Categoría: Antropología

Medicina hipocrática: RIP


Este artículo del profesor Fernando Sánchez Torres, muestra una perspectiva -diríase orwelliana- en lo que tristemente se ha convertido la que otrora fuera la digna profesión médica. Y digo RIP, recordando a Jacques Atali, quien en su momento en su obra El orden caníbal, planteaba que el futuro de aquella época (hoy) no iba a contar con médicos.
Ya está pasando.  Y otro montón de detonantes, que ya se ven como los administrativos, burocráticos, gerenciales, la presión legal, el no poder curar ya que ni siquiera hay tiempo para consolar, harán que los rescoldos de medicina clásica, se vayan sumiendo poco a poco en la sombra del pasado.
Instancias legales son las que definen ahora que tipo de enfermedades existen o no pueden existir y que tipo de situaciones “tienen” que salir de determinada forma.  La obstetricia, la cirugía plástica, se han vuelto especialidades de alto riesgo jurídico. Entidades regulatorias ahora son las que dictan para que sí y para que no se puede usar un medicamento. Entidades administrativas con una infinita malla burocrática en horario de oficina define cuando se autoriza un procedimiento, un medicamento, mientras el doliente solo espera lo que la naturaleza generalmente suele deparar en un caso de gravedad. E instancias aseguradoras con la prerrogativa de la “eminencia gris”.
Vivimos inmersos en una enorme paradoja, de contar con la mayor cantidad de información y la menor cantidad de sabiduría. De poder hacer diagnósticos tan difíciles, y de contar paralelamente con la complejidad administrativa que busca eficiencia gerencial sin tener en cuenta al enfermo como protagonista.
30 de marzo 2017 , 12:00 a.m.
Siempre he sostenido que el médico debe ser alguien de primera clase para cumplir una misión también de primera clase, por lo noble y lo compleja. Siendo así, además de poseer verdadera vocación y virtudes especiales (como la compasión y la disposición de servir al otro), requiere estar revestido de una sólida preparación profesional, sin la cual difícilmente llegará a constituirse en un médico de primera clase.

La anterior introducción la motiva la preocupación que me asiste al contemplar la desfavorable situación que en el país vienen atravesando mis colegas en ejercicio, sobre todo los de las últimas generaciones. Ejercer hoy la medicina en Colombia sin dar traspiés y padecer es una hazaña, reconociendo que siempre ha sido difícil hacerlo, más aún si la aspiración es sobresalir.

Las dificultades comenzaron cuando la profesión dejó de ser liberal y la salud pasó a depender de las políticas estatales. El médico hubo de enrolarse en calidad de funcionario y subsistir con un salario. La nueva modalidad de ejercicio tenía y tiene a su haber el tratarse de un servicio social a favor del bien más preciado de toda persona: la salud. Tal circunstancia ha sido aprovechada por los empleadores para explotar al médico mediante contratos leoninos, sin estabilidad laboral, sin derecho a la seguridad social y con remuneraciones arbitrarias, alejadas de toda consideración. Muchos actos médicos tienen estipendios inferiores a los que recibe una manicurista por arreglar las uñas.

Al tiempo que el médico ha venido perdiendo estatus frente a la sociedad, su responsabilidad ante las instancias judiciales se ha incrementado.

A lo mencionado se agrega la competencia profesional, originada en la producción desbordada de médicos, producto de la alegre creación de escuelas de medicina y que ha traído consigo no solo un problema cuantitativo, sino también –que es lo más grave– uno cualitativo. En los sectores académico y gremial de la profesión hay preocupación por la falta de preparación de buena parte de los nuevos médicos que semestralmente son lanzados al mercado, pues no son garantía para la sociedad a la que van a servir. Los deslices y embarradas de esos galenos de pacotilla le han venido haciendo también mucho daño a la profesión, pues los pacientes ven ahora a todos los médicos con ojos de desconfianza y los califican de profesionales de tercera.

Al tiempo que el médico ha venido perdiendo estatus frente a la sociedad, su responsabilidad ante las instancias judiciales se ha incrementado. El ejercicio de la medicina se ha convertido en una actividad de alto riesgo, judicializada, como que los pacientes –asesorados por abogados– demandan a diario a sus médicos por supuestos o evidentes malos resultados. Además, las sentencias de las altas cortes y los fallos de los jueces suelen meter en cintura la autonomía médica al ordenarles cómo actuar frente al enfermo.

Como si fuera de poca monta el efecto adverso que acarrea la explosión de médicos, ahora se suma otro ingrediente, de progresiva ocurrencia: el ingreso al país de curadores cubanos y venezolanos que, con la anuencia y quizás con la complacencia de las autoridades respectivas, vienen en busca de mejores oportunidades, y las encuentran.

Frente a este panorama pesaroso, considero que tengo razón cuando en las ocasiones que se me brindan para recibir a quienes ingresan al programa de medicina en la Universidad Nacional les hablo sobre el porvenir que les espera. Para ello tomo prestada la recomendación del médico suizo Jacob Laurenz Sonderegger, citada por Kurt Pollak en su libro La medicina: “No aconsejes a nadie que se haga médico. Si, no obstante, él (o ella) quiere serlo, hazle insistentes e incisivas advertencias, pero cuando él (o ella) se empeñe a pesar de todo, dale tu bendición, pues por poco que valga la necesitará”.

FERNANDO SÁNCHEZ TORRES

Neurobiología del amor


Introducción

¿Cuál es la utilidad del sexo? La introducción del sexo masculino con la conocida debilidad del cromosoma Y, la producción inducida de testosterona para ayudar a mantener las características secundarias del ser masculino, la inmunosupresión relacionada con esta hormona, la vida más corta del hombre al comparar vs. la mujer, hace que aparentemente dicho cromosoma no tenga mucho sentido desde el punto de vista biológico.

En los mamíferos y los seres humanos en las células sexuales contienen un par de cromosomas sexuales que son los que determinan el desarrollo de las glándulas sexuales y las hormonas correspondientes, de tal forma que la combinación de XY permite el desarrollo de teste, y la combinación de XX la formación de ovarios.

