union of the islamic world.


Albanian
Bulgarian
Catalan
Chinese (Simplified)
Chinese (Traditional
Croat
Czech
Danish
English
Estonian
Finnish
French
Galician
German
Greek
Hindi
Hungarian
Hebrew
Indonesian
Italian
Japanese
Korean
Latvian
Lithuanian
Maltese
Dutch
Norwegian
Filipino
Polish
Portuguese
Romanian
Russian
Serbian
Slovak
Slovenian
Spanish
Swedish
Thai
Turkish
Arabic
Ukrainian
Vietnamese
Horns of Hattin is the site where it is attributed Jesus preached his famous Sermon on the Mount, and called his disciples to spread out the message of the gospel of the kingdom of God.

This site known as Qurun Hattun or Qurun Hattin is in the vicinity of the Sea of Galilee, near to the city of Tiberias

Battle of Hattin, according to Google Earth.
This geographic location was very important in the Crusades, especially in the Second Crusade when it took place the unification of the Islamic world under the Ayyubid dynasty, with the figure of Yusuf ibn Ayyub Salah Al-Din or Saladin, or Shalahuddin Al-Ayyubi.
See of Galilee 
(from Picturesque Palestine, 1881)
The vision of the Crusades is that we forged upon different material, mainly of filmic type, where the narrative of what happened is often told by the winner; but if one can have the opportunity to review written material on this big deal topic sourced upon historicians of Middle Ages, one can discover a rich scape of picturesque shades of the different characters involved in the Crusades.   The Third Crusade is one of the most remembered, is the one when Saladin and Richard I Plantagenet of England, Philip II Augustus Capet of France, faced each other. The shadow of the events, the magnitude of stakes, the fact that Islam had called for a holy war or yiddah for the expulsion of Europeans, the great cruelty displayed by both parties, such as the killing of prisoners ordered by Richard at Tell Haiyadiya, his plagiarism in the Austrian castle of Durnstein, his subsequent return and his confrontation with his brother John Lackland: the abandonment did Philip II, all this makes it one of the milestones in the history of the Middle Ages most remembered.  However, before the Third Crusade took place, there were some complex characters in the Holy Land, whose actions ended with the dominion of the Holy Places by the Europeans. One of these complex characters, forms part of the contingent of Europeans and for the Grand Master of the Order of the Poor Knights of Christ, «or Templars Great Master named Girard of Ridefort. This precipitate Flemish became Great Master through the offices of the terrible and inadvisable Patriarch Heraclius of Caesarea, and with the support of course the greedy and violent «Prince Arnat» nickname for the scheming and deceptiveReginald of Chatillon. It somehow yielded upon the tradition of the brave warrior monks stay «arrested» over time as a band of mercenaries even they were not.
The character of Girard of Ridefort is a missing key piece to explain as was the defeat of the europeans in Horns of Hattin, the battle recreated in the movie Kingdom of Heaven. Girard was an ambitious Flemish adventurer to the Holy Land when he entered the service of Count Raymond III of Tripoli. At that time, the Latin Kingdom of Jerusalem was the place of the opportunities in the medieval world, which offered the position to get land and money to people who have no scruples. This goal was not possible in the rigid feudal order prevailing in Europe , which had the endorsement of a religious imperative. That is, the feudal zeitgeist namely strong-stronger – the strongest, based on land ownership and the provision of arms to fight left little room for the gentlemen of the second generation as Girard of Ridefort.
The sociopolitical environment of the Latin kingdom of Jerusalem attracted many adventurers who came with the papal permission to carry out its «sacred obligation» to send Muslims into paradise, and in this environment, Girard came onto Jerusalem. His ambition led him to highlight before the count, and in return he had a promise of marriage to a rich heiress. The opportunity came, Lucia Botrun was the name of the heiress, who was also asked by a merchant, but, being a fat woman for whom the merchant paid her weight in gold, the count of Tripoli accepted the cash and a very disappointed Girard swore revenge, and he entered the templar Order of poor knights of Christ to achieve his goal.

