Categoría: EBM

Facts and figures about pharmaceutical industry


A very interesting source, PhRfarma:

“Often new medicines fill an important unmet need or provide an effective alternative where there previously were none. Many recent advances also facilitate adherence to treatment, halt disease progression, and help prevent serious complications, thus enabling patients to live longer, healthier lives.”

http://phrma-docs.phrma.org/sites/default/files/pdf/biopharmaceutical-industry-profile.pdf

virus-1812092_1280

Images from pixabay: Free for commercial use; No attribution required.

Vino y salud cardiovascular


Pues a propósito de haber visto información sobre equivalencia del contenido de resveratrol en vino, equivalente vs. ejercicio, hay la siguiente información publicada e la base de datos de MeLine:
Dos estudios, uno de 2013 y otro de 2014 no encontraron resultados concluyentes, estos estudios son:
Y el estudio que dice que sí tiene un efecto, hay que mirarlo con estos detalles 1) se refiere solo en forma genérica a vino rojo, no dicen el contenido de resveratrol y se dejó a libre elección de los participantes. y 2) Ojo, con esto, hubo una dieta mediterránea que estuvo muy bien estandarizada, junto con 30 minutos diarios de ejercicio, va la referencia a continuación:
De tal manera que vino funciona, en contexto de estilo de vida saludable y en cantidades no mayores a 200 mL en hombres y 100 mL en mujeres.
Estos datos son importantes para promover consumo responsable de licor.
Más: ver esta retractación

Lavado de manos.


Sulfatos de Glucosamina y condroitina- ¿cuál es la controversia?


El presente vínculo lleva a una presentación en power point, aclarando las diferencias entre el sulfato cristalino de glucosamina como medicamento y la llamada “glucosamina” como suplemento dietético.

Las diferencias entre los métodos de fabricación y control de calidad, hacen que la comparabilidad sea solo en función de léxico, lo cual ha generado mucha controversia en revisiones sistemáticas.

https://drive.google.com/open?id=1P7yeFnyk3A0MI1flY9A28aGVWSersMmM

 

Hepatoxicidad por fármacos / Drug-induced Liver Injury


 

The following information has been compiled in order to ease the understanding of liver toxicity, or drug induced liver injury (acronym DILI), and how to focus this kind of secondary reaction, without leaving the patient without a good therapeutic option.}

The searches has been consulted in May 2018.

# Database / Reference Comments Website
1 Livertox Adverse events are typically graded on a scale of 0 to 4.  Grades for severity of liver test abnormalities and symptoms of liver injury have been developed and standardized and are used in many publications of clinical trials and studies of new medications.  A commonly used grading system is that developed by the Acquired Immune Deficiency Syndrome (AIDS) Clinical Trials Group (CTG).  In this system, the following levels are used to assess severity, with the values expressed as multiples of the upper limit of the normal range (ULN). https://livertox.nih.gov/Severity.html
2 Appendix B: MedDRA Concept Descriptions
MedDRA Introductory Guide Version 21.0 76
March 2018 / 000148
Hy’s law is used as an indicator for potential drug-induced liver injury. To be considered a potential “Hy’s law” case, the following three components must all be met:
• Elevation of aminotransferases, e.g., alanine aminotransferase (ALT) and aspartate aminotransferase (AST), of >3x upper limit of normal (ULN)
• Alkaline phosphatase (ALP) <2x ULN
• Increase in total bilirubin ≥2x ULN
https://www.meddra.org/sites/default/files/guidance/file/intguide_21_0_english.pdf
3 FDA Guidance for Industry on Drug-Induced Liver Injury: Premarketing Clinical Evaluation. However, the most specific finding to date is a finding of cases of serum aminotransferase elevation together with elevated bilirubin concentration (and no evidence of biliary obstruction or impaired ability to conjugate bilirubin) in some trial subjects (i.e., Hy’s Law cases) https://www.federalregister.gov/documents/2009/07/30/E9-18135/guidance-for-industry-on-drug-induced-liver-injury-premarketing-clinical-evaluation-availability
4 Sabin C. Pitfalls of Assessing Hepatotoxicity in Trials and Observational Cohorts. Clin Infect Dis 2004; 38 (Suppl 2): S56–S64 The most common approach to the definition of hepatotoxicity is to consider elevations in ALT or aspartate aminotransferase (AST) levels above a certain threshold, as proposed by the AIDS Clinical Trials Group (ACTG) [29] for use in its trials. Under this definition, severe hepatotoxicity (grade 3 or 4) is defined as an increase in ALT and/or AST levels (whichever is higher) to >5 times the ULN. https://academic.oup.com/cid/article/38/Supplement_2/S56/330764
5 Bezabeh S. Clinically significant liver injury in patients treated with natalizumab. Aliment Pharmacol Ther 2010; 31: 1028–1035 According to ‘Hy’s rule’, an increased risk for serious outcomes with DILI is predicated on the following three components of serum biochemical results: alanine aminotransferase (ALT) >3· upper limit of normal (ULN), total bilirubin >2· ULN and AP </=1.5· ULN. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/pdf/10.1111/j.1365-2036.2010.04262.x
Livertox levels