Las glándulas sexuales o gónadas son entonces las que determinan el sexo gonadal, es decir, si hay testes u ovarios. Y de aquí se deriva el fenotipo sexual o características sexuales secundarias, es decir, el aspecto que hay en función del sexo, que sabemos, tiene una enorme variedad en donde están obviamente contemplados, los órganos genitales. Posteriormente, la secreción hormonal durante la pubertad activa la tendencia sexual femenina o masculina que había quedado latente en el cerebro, como una especie de “bella durmiente”, desde el nacimiento.

Y en el devenir de posibilidades del acontecer biológico, la carga genética en el mundo de los organismos unicelulares procarióticos solamente se puede modificar por la llamada conjugación, donde una bacteria comparte con otra bacteria una parte homogénea de su ADN y el fenómeno resultante no produce un ser diferente a los que lo originaron. Dicho de otra forma, en la conjugación bacteriana, que es una especie de primitivo sexo entre organismos procarióticos, solo hay algunas modificaciones en el organismo que recibe el ADN o el plásmido o el transposón conjugado de ARN, pero no se forma una célula completamente nueva y diferente a sus progenitores. Y acá el concepto importante que ayuda a entender las diferencias, es el de novedad.

SPERMATOZOID

Imagen artística sobre espermatozoide en movimiento. Crédito de imagen: https://media.giphy.com/media/14iNgUYJIdGAWA/giphy.gif

En contraste con este digamos “sexo” procariótico, en el sexo donde participan un óvulo y un espermatozoide, la unión de las cargas genéticas de estas células especializadas, crea un cigoto, que es una célula nueva y esencialmente diferente a sus progenitores.
El espermatozoide es una célula especializada que aporta una carga genética, una cantidad de ADN semejante a la del óvulo receptor, la unión de ambas cargas genéticas da un ser con una carga genética completa, esencialmente diferente a sus padres. Y el valor de seres nuevos, es uno que Darwin preconizó en su tiempo: a mayor cantidad de individuos que tienen cargas genéticas diferentes entre sím mayor capacidad de adaptación frente al medio externo. Y sabemos que la adaptación es lo que ha permitido la enorme variedad de organismos en el planeta, la adaptación es uno de los factores para que la vida se haya abierto paso en la forma que lo ha hecho.

Amor, ese gran desconocido
Si bien el inicio es con tema de sexo, ahora miremos el tema del amor. Según la Real Academia Española, el amor se define como “Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.”; adicionalmente también se define como “Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear”.  Erich Fromm, ese gran humanista, psicólogo y filósofo considera al amor como “una solución madura al problema de la existencia”. Quedemos con Fromm, al referirse al amor:

el amor maduro significa unión a condición de preservar la propia integridad, la propia individualidad. El amor es un poder activo en el hombre; un poder que atraviesa las barreras que separan al hombre de sus semejantes y lo une a los demás; el amor lo capacita para superar su sentimiento de aislamiento y separatidad, y no obstante le permite ser él mismo, mantener su integridad. En el amor se da la paradoja de dos seres que se convierten en uno y, no obstante, siguen siendo dos.”

 


Amor romántico y cerebro

¿Son los cerebros necesarios para el sexo?

No necesariamente, en muchas especies con sistemas neurales primitivos, la reproducción tiene lugar sin la necesidad de rituales complejos. Pero a medida que la especie va aumentando en complejidad social en la escala evolutiva, la vida gregaria impone nuevos retos y necesidades de adaptación. Se empieza a requerir una mayor capacidad de manejo de información, que cuando sobrepasa a la capacidad del propio ADN, hace deseable y necesaria esta nueva biblioteca de información, llamada cerebro.

Y en el caso de los homínidos, el cerebro es su principal instrumento sexual. En la búsqueda de la mejor pareja, de las mejores cargas genéticas, las hembras tienen un instrumento infalible de selección, que se llama cortejo. El cortejo es de los aspectos más variopintos en el reino animal, en cuanto a lo que el macho (en general, porque hay excepciones), debe hacer con miras a atraer la atención de una hembra fértil. Esto ocurre  cuando un sexo (en este caso la hembra) se convierte en un recurso limitante para el otro, el resultado consiste en un incremento en la competencia entre los miembros del sexo accesible (en este caso el macho) para aparearse con ejemplares del sexo limitante (Gabelli FM, 2014).

Desde construír un interesante nido, hasta tener una gran cornamenta, ser capaz de cantos con trinos inverosímiles hasta derrotar a otros competidores en la época del estro de las hembras, desde construir telarañas fantásticas hasta hacer homéricas declamaciones épicas, demostrar tener “éxito” en las diferentes acepciones que conceda la cultura para cada época para los diversos conglomerados sociales….. el éxito en la edad antigua obviamente es bastante diferente al que se considera por una persona del siglo XXI como lo es para un indígena transhumante vs el de un citadino de cualquiera de las convulsas ciudades del mundo. Estas diferentes características y conductas surgieron y se desarrollaron según Darwin, como consecuencia de un proceso al cual denominó Selección Sexual. Dichos rasgos ocurrieron porque permitían a ciertos sujetos poseer ventajas reproductivas con respecto a otros y poder propagar sus genes.

El cortejo es entonces una actividad compleja que requiere conjugar diversa información. Información del medio interno e información del medio externo, para lograr en últimas, una relación sexual o coito.

Busca obtener como recompensa el placer, que está asociado con el llamado sistema límbico, implica aceptar por parte de quien hace el cortejo una gran dosis de riesgo, es decir, algo de supresión de actividad de la corteza prefrontal que evalúa y admite o no admite riesgos.

El cerebro se puede considerar entonces como ese órgano privilegiado que en su complejo entramado y presencia de células, logra organizar de tal manera la información, la adaptación al contexto social y si es el caso, cultural, orquestando las pulsiones e instintos para poder finalmente llegar a ese resultado final de la multiplicación de los propios genes.

Pensadores como Humberto Maturana y Francisco Varela describen como al sistema nervioso se le considera un instrumento mediante el cual el organismo obtiene información del ambiente que luego utiliza en la construcción de una representación sobre el mundo, lo cual le permite generar una conducta adecuada que le permite sobrevivir en él. De acuerdo a esta descripción, el medio ambiente especifica en el sistema nervioso las características que le son propias y por su parte, el cerebro utiliza tales características en la generación de la conducta, de una forma semejante a cuando conocemos una ruta de acuerdo a como está trazada en un mapa.