 

Time passed by and Great Master Odo or Eudes of St. Amand died as prisoner in Damascus after the defeat of Marj Ayyoun. Girard was elected in Europe as a tenth Great Master by the undesirable influence of the Patriarch Heraclius of Caesarea, who managed very well in the field of political intrigue than in the field of ecclesiastical devotion. The chroniclers of the time reported that Heraclius had a mistress, named Pasque Rivelli, who was called in mockery, «Madame the patriarchess.»

What was Girard in bigotry and determination to carry out his revenge against his former protector Raymond, unfortunately he was lacking in military experience and knowledge of the complex politics of the Holy Land. Girard is a rushed administrator, bad boss, and thereby hangs the process of the fall of Jerusalem, which is strongly assisted by poitevin Guy of Lusignan.

The King Baldwin IV knew he would not live long, for the disease he suffered. To ensure the balance of power in the kingdom of Jerusalem he got members of his court to swear and to accept that the protector or regent for her son would be appointed by a joint committee of the English king, the French king and the Pope. Everything pointed to their military experience, political knowledge and wealth, the ruler was to be the Count Raymond III of Tripoli.

Dead King Baldwin IV also known as Baldwin the Leper, Girard was the group of conspirators withAgnes de Courtenay, Joscelyn of Courtenay, Sybilla of Courtenay, Guy de Lusignan and Reginald of Chatillon that deceived the Count Raymond, making it rather go to Tiberias instead of Jerusalem where Baldwin once dead. This circumstance was used by the group of conspirators to crown the useless Guy as king of Jerusalem. Usually a king was crowned and assumed the power by the grace of God, and a member of the church was the coronation. Accipe gladium cum tibi hunc collatum … tei benediction. Coronat te Deus you were some of the phrases in the formula for the coronation, which were not such, as the Patriarch Heraclius did not want the princess crown and was Sybil of Courtenay, his wife, who placed the crown, so that his coronation was considered technically invalid.

Guy of Lusignan is an ignorant person, indecisive, but terribly atractive, rises to the power by recommendation, by a series of chance events but not by his owns merits. Thanks to the work of his brother’s court before to the Princess Sybilla of Courtenay sister of King Baldwin IV, Guy start to rise and finally become the lover of princess Sybilla. Storm clouds were spotted on the horizon, because the slow agony of the leper King Baldwin IV drove him unrelentingly to death.

       Sybilla of Courtenay: character by actress Eva Green in movies picture The kingdom of heaven

Fragment of protrait of Sybilla of Courtaney as a queen of Jerusalem
Despite his youth, Baldwin IV managed power with determination and prudence, making coordination and balance between the military forces of Templars and Hospitallers and implement a policy of peace with Muslims, so that his loss will cause a major imbalance of power because his sister Sybilla lacked the political instincts to rule.
Guy de Lusignan, King of Jerusalem surrenders to Saladin after the battle of Hattin in 1187.
Several questionable sources say the painting is of the time, personally it is found difficult considering its style.
This battle marked the final destruction of the aspirations of Christian reconquest of the Holy Places and left the Templars without a job. The shameful behavior of their Grand Master,  who allowed himself to be captured and to pay a ransom for him began the ruin of the order. Courtesy of Luis Felipe Tenorio, from his blog. http://luisftenorio.wordpress.com/2009/09/11/teorias-de-conspiracion-los-templarios-i-introduccion/
Since the Count Raymond III of Tripoli was respected by Saladin for the victory that Templars and royal troops of King Baldwin IV had upon him on Mon Gisors, and because in the islamic world Raymond was known because he honoured what he said, Saladin asked permission to go with a contingent of his troops in the lands of Count Raymond.

This contingent of 5000 mameluke horsemen led by Saladin’s son Al-Afdal began his ride and desafortunatly was found by Girard of Ridefort: along with Roger Desmoulins the Great Master of the hospitallers Order of Saint John and 150 riders were found in the place called Cresson. And Girard did not have any scruples to order the attack although Desmoulins said they were charging to death. Once started the ride and the unequal battle, Girard and his gonfalonier withdrew gradually and there died the rest of participants.