Figure fragment taken from: https://livertox.nih.gov/Severity.html.   Consulted in 13 may 2018

A complementary comment, taken from Livertox:

Serum Enzyme Elevations. ALT or alkaline phosphatase (Alk P) levels rise above normal, but rarely above 20 times the upper limit of the normal range (ULN) for ALT or 5 times ULN for Alk P without the development of jaundice and symptoms. Asymptomatic enzyme elevations may be transient and detected only because of routine monitoring or may be found during evaluation of an unrelated problem. Serum enzymes improve rapidly (within 2 to 4 weeks) of stopping the medication, but also may improve spontaneously even with continuation of drug (which is sometimes referred to as “adaption”). The appearance of serum enzyme elevations during drug therapy often leads to the decision to decrease the dose or stop the medication, but the level or duration of elevations that calls for such a decision is often unclear. The occurrence of symptoms or jaundice should lead to prompt discontinuation. In addition, any elevation of ALT above 10 times the ULN and persistent elevations above 3 times the ULN are appropriate criteria to stop a medication, particularly if it has been implicated in causing severe drug induced liver injury or is a new medication with uncertain potential for hepatotoxicity.
Drugs. Almost all medications have been associated with a 1% to 5% rate of asymptomatic serum enzyme elevations during the first few months of therapy, but the pattern is most typical of isoniazid, the antiretroviral agents, methotrexate, tacrine, aspirin and acetaminophen. The rate of serum enzyme elevations is also dependent upon the criteria for “elevations” and the frequency of monitoring.
Criteria for Definition. Elements important in defining serum enzyme elevations without jaundice include:

Latency of 2 to 48 weeks
No or minimal and nonspecific symptoms
Serum ALT rising above normal but less than 20 times ULN, and/or
Alkaline phosphatase levels rising above normal but less than 5 times ULN
Bilirubin not rising to levels associated with jaundicel (total <2.5 mg/dL)
Spontaneous decrease into the normal range or improvement on stopping medication within 4 weeks.

In: https://livertox.nih.gov/Phenotypes_enzy.html consulted 13 May 2018

E-pacientes, cada vez más frecuentes


200

En una encuesta realizada para Astellas Innovation DebateTM, casi una quinta parte (18%) de las 200[1] personas encuestadas dijeron que les agradaría tener una consulta con su médico general a través de una cámara web por su teléfono o computadora en cualquier circunstancia. Lo que fue tal vez sorprendente es que la disposición a tener una «consulta virtual» es máxima en personas mayores, señala la encuesta: apenas a 7% de los menores de 25 años les gustaría tener una conversación con su médico general a través de una cámara web, en comparación con 22% de los mayores de 55 años.

Otro 41% dijeron que les gustaría ver a su médico general a través de la cámara web en algunas circunstancias.

De éstos, 72% afirmaron que les agradaría tener una consulta a través de la cámara web para qué se les repitiera una receta y 71% estarían satisfechos de recibir los resultados de una prueba de esta manera.

Dos terceras partes (65%) de las personas estarían contentas de consultar en torno a una enfermedad menor a través de la cámara web y seis de 10 (60%) consultarían de esta manera a cerca de un trastorno persistente. Sin embargo, alrededor de 42% dijeron que sólo considerarían una consulta en línea si esto significara que se les garantizaba una consulta al siguiente día.

Al tratarse de enfermedades que causan algún grado de vergüenza, parece que la consulta personalizada se vuelve más importante y tan sólo 18% de las personas desearían discutir a través de la cámara web un problema como la infestación de la cabeza por piojos o un exantema.

Entre los motivos referidos por un tercio de las personas (33%) a las que no les gustaría tener una consulta con el médico general a través de la cámara web fueron: a) querían comentar su trastorno en forma adecuada en persona (70%); b) necesitaban una exploración física (55%) o c) les preocupaba que no se pudiese identificar una enfermedad importante si se comunicaban con su médico general por vía electrónica (38%). Sólo 14% dijeron que se debía a que no tenían acceso a una cámara web o a la Internet.