¿Y por qué surgen los cerebros?

Cuando los actos complicados de relación con el medio ambiente que rodeaban a los seres rebasaron la capacidad de respuestas incluidas dentro del genoma, esto es, las respuestas programadas genéticamente, entonces surgieron los cerebros, como lo sugiere Carl Sagan.
La representación escrita del código genético de aproximadamente 5000 nucleótidos correspondiente al ADN de un virus bacteriano pequeño -los llamados bacteriófagos o virus que infectan bacterias- ocupa aproximadamente el espacio de una página Si se hiciera lo mismo con la secuencia nucleotídica del ADN de una bacteria unicelular, ocuparía aproximadamente 2.000 páginas, mientras que se requerirían ¡un millón de páginas ! para el código genético de una célula de mamífero. Estas y otras situaciones de presión evolutiva desembocaron en la pasión por el aprendizaje como herramienta para la supervivencia y el resultado, en buena medida es la liberación concedida por la corteza cerebral de las conductas transmitidas genéticamente, porque cada uno es responsable de lo que asimila como aprendizaje en su cerebro.

Cerebro de hombre, cerebro de mujer

Me llamó la atención este título de la obra del neurólogo zaragozano Hugo Liaño (2000), porque los primeros pasos en la diferenciación del sexo están en función primero del sexo genético (el cromosoma X, el cromosoma Y) y después, del sexo gonadal, que luego son influenciados por las diferentes hormonas procedentes de las glándulas sexuales y otros órganos endocrinos, para configurar la naturaleza masculina o femenina del individuo, mezcla a la cual, para agregar un poco más de complejidad en el caso del humano, luego tiene un enorme papel la cultura o entorno en el cual se desarrollan los niños y niñas. Las relaciones epigenéticas con el ambiente, ayudan a forjar la futura conducta sexual del adulto.

Desde el punto de vista de la biología evolutiva hay un planteamiento llamativo y es que si a semejanza de otras especies, el cuerpo de los humanos es producto de la Selección Natural, entonces seguramente la psiqué igualmente podría haber tenido este proceso. De tal forma, los complejos mecanismos de la psiqué humana que se exhiben luego de una larga historia evolutiva, dota a los humanos de un repertorio muy versátil de comportamientos para resolver los problemas adaptativos de apareamiento. Y es aquí donde el cerebro masculino empieza a mostrar algunas diferencias frente al femenino, porque la exposición in utero a la testosterona resulta en algunas caracerísticas fenotípicas particulares, como mayor especialización del hemisferio derecho y mayor habilidad espacial, menor cantidad de sustancia blanca de conexión con el hemisferio izquierdo, es decir, una menor comunicación interhemisférica, y una función relativamente menor de la zona prefrontal.

El cerebro en busca de placer.

El deseo sexual, la excitación y el orgasmo son mediados por complejas – y aún no totalmente comprendidas- interacciones de los componentes somático o voluntario y autonómico del sistema nervioso, que operan a niveles cerebrales, espinales y periféricos. Además, la actividad neural dentro de estos sistemas es modulada por la presencia de múltiples mediadores, como las hormonas esteroideas así como neurotransmisores de tipo peptídico que afectan diferencialmente la respuesta de macho y hembra.

El trabajo pionero de Masters y Johnson (citado por Martínez L & Rodas S (2011) de 1966, examinó más de 10.000 secuencias de actos sexuales y sobre estos resultados dividieron la respuesta sexual en cuatro fases: excitación, meseta, orgasmo y resolución, los cuales se describen mediante una curva. Y estas fases del acto sexual resultan de una compleja danza de estìmulos hormonales, sucesión de neurotransmisores elaborados por el sistema nervioso, como feniletilamina y oxitocina, que entonces ayudan a regir la conducta erótica.

Hay gran complejidad en los fenómenos neurobiológicos relacionados con amor: el afecto y el sentimiento que conocemos como amor se sustenta en actividades de confianza, de creencias, de placer y recompensa en el cerebro, es decir, se relaciona con los procesos límbicos. En el sistema límbico participan neurotransmisores como la oxitocina, la vasopresina, la dopamina, y la señalización serotoninérgica. Por otra parte, también juegan un papel las endorfinas y los sistemas morfinérgicos, junto a las vías autorreguladores de óxido nítrico. El control del impulso sexual reside en el sistema límbico, que es la sede de las emociones; funcionalmente trabaja junto con el neocórtex que otorga a la especie humana una función de relación social (Martínez L & Rodas S , 2011) .  Y obviamente se llega al escenario del comportamiento sexual, el cual es fundamental para la supervivencia de las especies, y en el presente documento igualmente se procurará hacer una aproximación a los mecanismos neurales de esta conducta en el cerebro humano.

El sistema límbico se encarga de manejar actividades relacionadas con supervivencia de la especie, donde tienen cabida diferentes actividades gratificantes o placenteras y la motivación de diferentes apetitos que por lo general rige los comportamientos biológicos beneficiosos como la alimentación, el sexo y la reproducción.

Todo esto orienta a una amplia base de señalización común relacionada el concepto de amor, combinando así los aspectos fisiológicos relacionados con el amor y el apego materno, romántico o sexual con otras actividades saludables o estados neurobiológicos.

La práctica médica puede hacer uso de este concepto enfocándose en la llamada unidad mente / cuerpo o la medicina integrativa. Por lo tanto, el amor, y las actividades placenteras tienen potencial para reducir el estrés y ayudar a la promoción de la salud, ya que llevan implìcita la capacidad de curar o facilitar la motivación y el comportamiento beneficioso. El amor y el placer aseguran la supervivencia de los individuos y sus descendientes (Esch T, Stefano GB, 2005).

El cortex cingulado

El cortex del cíngulo anterior (sigla en inglés CCA) también conocido como  circunvolución del cíngulo anterior es la parte frontal (anterior) de la circunvolución del cíngulo, que parece un “collar” formado alrededor del cuerpo calloso, el  cual es el conjunto de fibras que transmite las diferentes señales neuronales entre los hemisferios cerebrales derecho e izquierdo.