Moreover, the lust for which he was known, prompted Reginald of Chatillon to attack a convoy near the castle of Kerak in the city of Petra, with the aggravating circumstance that in the convoy was the sister of Saladin himself.

And when Saladin requested compensation, Reginald paid no attention; Saladin embassador went to the king Guy and regretely Guy replied that he had no power over Reginald. This led to war and Raymond, very reluctantly, finally had to participate in the arriere-ban the general levy for the decisive battle that took place in the Horns of Hattin.

There was a very hot summer in the month of July 1187, when it was summoned all available military forces in the Holy Land: the royal troops and the best warriors among them, the Templars and Hospitallers, who were the most feared by the Islamists.

Saladin’s troops besieged the nearby town of Tiberias where abide Countess Escheva of Bures and her children. Escheva was the wife of count Raymond so he was the main affected by the siege.

In the council of war that took place, count Raymond, very reluctantly, but a practical warrior, told those present to take his word very seriously because besieged placed was his city and his family was the endangered: his proposal was expected because Saladin’s troops and their horses could not endure long without water and pasture, and he then paid afterwards the ransom of his family. As Girard was in direct opposition, accused Raymond of cowardice and unwillingness to fight for a Christian woman who was being attacked by infidels, an attitude which was seconded by many. Since the decision to be taken was that about to battle, the Patriarch Heraclius proposed to bring the most important relic of Christendom, it was a fragment of the Holy Cross, but unfortunately he could not carry it. Guy was finally convinced by Girard de Ridefort, to come out and attack Saladin´s troops because they did not expect such an attack and that it would help the european troops to victory. Guy got up too late, the troops left very late in the morning and at noon men and horses began to fall victim to intense heat and thirst.

Raymond insisted in reaching Tiberias and the vital water support to allow troops and horses to recover, but Guy said he had to rest there and did it in near the Sea of Galilee or Kinnereth in hebrew, unable to reach the water because there were troops of Saladin.

During the night the troops of european soldiers dehydrated by the heat, were surrounded and harassed to breathe smoke from fires lit by the Islamists. In the morning, the christian army troops realized their disadvantage, Count Raymond with some who accompanied him made a crackdown on Islamic rope and let them pass but the relentless siege closed again. The horses charged over and over again, but desperate because the were unable to drink water, the soldiers were mowed down like corn, and finally, there was a long line of warrior monks who were encouraged by the dervishes to renounce their faith or die, but finally the galant warrior monks inevitably will be beheaded. The inscription in their swords were poetically against them: Etamsiat occideret me in ipso illo sperato . Although it kills me, I still wait in him

The result of the confrontation in the Horns of Hattin was the elimination of the warrior orders in the holy land and the beginning of the expulsion of the Europeans, and this happened on July 4th, 1187.

In that desperate moment, count Balian of Ibelin assumed the defense of Jerusalem.

The results of his negotiations with Saladin succeeded in avoiding the residents of Jerusalem were massacred by islamic soldiers in the same manner that the first cross made with the settlers in 1099.

References

John J Robinson; Mazmorra Hoguera, Espada. Planeta, 1994.

James Reston Jr. Guerreros de Dios. Plaza Janés,  2003.

About the author


Simple Clock

Comments

Comments are moderated, and will not be visible until one of the authors of this knol approves.

Edit this knol
Write a knol
Set display language:Spanish – español

Alejandro Melo-Florián

Writer, Internal Medicine specialist. Bogotá D.C -Colombia
Colombia
Your rating:

Loved it
Version: 24

Versions

Last edited: Oct 15, 2011 2:55 PM.

Activity for this knol

This week:

24pageviews

Totals:

1910pageviews

Flag inappropriate content

La batalla de los Cuernos de Hattin


En la batalla de los Cuernos de Hattin ocurrida el 4 de Julio de 1187, Saladino logró la unión del mundo islámico.


Share

Listado de Personajes.