Al comentar sobre los hallazgos de la encuesta, el médico y operador de la emisión, Dr. Kevin Fong, dijo:

«La revolución digital ha modificado la forma en que pensamos en torno a casi todas las maneras de interacción humana, incluida nuestra relación con nuestros médicos. Parece que las personas están dispuestas a aceptar nuevas formas de tener acceso a servicios de salud que lo que la profesión médica a veces presupone».

«Lo que es interesante sobre la investigación de Astellas Innovation Debate es que tendemos a pensar en las personas jóvenes como las más versadas en cuestiones digitales, pero son los mayores de 55 años los que están más dispuestos a interactuar con sus médicos a través de la cámara web».

En la actualidad, sólo 3% de los médicos generales ofrecen a sus pacientes consultas a través de la cámara web, aunque 36% tienen pensado comenzar a hacerlo en los próximos tres años a medida que el NHS se prepare para operar por medios electrónicos. Sin embargo, 62% de los médicos generales dijeron que, que era improbable que pudiesen ofrecer consultas a los pacientes en línea hacia el 2018.

Solo que se necesita una alta habilidad y experiencia clínica del médico, que al ser tener la integración del saber y la experiencia médica, con lo mejor de la evidencia disponible en la literatura científica, podrá brindar los mejores medios para su paciente.

Fuente: Medical News Today

http://www.medicalnewstoday.com/releases/288571.php

Tomado con modificaciones de http://www.medcenter.com/contentnews.aspx?pageid=128787&resource_center=364&langtype=15370&esp_id=233&id=225561

Referencia adicional:

Pablo Young, Bárbara C. Finn , Julio E. Bruetman , John D. C. Emery , Alfredo Buzzi. William Osler: el hombre y sus descripciones. Rev Med Chile 2012; 140: 1218-1227

Hígado graso y síndrome metabólico


A propósito del llamado hígado graso no alcohólico: cada vez con mayor frecuencia se lo está considerando heraldo de malas noticias para el aparato cardiovascular, relacionado con el síndrome metabólico con el que suele ir de la mano.

En qué consiste el hígado graso

En qué consiste el hígado graso

El síndrome metabólico con su pluripatología se comporta -si se me permite la licencia mitológica-, como la Hidra de Lerna: muchas cabezas de una misma enfermedad.

Esta relación se está empezando a describir con cada vez mayor frecuencia, y hay que tenerla en cuenta en la medida que una de las formas de manejo es relativamente fácil: con probióticos, confirmado por meta-análisis (http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3812493/pdf/WJG-19-6911.pdf )

Esta es la conclusión del artículo de Nan Hee Kim, Juri Park,  Seong Hwan Kim y colaboradores:

NAFLD was associated with early alterations of cardiovascular system, independent of established cardiovascular risk factors and MetS.
Acrónimo NAFLD: Non-alcoholic fatty liver disease. Enfermedad grasa hepática no alcohólica.

Referencia: http://heart.bmj.com/content/100/12/938.full.pdf+html

Otros recursos en la red:

Búsqueda en MedLine PubMed con términos de búsqueda: NAFLD and treatment and probiotics

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=NAFLD+and+treatment+and+probiotics

Más sobre el hígado graso

http://www.gastroenterologosecuador.com/patologias/higado.htm

More information about HONcode

Estudio Comparativo ALLHAT


animated14x28

Este estudio clínico es de los que a uno como clínico le gustaría ver más en el sentido de establecer si los nuevos medicamentos funcionan mejor que los antiguos. El contexto es que hay que tener en cuenta que muchos de los estudios clínicos que se presentan son solamente comparativos vs. placebo y los nuevos medicamentos que suelen tener unos costos muchos más elevados para los sistemas de salud, deberían justificar que tienen significativamente más beneficios que los ya existentes, para poder justificar en general los mayores costos que tienen. Escribo esto a propósito de material escrito por Marcia Angell MD, editora en jefe durante más de 20 años de la muy prestigiosa y reconocida New England Journal of Medicine.

angell.480 (1) Marcia Angell.

Este estudio se llama ALLHAT,con un número de eventos importantes, que confiere suficiente poder estadístico al estudio, a pesar de las diferencias en los niveles de presión arterial logrados, tampoco se pudieron establecer resultados estadísticamente significativos en términos de prevenci ón de mortalidad total e infarto de miocardio entre las tres medicaciones, y en prevención de eventos cerebrovasculares entre clortalidona y amlodipina. Sólo la clortalidona mostró un perfil más favorable que las otras dos medicaciones para proteger del desarrollo de insuficiencia cardíaca, y comparando con lisinopril, de accidentes cerebrovasculares. En este punto deberíamos preguntarnos por qué diferencias de PA estadísticamente significativas no se traducen en reducciones de eventos cardiovasculares duros, hecho perfectamente demostrado a partir tanto de estudios epidemiológicos como de ensayos clínicos controlados.