220px-Anterior_cingulate_gyrus_animation

Posición del cortex cingulado anterior dentro del cerebro. Crédito de imagen: https://es.wikipedia.org/wiki/Cortex_del_c%C3%ADngulo_anterior

brain_chart_final_2

Ubicación anatómica del córtex cigulado anterior. Crédito de imagen: http://2012election.procon.org/files/1-2016-election-images/brain_chart_final_2.jpg

Esta estructura cerebral juega un papel fundamental en la canalización de la motivación y la emoción a objetivos apropiados al contexto, con lo cual el córtex cingulado anterior interviene en la iniciación de las acciones, en la intencionalidad de las respuestas y en la focalización de la atención ( Galindo AM et al, 2005 ). La corteza cingulada anterior es una región del cerebro que subordina la cognición y el control motor, aunque los mecanismos de estas funciones siguen siendo desconocidos. A partir de estudios de neuroimagen y de electrofisiología originados en monos y en humanos se ha obtenido información valiosa , pero ha sido difícil vincular las dos literaturas . Se ha planteado la hipótesis de que el córtex cingulado anterior humano está compuesto de una mezcla de células funcionalmente distintas que anticipan y detectan objetivos diversos, indican novedad, influyen en las respuestas de movimiento, codifican los valores de recompensa y señalan los errores ( Bush G. et al, 2002)

La feniletilamina y el enamoramiento

La feniletilamina (FEA) se comienza a producir al principio del enamoramiento. Esta molécula es un neurotransmisor responsable de las sensaciones y modificaciones fisiológicas que experimentamos cuando estamos enamorados.

Imbecilidad transitoria”, le llamó Ortega y Gasset a ese estado transitorio  no se puede mantener bioquímicamente por mucho tiempo. No hay duda: el amor es una enfermedad con “desajuste” transitorio de la neurotransmisión, se caracteriza por tener su propio rosario de pensamientos obsesivos y su propio ámbito de acción. Al inundarse el cerebro de la feniletilamina, éste responde mediante la secreción de dopamina (neurotransmisor responsable de los mecanismos de refuerzo del cerebro, es decir, de la capacidad de desear algo y de repetir un comportamiento que proporciona placer), junto con norepinefrina y oxitocina.

El importante rol de la oxitocina

La oxitocina es un nonapéptido con una impresionante variedad de funciones fisiológicas. Entre ellos, los efectos “pro-sociales” se han discutido en varias revisiones recientes, pero los efectos directos sobre el comportamiento sexual masculino y femenino tienen cada vez más atención (Veening JG et al, 2015).

Se ha informado que las concentraciones plasmáticas de oxitocina son altas entre las personas que dicen estar enamorándose. La oxitocina inyectada en el líquido cefalorraquídeo provoca erecciones espontáneas en ratas, que reflejan las acciones en el hipotálamo y la médula espinal. Esto demuestra que la “hormona del amor” puede tener un papel para provocar la erección durante la excitación sexual (Magon N & Kalra S, 2011).

La identificación de las regiones del cerebro humano que se ven afectadas por la oxitocina y la vasopresina en un contexto social es esencial para caracterizar completamente el papel de la oxitocina y la vasopresina en el complejo de la cognición social humana.

La oxitocina aumentó significativamente la respuesta de la amígdala y del tronco cerebral izquierdo a los rostros temerosos y no afectó la actividad de la amígdala o del tronco cerebral frente a las caras enojadas o felices, independientemente de donde se dirigió la atención social.  En las mujeres, la  actividad también se incrementó por la oxitocina en varias otras regiones, como se demuestra en un análisis exploratorio de todo el cerebro; mientras que en los hombres la actividad de los polos temporales fue estimulada por la oxitocina al tratar con rostros felices y temerosos, en las mujeres, la oxitocina tuvo mayor actividad en los polos temporales, así como la circunvolución temporal superior, la circunvolución fusiforme, y la ínsula, áreas del cerebro involucradas con la percepción altamente especializada en codificación facial de la emoción y la empatía (Zink, CF., & Meyer-Lindenberg, A, 2012).

Otros neurotransmisores

Además de su rol en el control subcortical de la postura y la motricidad, la dopamina tiene un papel clave en una gama de funciones neurohormonales y neuroquímicas incluyendo la cognición, la producción de leche , la excitación , la recompensa, donde entra como no, el comportamiento sexual. De hecho, es la respuesta de dopamina que en algunos casos puede generar adicciòn, hemos oído muchas veces hablar de adicción al sexo (Baskerville TA & Douglas AJ, 2010). 

OSO neurotrans

El rol de diferentes neurotransmisores. Crédito de imagen: Steve Burns Las Bases médicas del estrés, en http://www.teachhealth.com/spchemmess.html

Al evaluar los cambios en la perfusìón vascular cerebral, se ha encontrado que el orgasmo se asocia principalmente con una marcada reducción en el neocórtex, particularmente en la corteza orbitofrontal lateral izquierda , giro temporal inferior y polo anterior temporal, con estos hallazgos se propone que la disminución del flujo sanguíneo en la corteza orbitofrontal lateral izquierda significa desinhibición conductual durante el orgasmo en las mujeres, y la desactivación del lóbulo temporal está directamente relacionada con alta excitación sexual (Geordiadis JR et al, 2006). Se colige algo interesante, y es que a mayor actividad de dopamina, menor inteligencia, no hay nadie inteligente en la cama ! “El romanticismo invade la cordura, e impide la imparcialidad“, se ha dicho elocuentemente en un blog.

El filósofo de Amsterdam, Baruch o Benedictus Spinoza expresó en el siglo XVII algunos prolegómenos para la posteridad del romanticismo:

“la mente queda más o menos sometida a las pasiones según tenga más o menos adecuadas ideas, de modo que un hombre con pobres poderes de percepción y raciocinio queda especialmente sometido a la pasión”…..

El neurotransmisor Dopamina y la “recompensa”.