Hay más contexto en los hechos históricos cuando hay nombres de quien hizo qué y cuando lo hizo. Por esta razón, va un listado de los principales participantes, el dramatis personae.

Por el Islam
Al Afdal: hijo de Saladino
Saladino: Gran Sultán del Islam
Europeos
Felipe II Augusto: Rey Francés de los Capeto.
Juan Plantagenet, apodado «Sin Tierra»: Hermano de Ricardo I
Ricardo I Plantagenet: Rey Inglés de los Plantagenet.
En Tierra Santa
Balduino IV «El Leproso»: Rey de Jerusalén
Balduino V: Hijo de Sybilla de Courtenay, murió a temprana edad.
Escheva de Bures: esposa de Raimundo de Trípoli
Heracle Guevaudan/Heraclio de Cesárea: patriarca de Tierra Santa
Guy de Lusignan: Rey de Jerusalén, coronado por su esposa
Lucía de Botrún; mujer solicitada en matrimonio por Gerard de Ridefort
Pasque de Rivelli/Paschia de Riveri: supuesta querida del patriarca de Tierra Santa
Raimundo III de Trípoli:  barón feudal, señor del condado de Trípoli y Tiberíades
Reinaldo de Chatillon: barón feudal
Sybilla de Courtenay: hija de Agnes de Courtenay, esposa en segundas nupcias de Guy de Lusignan – Reina de Jerusalén.
Maestres de las Órdenes Militares
Eudes u Odo de Saint Amand: 8º Gran maestre de la Orden del Temple

Arnoldo de Torroja o de Toroga: 9º Gran maestre de la Orden del Temple

Gerard de Ridefort: 10º Gran maestre de la Orden del Temple
Jacques o Jacobo de Mailly: Mariscal de la orden del Temple
Roger Desmoulins: Gran maestre de la Orden Hospitalaria

Introducción

Los cuernos de Hattin son el sitio donde se atribuye que Jesús predicó el célebre Sermón de la Montaña y exhortó a los discípulos a difundir el mensaje de la buena nueva del reino de Dios.
serrmon monte
Sermón del Monte: Pintura por Carl Heinrich Bloch
Este sitio conocido como Qurun Hattun o Qurun Hattin queda en cercanías del mar de Galilea, cercano a la ciudad de Tiberíades. En la  actualidad es un parque nacional.
Hattin
Crédito de fotografía:  Blog: Soldados Viejos
Un blog de DBMM «DE LAS GUERRAS DE LOS SEÑORES SOLDADOS» y otras historias de guerra
Batalla de los Cuernos de Hattin, según Google Earth.
 Cuernos de Hattin y su proximidad al mar de Galilea o Kennereth
Editada de Google maps; la marca en azul propia de Google maps señala los cuernos de Hattin
Hittim_google
Cuernos de Hattin en mayor detalle.  Crédito de imagen : tomada con modificaciones de http://www.biblewalks.com/Sites/Hittim.html
ArbelValley1s
Los cuernos de Hattin aparacen arriba hacia la izquierda. Es una foto desde la vista oriental.
Crédito de fotografía:   http://www.biblewalks.com/Sites/Hittim.html
Este escenario geográfico tuvo gran importancia en las Cruzadas, especialmente en la segunda Cruzada cuando se logró la unificación del mundo islámico bajo la dinastía Ayubí con la figura de Yusuf ibn Ayyub Salah Al d-Din o Saladino.
La visión de las Cruzadas es la que nos hemos formado por material diverso, en su mayoría de tipo fílmico, donde el relato de lo que pasó suele ser contado por el vencedor, aunque si se tiene la oportunidad de revisar material escrito de historiadores sobre este tema de gran interés en la Edad Media, se accede a un rico cuadro de abigarrados matices por los diferentes caracteres que participaron en ellas.