El estudio ALLHAT fue desarrollado en forma oficial por el Instituto Nacional del  Corazón, Pulmón y Sangre de los Estados Unidos, incluyó pacientes hipertensos arteriales estadios 1 y 2 de más de 55 años de edad con un factor de riesgo cardiovascular, y comparó clortalidona, amlodipina y lisinopril. La clortalidona redujo la presión arterial sistólica m ás que la amlodipina y el
lisinopril; la amlodipina redujo la presión diastólica m ás que la clortalidona y el lisinopril; la amlodipina redujo la presión sistólica m ás que el lisinopril; no hubo diferencias entre clortalidona y lisinopril para la diastólica. Estos resultados no concuerdan con los de los ensayos clínicos controlados publicados previamente, en los que se demostró equipotencia entre las diversas familias
de medicamentos, como ha ocurrido en los estudios INSIGHT y STOP 2, por ejemplo.

En el estudio ALLHAT han quedado claramente establecidos los efectos metabólicos de las distintas medicaciones, los cuales indudablemente también interfieren en el desarrollo de eventos duros. La clortalidona aumenta los niveles promedio de glicemia y la incidencia de diabetes mellitus, presenta mayores niveles de colesterol total promedio y de pacientes con hipercolesterolemia, y reduce significativamente la potasemia promedio, aumentando el porcentaje de pacientes con hipokaliemia. La amlodipina no modificó las glicemias promedio de la población en estudio durante los 4 años del mismo, aunque en este grupo desarrollaron
diabetes mellitus más pacientes que con lisinopril; por otra parte, no mostró diferencias con esta última droga en los niveles de colesterol plasmático total y kaliemia. Finalmente, el lisinopril fue la única de las tres drogas que redujo las glicemias promedio y tuvo significativamente menor desarrollo de diabetes mellitus. Por lo expuesto, quizás las diferencias en t érminos de reducción de PA puedan ser contrarrestadas por diferencias en efectos metabólicos, y esto pueda explicar los resultados neutros en la mayoría de los puntos finales duros.

CONCLUSIONES 

El estudio ALLHAT no mostró diferencias estadísticamente significativas entre las tres medicaciones en términos de prevención de mortalidad total e infarto de  miocardio.

Además, corrobora la presunción de que los bloqueantes de los canales de calcio no previenen el desarrollo de insuficiencia cardíaca en pacientes hipertensos arteriales, pero sorprende ostensiblemente que los inhibidores de la enzima convertidora  no tengan este efecto, según ALLHAT,  ya que en metaanálisis previos se habían observado beneficios comparables con diuréticos y/o betabloqueadores, e inclusive mayor beneficio con inhibidores ECA.

Referencias

http://www.fac.org.ar/1/revista/03v32n2/actual/act01/piskorz.PDF

http://clinical.diabetesjournals.org/content/21/3/102.full

 

Guías para orientación en enfermedad coronaria


 

Animation_TWIST3_fast

Me acuerdo que había visto http://www.quantiamd.com/player/ybjvcnhde  (requiere estar inscrito este sitio Quantia MD, vale la pena). Hablan de las guías clínicas de manejo, que lo interesante es el consenso que tienen por varias sociedades.

Excelentes guías del Journal of American College of Cardiology.

Manesh R. Patel, MD, FACC; Steven R. Bailey, MD, FACC, FSCAI, FAHA; Robert O. Bonow, MD, MACC, MACP, FAHA; Charles E. Chambers, MD, FACC, FSCAI; Paul S. Chan, MD, MSc; Gregory J. Dehmer, MD, FACC, FSCAI, FACP, FAHA; Ajay J. Kirtane, MD, SM, FACC, FSCAI; L. Samuel Wann, MD, MACC; R. Parker Ward, MD, FACC, FASE, FASNC. ACCF/SCAI/AATS/AHA/ASE/ASNC/HFSA/HRS/SCCM/SCCT/SCMR/STS 2012 Appropriate Use Criteria for Diagnostic Catheterization. Journal of the American College of Cardiology Vol. 59, No. 22, 2012. 

http://content.onlinejacc.org/article.aspx?articleid=1182705

A Report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines, and the American College of Physicians, American Association for Thoracic Surgery, Preventive Cardiovascular Nurses Association, Society for Cardiovascular Angiography and Interventions, and Society of Thoracic Surgeons 2012: ACCF/AHA/ACP/AATS/PCNA/SCAI/STS Guideline for the Diagnosis and Management of Patients With Stable Ischemic Heart Disease Journal of the American College of Cardiology Vol. 60, No. 24, 2012

http://content.onlinejacc.org/article.aspx?articleid=1391404