A partir de un descubrimiento accidental en 1953, James Olds y Peter Milner bajo la dirección de Donald Olding Hebb, en la Universidad de MacGill en Montreal encontraron que la estimulación eléctrica de determinadas áreas del cerebro era poderosamente gratificante. Estaban buscando la estimulación del sistema o sustancia reticular activadora ascendente (que controlaba el ciclo de sueño vigilia), y el  electrodo mal ubicado hizo que las ratas compulsivamente presionaran una palanca para obtener la estimulación, haciendo caso omiso de los estímulos gratificantes de forma natural, como alimentos (aunque tuvieran hambre), agua (aunque tuvieran sed) o apareamiento.

giphy-431

El exceso de dopamina tiende a hacer una conducta repetitiva. Crédito de imagen: http://31.media.tumblr.com/tumblr_m88rxwNdCY1r6l8gpo1_500.gif

Este descubrimiento inspiró a los investigadores tratan de determinar la base neural de tal refuerzo, que en su momento llamaron coloquialmente “el botón del placer”. Y lo llamaron así, porque las ratas llegaron a pulsar la palanca hasta ¡siete mil veces por hora! para estimularse. Incluso las ratas hembra llegaron al extremo de abandonar a su camada recién nacida para seguir pulsando la palanca ( Linden DJ, 2011.)

La dopamina es un neurotransmisor clave para la recompensa en el cerebro. En la década de 1990, Schultz y sus colegas descubrieron que las neuronas dopaminérgicas en el área tegmental ventral (VTA) fueron excitadas por recompensa inesperada, y disminuyó su respuesta ante la recompensa  cuando una señal sensorial predijo dicha recompensa. Es decir, las neuronas dopaminérgicas están excitadas cuando el resultado es mejor de lo esperado, mientras que se inhiben cuando el resultado es peor de lo esperado.

brain_stem d_03_cr_que_1a
El área tegmental ventral (VTA). Crédito de imagen:
https://sites.google.com/site/cerebrohumanoycalculoracional/el-sistema-nervioso/sistema-nervioso/neurotransmisores/adrenergicos/indolaminas/serotonina

Esto sugiere que el sistema de recompensa del cerebro se activa sólo cuando el cerebro deja de predecir los resultados correctamente. Dicha señal se ha convenido en llamar “error de predicción de recompensa” (RPE). Como preferencia fue superior a la necesidad de comer o beber, esto sugirió que esta área (VTA) es el “centro del placer” del cerebro. Y otro núcleo también relacionado con el VTA por ser un circuito dopaminérgico, es el llamado nucleus accumbens el cual tiene papel en recompensas como la de la alimentación, el sexo y ahora, los videojuegos e igualmente en la adicción a diferentes sustancias. Son también conocidos como los centros hedónicos (del griego hedoné, placer).  Un estudio reciente encontró que está implicado en las emociones inducidas por la música, quizá por su papel mediador de la liberación de la dopamina.

El VTA también interviene en las pautas temporales, y se ha considerado ampliamente como la interfaz entre el sistema límbico y el motor.   No hay que perder entonces de vista estos dos conjuntos neuronales o núcleos: el VTA y el núcleo accumbens, porque son componentes clave del circuito de recompensa en el llamado sistema mesolímbico de la dopamina: las neuronas que se originan en el área tegmental ventral (VTA, cerca de la base del cerebro) dirigen sus proyecciones hacia el nucleus accumbens. Esas neuronas del VTA se comunican con las del núcleo accumbens enviando el neurotransmisor dopamina desde los extremos de sus axones hasta los receptores presentes en las neuronas del nucleus accumbens. Y un detalle importante, la vía de la dopamina desde el VTA hasta el nucleus accumbens resulta decisiva para la adicción, esto ayuda a entender también porqué el sexo también puede generar conducta adictiva.Todo este conjunto de hallazgos han cambiado la forma en que se concibe el sistema de recompensa, aunque sigue sin conocerse cómo se realizan estas operaciones en el cerebro. Una serie de modelos de refuerzo de aprendizaje relacionados han sugerido que una señal inhibitoria valor dependiente podría contrarrestar la señal excitatoria de recompensa en suprimir la producción dopaminérgica para recompensas esperadas y no para recompensas inesperadas. Para determinar si es así como funciona el sistema in vivo, se registraron las señales de los diferentes tipos de neuronas en el VTA de ratones durante una tarea de recompensa-predicción.  Y se encontró que hay un papel de la serotonina, que provenía del conjunto neuronal llamado núcleo dorsal del rafé, el cual se relacionaba con el área tegmental ventral (Cohen JY, 2015). Sin embargo, estos circuitos no están solos, igualmente interactúan con la corteza prefrontal (Puig V, 2004).

Y aunque en animales no se sabe mucho del orgasmo, afortunadamente como lo dijera Carl Sagan, no somos ratas y viene un hecho del mayor interés: el núcleo tegmental ventral (VTA) es 70 por ciento !! más grande en mujeres y es el que se activa durante el orgasmo en una relación sexual; esto explica el que las mujeres tengan orgasmos más duraderos que los hombres y que se involucren emocionalmente con sus parejas sexuales. Y sobre los “desengaños”, esa veisalgia amorosa, la depuración de la misma es más lenta en el cerebro femenino; por ello, al terminar una relación que duró los 3 años, la mujer tarda en recuperarse hasta tres meses, mientras él tarda 28 días en regresar a los valores basales de dopamina.

El hipotálamo

¿Por qué los hombres siempre buscan sexo? Una parte de esta respuesta tiene que ver con que los hombres tienen de mayor tamaño las zonas del cerebro relacionadas con la sexualidad, frente a las mujeres. Y acá entra en escena esta zona del sistema nervioso llamado hipotálamo, que viene a significar que está por debajo del tálamo. El hipotálamo es esa estructura que conecta cerebro y sistema endocrino, para producir hormonas entonces afecta el impulso sexual.

El hipotálamo masculino es un 15% más grande que el de las mujeres y se relaciona con el hecho novelescamente conocido que los hombres sean más promiscuos, más infieles, más generadores de mayor actividad sexual y más visuales. El hipotálamo es pues, el protagonista de fondo en novelas como el Burlador de Sevilla, o Giacomo Casanova.

Aunque más allá de que los hombres tengan el hipotálamo más grande, esos comportamientos se explican porque generan más vasopresina y están mejor adaptados a la liberación de la misma. Adicionalmente, los hombres tienen mayor densidad de neuronas en estructuras subcorticales, como la amígdala cerebral, el tálamo (desarrollan mayor control motor).