La tercera cruzada es una de las que más se recuerdan, es en la que se enfrentaron Saladino y Ricardo I Plantagenet de Inglaterra, Felipe II Augusto Capeto de Francia; la sombra de los hechos ocurridos, la magnitud si se permite decir «de las apuestas en juego», el hecho que Islam hubiese convocado a una yiddah o guerra santa para la expulsión de los europeos, la gran crueldad desplegada por ambas partes, por ejemplo la matanza de prisioneros ordenada por Ricardo en Tell Haiyadiya, su plagio en el castillo austríaco de Durnstein, el posterior regreso de Ricardo y su enfrentamiento con su hermano John Lackland, mejor conocido como Juan Sin Tierra: el abandono que hizo Felipe II, todo esto hace que sea uno de los hitos en la historia de la Edad Media que más se recuerdan.

El ambiente sociopolítico en Tierra Santa

No obstante, antes de la tercera cruzada, hubo algunos complejos carácteres en Tierra Santa y en el reino de Jerusalén, cuyas acciones concluyeron con el fin del dominio de los Santos Lugares por los europeos. Uno de estos personajes complejos, forma parte del propio contingente de los europeos y corresponde al gran maestre de la orden de los pobres Caballeros de Cristo, -o templarios-, maestre de nombre Gerard de Ridefort.

Este precipitado flamenco que llegó a Gran Maestre gracias a los oficios del terrible y poco recomendable patriarca Heraclio de Cesárea, y con el apoyo por supuesto del codicioso y violento «príncipe Arnat» sobrenombre para el intrigante y falaz Reynaldo de Chatillon, hizo que la tradición de los valientes monjes guerreros quedara «detenida» en el tiempo como la de una banda de mercenarios. 
El carácter de Gerard de Ridefort es una pieza clave que falta para explicar como ocurrió la derrota de los Cuernos de Hattin, que es la batalla recreada en la película Cruzada. Gerard era un aventurero ambicioso de Flandes, cuando llegó a tierra Santa entró al servicio del conde Raimundo III de Trípoli. Por aquella  época, el reino latino de Jerusalén era el lugar de las oportunidades en el mundo medioeval, que brindaba las condiciones de poder conseguir tierras botín y dinero a quien no tuviera muchos escrúpulos, cosa que no era posible en el rígido orden feudal imperante en Europa, que contaba con el aval del orden religioso imperante.
Es decir, el zeitgeist feudal entendido como fuerte – más fuerte – el más fuerte, con base en las posesión de tierras y el aporte de brazos para la lucha dejaba muy poco espacio para los hidalgos de segunda generación como Ridefort.
El ambiente sociopolítico del reino latino de Jerusalén atraía multitud de aventureros que llegaban con la venia papal en aquel entonces a cumplir su «sagrada obligación» de «enviar musulmanes al paraíso» y en este ambiente, llegó Gerard. Su ambición le llevó a destacar ante el conde Raimundo III de Trípoli y éste en recompensa le había prometido matrimonio con una rica heredera. La oportunidad llegó, Lucía de Botrun era el nombre de la heredera, quien también fue pretendida por un mercader, pero tratándose de una mujer rolliza por quien el mercader pagó su peso en oro, Raimundo aceptó el metálico y Gerard indignado, le abandonó y juró venganza, para lo cual entró a la Orden de los conmilitones o pobres caballeros de Cristo.

Gerard de Ridefort: el principio del fin

Pasó el tiempo y falleció el gran maestre Odo o Eudes de Saint-Amand, prisionero en Damasco tras la derrota de Marj-Ayyoun. El noveno gran maestre, el aragonés Arnoldo de Toroga o Arnoldo de Torroja falleció en camino a Europa, yendo en comitiva con el patriarca Guillermo de Tiro, con fuertes sospechas de haber sido envenenado.

Gerard de Ridefort fue elegido en Europa como décimo gran maestre gracias a la influencia del poco aconsejable patriarca Heraclio de Cesárea, quien se desenvolvía mejor en el campo de las intrigas políticas que en el campo de la devoción eclesiástica. Los cronistas de la época refieren que Heraclio hasta tenía una querida, de nombre Pasque de Rivelli, -esposa de un comerciante de Nablús-, a quien en son de burla, la llamaban «madame la patriarquesa» o «madame l´évêque «.