El hipotálamo es uno también de esos núcleos cerebrales que interactúan para orquestar el apetito y los aspectos consumatorios de comportamiento sexual masculino. Dentro del hipotálamo, hay que llamar entonces la atención sobre el área preóptica medial ( MPOA ) la cual es de particular interés , ya que recibe el aporte de todas las modalidades sensoriales , y el daño a esta región interrumpe la cópula en una amplia variedad de especies. Además, el MPOA es sensible a las hormonas gonadales y está involucrado en la regulación endocrina. Los estudios neuroquímicos han demostrado que los niveles tanto de dopamina y glutamato aumentan en el MPOA en respuesta a la actividad sexual , mientras que el antagonismo de estos neurotransmisores deteriora la respuesta sexual masculina (Will RG et al, 2014).

hypotalami

Ubicación del área preóptica en el hipotálamo. Crédito de imagen: http://mural.uv.es/teboluz/index2.html

La dopamina liberada en el aréa preóptica medial en respuesta al estro femenino contribuye a la motivación sexual y al desempeño en la cópula. Por su parte, la testosterona ayuda a promover la copulación en ratas macho por permitir la liberación de dopamina (Hull EM et al, 1995). El área preóptica está involucrada en el proceso de apareamiento, se ha visto en machos de varias especies, que el área preóptica es mayor. En los hombres, es aproximadamente 2,2 veces mayor que en las mujeres y contiene el doble de células y las diferencias empiezan a surgir partir de los cuatro años de edad, cuando el número de células de este núcleo disminuye en las niñas.

Por su parte, ellas tienen un período de fertilización óptimo y para ellos, cualquier momento es bueno. Esto es adaptativo para la propia supervivencia, ya que la mujer debe cuidar a su retoño y preparar su cuerpo antes de tener otro. Sin embargo, el hombre, debe estar dispuesto para esta época en la que quiera la mujer, lo cual está relacionado como lo indicara Gabelli, con el hecho que las mujeres son el “sexo limitante”.

En la “recta final”

Se habla de la experiencia del orgasmo como algo particularmente subjetivo, como una experiencia placentera que se caracteriza por la brusca e instantánea liberación de toda la excitación o tensión sexual acumulada previamente tanto a nivel físico como neural y psicológico a través de un instante de suspensión de inactivación mental, de extremado goce y de intensas sensaciones físicas, que vienen seguidas de una rápida relajación de toda tensión acumulada (Carrobles JA, 1990). Y en términos neurales el orgasmo es la tercera etapa de la respuesta sexual humana, caracterizada por la acción inhibidora de fibras serotoninérgicas y la acción excitadora de fibras noradrenérgicas, donde desempeña algún papel el área de recompensa (Area Tegmental Ventral -VTA y el Sistema Límbico).

¿Se habla del mismo tipo de orgasmo para hombres y para mujeres? Tal parece que no, algunas investigaciones diferencian ambos tipos de orgasmo. Para hablar del orgasmo en hombres utilizan el término “placer corporal”. Y para referirse al orgasmo femenino se recurre al término “placer mental”.  

Al evaluar igualmente el comportamiento de la función cerebral durante el sexo, se documentaron similitudes de género durante el orgasmo: hubo una fase que demostró activaciones en el lóbulo anterior del vermis cerebeloso y núcleos profundos del cerebelo y desactivaciones en la corteza frontal ventromedial izquierda y la corteza orbitofrontal, tanto en hombres como en mujeres. Y recordemos que en esta corteza se gestan las funciones ejecutivas, de tal forma que sigue siendo cierto que “se pierde la cabeza” y de aquí la enorme cantidad de chistes de todo tipo que salen en relación con esto. 

Por otra parte, se investigaron las funciones de la corteza cerebral durante la estimulación genital táctil: se encontraron desactivaciones en la amígdala y en el giro fusiforme izquierdo y derecha en ambos géneros. En qué partes del cerebro sí hubo diferencias de género: en las áreas fronto – parietales (corteza motora, área somatosensorial 2 y posterior de la corteza parietal ) hubo mayor actividad en las mujeres , mientras que en los hombres, el claustro derecho y la corteza occipitotemporal ventral mostraron una activación mayor. La única diferencia entre los géneros prominente durante el orgasmo fue la activación masculina de la sustancia gris periacueductal.

Reflexiones finales

La sensación de “estar enamorado” es cuestión de química cerebral en un 99.9%. En esta química cerebral actúan una pléyade de neurotransmisores como las endorfinas, los endocanabinoides, la vasopresina, la oxitocina, la serotonina y otras como las hormonas sexuales, el óxido nítrico, y factores de crecimiento neuronal. Participan alrededor de 15 elementos, entre neurotransmisores, hormonas y sustancias endógenas; pero la prima donna de este concierto es la dopamina, sin ella no hay amor, sin dopamina no se anexa la otra secuencia de neuroquímicos.

La dopamina es el neurotransmisor vinculado a la sensación de recompensa, donde está incluída la derivada de la conducta sexual. Las variaciones estructurales entre cerebro de hombre y de mujer, hacen que haya funcionalismo diferente, igualmente aplicable a la esfera de lo sexual. La dopamina se considera estrechamente relacionada con el grado de deseo y motivación alcanzado. No obstante, los receptores de la dopamina comienzan a perder su sensibilidad, en un período de aproximadamente tres años. De tal manera en este período de tres años, éstos dejarán de responder al estímulo inicial que desencadenaba la reacción placentera del encuentro con esa persona especial. Y entonces acude la oxitocina al rescate cuya secreción está relacionada con la sensación de apego. Algunas enseñanzas de la neurobiología es que si una pareja no logra construir una relación más allá del enamoramiento o del placer sexual en tres años, lo más probable es que la relación esté emplazada a no continuar.

Referencias bibliográficas.

  1. Baskerville TA, Douglas AJ (2010). Dopamine and oxytocin interactions underlying behaviors: potential contributions to behavioral disorders. CNS Neurosci Ther. 16(3):e92-123.
  2. Bush, G., Vogt, B. A., Holmes, J., Dale, A. M., Greve, D., Jenike, M. A., & Rosen, B. R. (2002). Dorsal anterior cingulate cortex: A role in reward-based decision making. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, 99(1), 523–528.
  3. Carrobles, J. A. (1990). Biología y psicofisiología de la conducta sexual. Madrid:Fundación Universidad Empresa. Fernández, J. (Ed.). (2000).
  4. Cohen JY.(2015) Dopamine and serotonin signals for reward across time scales. Science, 350 (6256):47.
  5. Esch T, Stefano GB (2005). The Neurobiology of Love. Neuro Endocrinol Lett ;26(3):175-92.
  6. Gabelli, Fabián Marcelo. Prof. Adjunto regular. TEORÍA DE LA SELECCIÓN SEXUAL y ROL DE LOS SEXOS. Universidad de Buenos Aires, 2014. Consultada en link: http://www.psi.uba.ar/academica/carrerasdegrado/psicologia/sitios_catedras/electivas/090_comportamiento/material/teoria_de_seleccion_sexual.pdf
  7. Galindo-Casas A, Hernández-Forero DC, Peña-Aristizábal PA, Ibiza AR. (2005) Estudio de las diferencias de género en el desempeño de las funciones ejecutivas –categorización y flexibilidad cognoscitiva en niños y niñas de la población bogotana diagnosticados con trastorno por déficit de atención e hiperactividad tipo mixto. Tesis de Grado. Pontificia Universidad Javeriana Facultad de Psicología, Bogotá. 172 pp. Consultada en link: http://repository.javeriana.edu.co/bitstream/10554/7940/1/tesis12.pdf
  8. Georgiadis JR, Kortekaas R, Kuipers R, Nieuwenburg A, Pruim J, Reinders AA, Holstege G. (2006). Regional cerebral blood flow changes associated with clitorally induced orgasm in healthy women. Eur J Neurosci, 24(11):3305-16.
  9. Hull EM, Du J, Lorrain DS, Matuszewich L (1995). Extracellular dopamine in the medial preoptic area: implications for sexual motivation and hormonal control of copulation. J Neurosci. 15(11):7465-71.
  10. Liaño H. Cerebro de hombre, cerebro de mujer,  ISBN: 9788440678935. Ediciones B, 2000.
  11. Linden DJ. La brújula del placer. ISBN 978-84-493-2625-7. Edit Planeta, 2011.
  12. Magon, N., & Kalra, S. (2011). The orgasmic history of oxytocin: Love, lust, and labor. Indian Journal of Endocrinology and Metabolism, 15(Suppl3), S156–S161. http://doi.org/10.4103/2230-8210.84851
  13. Martínez L & Rodas S (2011). Relación entre estilos de amor y satisfacción sexual en hombres de 22 y 47 años. Eureka (Asunción) en Línea, 8(2), 267-277.
  14. Miyagawa Y, Tsujimura A, Fujita K, Matsuoka Y, Takahashi T, Takao T, Takada S, Matsumiya K, Osaki Y, Takasawa M, Oku N, Hatazawa J, Kaneko S, Okuyama A (2007). Differential brain processing of audiovisual sexual stimuli in men: comparative positron emission tomography study of the initiation and maintenance of penile erection durin 2g sexual arousal. Neuroimage, 36(3):830-42.
  15. Muciño R, Wences L. (2012). Las mujeres tienen mejor cerebro que los hombres, pero tienen peor pronóstico en las enfermedades neurológicas: doctor Eduardo CalixtoGaceta Facultad de Medicina 35 (666): 11-12
  16. Puig-Velasco MV. CONTROL RECÍPROCO ENTRE LA CORTEZA PREFRONTAL Y LOS NÚCLEOS DEL RAFE. PAPEL DE LOS RECEPTORES DE SEROTONINA Tesis Doctoral Barcelona, Abril de 2004
  17. Veening JG, de Jong TR, Waldinger MD, Korte SM, Olivier B (2015). The role of oxytocin in male and female reproductive behavior. Eur J Pharmacol. 15;753:209-28.
  18. Will RG, Hull EM, Dominguez JM (2014). Influences of dopamine and glutamate in the medial preoptic area on male sexual behavior. Pharmacol Biochem Behav.121:115-23.
  19. Zink, C. F., & Meyer-Lindenberg, A. (2012). Human Neuroimaging of Oxytocin and Vasopressin in Social Cognition. Hormones and Behavior, 61(3), 400–409.

Referencias complementarias en internet

https://readymag.com/animalpolitico/22882/

http://www.neurowikia.es/content/corteza-prefrontal-y-funciones-ejecutivas

http://www.cerebromente.org.br/n03/mente/sexo_i.htm

http://histologia-horario1.blogspot.com.co/2013/06/serotonina-dopamina-feniletilamina.html

http://klytemmnestra.blogspot.com.co/2011/01/la-quimica-del-amor.html

http://www.psi.uba.ar/academica/carrerasdegrado/psicologia/sitios_catedras/electivas/090_comportamiento/material/teoria_de_seleccion_sexual.pdf

http://psicologia-fisiologica-roiel.blogspot.com.co/

Diferentes componentes anatómicos de cerebro de rata: http://jacowikitesis.wikispaces.com/regiones+cerebrales+de+AEIC

Diferencias anatómicas entre cerebro de hombre y cerebro de mujer: http://cettenerife.org/descargas/cerebro_de_hombre_y_mujer_2.pdf

Sobre orgasmo: http://www.ugr.es/~setchift/docs/alumnos/orgasmo.pdf

Sobre deseo y placer por Asociaciòn Educar, de Argentina: http://www.asociacioneducar.com/notas/neurobiologia-deseo-placer.pdf

http://www.muyinteresante.com.mx/ciencia/13/02/14/amor-enamoramiento-nivel-neurologico-fisiologico-entre-hombre-y-/

http://www.unamiradaalaciencia.unam.mx/download/pdf_stc/unamirada_stc_99.pdf

Tesis sobre comportamiento sexual humano: http://tesis.repo.sld.cu/124/1/Iliana_Gorguet_PiLIBRO_.pdf

Funciones del hipotálamo. Asociación Educar, Argentina http://www.asociacioneducar.com/notas/hipotalamo-funciones.pdf

http://www.taringa.net/posts/ciencia-educacion/10188535/Guerra-de-Cerebros-quien-esta-mejor-dotado-hombre-o-la-muj.html

Feniletilamina y enamoramiento: http://imaginados.blogia.com/2007/060301-feniletilamina-y-la-quimica-del-amor.php

http://saef-ci.com/wp-content/uploads/2012/05/Psquimica-enamoramiento-Ticat-ppt.pdf

El arte de amar, obra clásica del pensador Erich Fromm: http://www.angelred.com/biblioteca/erich-fromm-el-arte-de-amar.pdf

http://popularys.com/el-amor-explicado-cientificamente-es-solo-bio-quimica-o-existe-algo-mas/


Disclaimer – Nota: The credit to the source is given for the images. In case any of the images should not appear, I appreciate to notify at e-mail alejandromeloflorian@gmail.com to erase.