Lo que tenía Gerard en fanatismo y empeño en llevar a cabo su venganza contra su otrora protector Raimundo de Trípoli, desafortunadamente le faltaba en experiencia militar y en conocimiento de la muy compleja política de Tierra Santa. El nuevo maestre Gerard es un administrador precipitado, mal jefe, y con esto se cierne el proceso de la caída de Jerusalén, en el cual cuenta incondicionalmente con la ayuda del mediocre Guy de Lusignan.

El rey Balduino sabía que no iba a vivir mucho, por su enfermedad, un cuadro de lepra galopante que había iniciado desde su infancia. Para garantizar el equilibrio de poder en el reino de Jerusalén logró que los miembros de su corte aceptaran y juraran que el valedor o regente del enfermizo niño Balduino V, hijo de Sybilla de Courtenay iba a ser nombrado por una comisión conjunta del rey inglés, el rey francés, el emperador del sacro imperio y el Papa. Todo apuntaba a que por su experiencia militar, conocimiento político, conocimiento de la lengua árabe, amén de su riqueza, el regente iba a ser el conde Raimundo III de Trípoli. 

Muerto el rey Baldwin IV o Balduino el Leproso, Gerard formó parte del grupo de conjurados junto con Agnes de Courtenay, Joscelyn de Courtenay, Sybilla de Courtenay, Guy de Lusignan y Reynaldo de Chatillon que engañaron al conde Raimundo, haciéndole ir hacia Tiberíades en lugar de Jerusalén, una vez muerto Baldwin. Y esta circunstancia fue aprovechada por el grupo de conjurados para coronar al inútil Guy como rey de Jerusalén. Normalmente un rey se coronaba y asumía el poder por la gracia de Dios, y un miembro de la iglesia hacía la coronación. Accipe cum gladium hunc tei benedictione tibi collatum …. Coronat te Deus eran algunas de las frases de la fórmula de la coronación, que no fueron dichas, pues el patriarca Heraclio de Cesárea no lo quiso coronar y fue la princesa Sybila, su esposa, quien le colocó la corona, de forma que su coronación se consideró técnicamente como inválida.
Guy de Lusignan es descrito como una persona ignorante, indecisa, quien llega al poder por recomendación, por una serie de sucesos fortuitos y no por merecimiento. Gracias a la labor de cortesano de su hermano Amalrico de Lusignan ante la princesa Sybilla de Courtenay hermana del rey Balduino, logró destacar y llegar a ser amante de ella. Nubes de tormenta se empezaron a avistar en el horizonte, porque la lenta agonía del leproso rey Baldwin IV le llevaba a paso seguro a la muerte.
sibyllaheadernew1
 Sybilla de Courtenay, personificada por la actriz Eva Green en la película Cruzada (The kingdom of heaven)
Sibyla (1)
Retrato de Sybilla de Courtenay como reina de Jerusalén
Crédito de imagen: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Sibyla.jpg
A pesar de su juventud, Baldwin IV ejerció con decisión y prudencia el poder, logrando concertación y equilibrio entre las fuerzas militares de templarios y hospitalarios y aplicando una política de paz con los musulmanes, de modo que su pérdida iba a acarrear un gran desequilibrio del poder porque su hermana Sybilla de Courtenay carecía del instinto político para gobernar y de las relaciones y ascendiente con las órdenes de militares.
Lusignan
Guy de Lusignan, rey de Jerusalén, se rinde ante Saladino luego de la batalla de los Cuernos de Hattin, en 1187. Varias fuentes dudosas dicen que la pintura es de la época, pero esto parece difícil considerando su estilo. Esta batalla marcó la destrucción definitiva de las aspiraciones de reconquista europea de los santos lugares y dejó a los templarios sin oficio. El vergonzoso comportamiento de su gran maestre, que permitió ser capturado y que pagaran rescate por él, empezó la ruina de la orden. Imagen por cortesía de Luis Felipe Tenorio – blog
Como quiera que el conde Raimundo de Trípoli era respetado por Saladino por la victoria previa que habían tenido templarios y tropas reales del rey Balduino IV en Mon Gisors en 1177 y porque en el mundo islámico a Raimundo se le conocía porque cumplía lo que decía, Saladino pidió permiso para pasar con un contingente de sus tropas por las tierras del conde Raimundo.

Este contingente de 5000 jinetes mamelucos comandados por Al-Afdal hijo de Saladino, empezó su marcha y fue encontrado por Gerard de Ridefort: junto con Roger Desmoulins el maestre hospitalario, el mariscal de la orden templaria Jacobo de Mailly y 150 jinetes, se encontraron en las Fuentes de Cresson. Y Gerard no tuvo ningún miramiento en ordenar el ataque a pesar que Desmoulins le dijo que eso era cargar a la muerte. Gerard acusó de cobardía a su mariscal y a Desmoulins, ante lo cual no les quedó otra alternativa sino la de cargar contra la muerte. Gerard de Ridefort y su gonfaloniero se retiraron poco a poco y allí perecieron todos los participantes.

Por otra parte, la codicia por la que era conocido, impulsó a Reynaldo a asaltar una caravana que venía de Egipto y que pasaba cerca a su castillo de Kerak Castillo del Cuervo en la ciudad de Petra, con el agravante que en esa caravana estaba la hermana del mismísimo Saladino.

Y cuando Saladino pidió la indemnización, Reynaldo de Chatillon  no prestó atención; Saladino acudió al rey Guy quien replicó que no tenía poder sobre Reynaldo. Esto motivó finalmente la guerra y Raimundo, muy a su pesar tuvo que participar en el arriere-ban, la leva general para la decisiva batalla que tuvo lugar en los Cuernos de Hattin.

La batalla

Transcurría el caluroso verano en el mes de Julio de 1187, se reunieron todas las tropas militares disponibles en Tierra Santa: las tropas reales  y los mejores guerreros entre ellos, los templarios y los hospitalarios, quienes eran los más temidos por los islámicos.
Las tropas de Saladino con aproximadamente 30.000 soldados, cercaron la cercana ciudad de Tiberíades donde estaban la condesa Escheva de Bures -esposa de Raimundo- y sus hijos. En el consejo de guerra que tuvo lugar en San Juan de Acre, el conde Raimundo, muy a su pesar, pero guerrero práctico, les dijo a los presentes que tomaran su palabra muy en serio porque se trataba de su ciudad y su familia: su propuesta fue la de esperar, porque las ingentes tropas de Saladino con sus caballos no aguantarían mucho sin agua ni pastura y él luego pagaría los rescates de su familia. 
    Como Gerard estaba en antagonismo franco con todo lo que estuviera relacionado con el conde Raimundo, le acusó de cobardía y de no pelear por una mujer cristiana que estaba siendo atacada por infieles, actitud que fue secundada por muchos. Ya tomada la decisión que sí iba a haber enfrentamiento campal, el patriarca Heraclio de Cesarea propuso llevar la reliquia más importante del mundo cristiano, que era un fragmento de la  vera cruz, pero que él desafortunadamente no lo podía llevar.  En la noche, Guy finalmente fue convencido por Gerard de Ridefort, que saliera a atacar los infieles porque no lo esperarían y que eso le ayudaría a la victoria. Guy se levantó muy tarde, las tropas salieron en la mañana del 4 de Julio y hacia el medio día hombres y caballos empezaron a ser víctimas del intenso calor y la sed.
Raimundo insistió en que llegaran hasta Tiberíades, para que tropas y caballos se recuperaran, pero Guy replicó que había que descansar allí mismo y lo hicieron en Manescalia, en cercanías de las fuentes de Hattin sin poder llegar hasta el agua porque allí estaban apostadas  las tropas de Saladino.
Kennereth

 El mar de Galilea

Crédito de imagen

      

Imagen satelital del mar de Galilea
Crédito de imagen
Facebook.com
Durante la noche las tropas de soldados deshidratados por el intenso calor, fueron rodeadas y hostigadas a respirar humo por fogatas encendidas por los islámicos. En la mañana, las tropas del ejército cristiano se dieron cuenta de su desventaja, el conde Raimundo quien comandaba la vanguardia y con algunos que le acompañaron, hizo una embestida contra los islámicos y los dejaron pasar pero el implacable cerco se volvió a cerrar. Los caballos de los cercados europeos cargaron una y otra vez, sin poder tomar agua, los soldados fueron cayendo como mieses segadas, y finalmente, hubo una larga fila de monjes guerreros quienes eran exhortados por los derviches  a renegar de su fé o morir, y al permanecer orgullosos, fueron inexorablemente decapitados. 
    Las espadas consagradas de los otrora orgullosos monjes guerreros con su insignia Etamsiat occideret me in ipso illo esperato – Aunque con ella me mate, en El sigo esperando- fueron rotas y su martirio al ser decapitados fue la antesala de la pérdida de los santos lugares. El resultado del enfrentamiento en los Cuernos de Hattin fue la eliminación de las órdenes guerreras en tierra santa y el inicio de la expulsión de los europeos para la unificación del Dar el Harb, el mundo islámico conocido, y esto ocurrió el 4 de Julio de 1187.
Balian de Ibelin asumió la defensa de Jerusalén.
Los resultados de las negociaciones de Balian de Ibelin con Saladino lograron que los residentes de Jerusalén no fueran masacrados por los soldados islámicos de la misma forma que los primeros cruzados hicieron con los pobladores en el año de 1099.

Línea de tiempo

# Fecha Evento
  1 Julio 1, 1187 Saladino cruza el río Jordán 
  2 Julio 2 (día) Parte de las tropas de Saladino inician el sitio de la fortaleza de Tiberíades, donde estaba la familia de Raimundo de Trípoli
  3 Julio 2 (día) El grueso de la tropa de Saladino acampa en Kefar Sabet.
  4 Julio 2 (noche)  Desde Tiberíades, la condesa Escheva de Bures envía mensajeros hasta Séforis, pidiendo ayuda. 
  5 Julio 3 (día) Los cruzados fueron atacados en el camino de Séforis a Tiberíades y fueron bloqueados para no alcanzar a Hattin o Hittim, la única fuente de agua en la zona.
  6 Julio 3 (tarde)  Los cruzados acampan en Mishkana o Manescalia (en la parte oriental cercana a Hattin)
  7 Julio 4(amanecer) Las tropas de Saladino incendiaron los campos alrededor para hostigar los cruzados
  8 Julio 4(mañana) Las tropas de Saladino atacaron las sedientas y cansadas fuerzas de los cruzados en la parte inferior de los cuernos de Hattin
  9 Julio 4 (día) Los cruzados dividieron sus fuerzas, haciendo fácil la victoria para las tropas de Saladino
  10 Julio 4 (tarde) La mayoría de los cruzados estaban muertos o fueron capturados
  11 Julio 4 (tarde) Algunos caballeros cruzados se atrincheraron en la cima de los cuernos de Hattin, hasta que sitiados al final se rindieron.

Referencias

1. John J Robinson; Mazmorra Hoguera, Espada. Editorial Planeta, 1994.
2. James Reston Jr. Guerreros de Dios. Editorial Plaza Janés,  2003.
 
Nota: una versión breve de este knol aparece comentada por mí en la entrada 80 bajo el nick sinclair001  enhttp://crisei.blogalia.com/historias/29535, que comentan la película Cruzada (The Kingdom of Heaven), dirigida por Ridley Scott.

Recursos en la web

 
2. http://www.biblewalks.com/Sites/Hittim.html Este sitio en idioma inglés muestra fotografías sobre las diferentes perspectivas geográficas, como el «cuerno norte» y el «cuerno sur».
 
3. http://www.joseochoa.com/w2/media/hattin.pdf Muy detallada descripción por José Ochoa de como tiene curso la batalla, ayuda a ubicar geográficamente las tropas en contienda.