Nota: Se procura dar crédito a la fuente de las imágenes. En caso de solicitud de retiro de imágenes, aprecio notificación a correo alejandromeloflorian@gmail.com para retiro del material.

More information about HONcode

Sobre libro: Hombres – El sexo débil y su cerebro, por Gerard Hütler.


El marco genético

Ya desde el inicio, el bebé de sexo masculino viene marcado por su experiencia única de tener el exclusivo cromosoma Y. Un cromosoma que no tiene opción de copiado, a diferencia de las mujeres, que pueden copiar su información genética libremente durante su etapa de desarrollo embrionario, con lo cual los embriones femeninos tienen mejor capacidad de supervivencia.

Sabían que la mayoría de pérdidas durante el embarazo corresponde a fetos y embriones de sexo masculino? De hecho, los terribles cambios políticos que sucedieron luego de la caída del muro de Berlín en 1989, resultaron en una dramática disminución de los nacimientos de niños (de sexo masculino) en esa zona del mundo. Esta es una situación que muestra por parte del autor, lo lábiles y susceptibles ante el medio ambiente que son los bebés masculinos.

La biología vista en perspectiva panorámica, muestra que el sexo femenino tiene la ventaja evolucionaria de transmitir y conservar lo que es la especie, de hecho hay muchas especies donde no hay sexo masculino, o lo hay transitoriamente (caracoles, por ejemplo), sobre todo cuando hay épocas duras.

La perspectiva biológica

Hüther se refiere al sexo por conjugación y al sexo por fusión, donde los organismos inferiores que se reproducen a miríadas, solamente intercambian algunas porciones de ADN, pero no cambian, que es el que suelen mantener las bacterias, donde se intercambian algunos fragmentos de ADN, que son los plásmidos de conjugación…. en contraste, en el sexo por fusión, el que origina un cigoto, ocurre la unión o fusión de ADN de dos células parentales, donde una de ellas lo cede todo, queda únicamente el acrosoma del espermatozoide y la unión de los núcleos resulta en un ser completamente nuevo.

cigoto-o

Cigoto en división. Crédito de imagen: https://gifsoup.com/view/5210714/cigoto.html

El sexo por conjugación permite un boleto con un solo número, mientras que el sexo por fusión donde sale un ser totalmente nuevo, permite boletas con diferentes números. Y en esa modalidad están los mamíferos, donde cada ser nuevo que se forma está en condiciones diferenciales con respecto a otros de adaptarse al medio ambiente y permitir la propagación de esos genes “ganadores”.

El cerebro de hombre

La exposición in útero a testosterona elevada, lleva a especialización del hemisferio derecho, el responsable de la mejor ubicación espacial que tienen los hombres, y también a una menor integración hemisférica, situaciones particulares que generan la tendencia para buscar cosas diferentes durante la infancia, buscar compañía constantemente, buscar reconocimiento: estas son cosas predominantemente masculinas. El desarrollo epigenético de los niños está enmarcado por mayor dependencia de las figuras del medio ambiente, por mayor impulsividad, para compararlo con las niñas, Hüther recurre a un diciente ejemplo: en el cerebro hay una orquesta por ejemplo con violines, flautas, címbalos y trompetas. Y en los niños, quedan en primer lugar, sonando los címbalos y las trompetas, todo lo de hacer fanfarria, llamar la atención.

men-woman-brain

Cerebro masculino y femenino. Crédito de imagen: https://www.emaze.com/@AOCCCWZR/Brain-Based-Learning

La propensión a buscar compañía por su profunda dependencia, hace que el hombre realice cosas que pueden no tener sentido. Escalas montañas altas, explorar la Antártica y congelarse, hacer buceo a pulmón libre, dedicarse a ser anacoreta en una columna por lustros y lustros soportando las inclemencias del clima, dedicarse a amasar dinero, hacer deportes absurdos donde se hiere bizarramente, componer sinfonías excelsas. Esto lo hace por el reconocimiento, que de paso se vuelve un sex appeal para atraer a potenciales consortes que buscan en la medida de su capacidad de “éxito social” un medio familiar favorable, con recursos, que permita el mejor desarrollo epigenético de los hijos. No hay mayor afrodisíaco que el poder, dice una conocida frase, donde cabe entonces contextualizar poder como capacidad de haber conseguido algo en un medio adverso.

El marco epigenético

El marco epigenético de refiere a ese conjunto de circunstancias externas únicas y particulares al humano, que dependen entonces enteramente del medio político, familiar y socio-cultural, que hacen posible el aprendizaje. Y hubo una época en que era más fácil el rol masculino cuando sociedades menos flexibles que las nuestras, estaban con opciones más circunscritas a lo bélico, donde todo giraba en torno a lo castrense. Y la diferencia que hace que un niño de este tiempo logre cosas en teoría superiores a un humano del paleolítico, es básicamente la sociedad. De tal modo que las sociedades flexibles sin encasillamiento en roles fijos centrados en el quehacer bélico, brindan más posibilidades epigenéticas de desarrollo a sus miembros.

Growth_of_a_Neuron_GIF

Plasticidad de sistema nervioso, representada en crecimiento neuronal. Crédito de imagen: https://i2.wp.com/upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/2/2d/Growth_of_a_Neuron_GIF.gif

La plasticidad moldeable de los cerebros masculinos, tiene fuertes improntas por figuras de crianza. El juego es un detonador de lo que busca el cerebro masculino: estimulación, novedad, (sensation seeking), descubrir cosas nuevas y en este escenario, Hüther aporta mucho en particular sobre la crianza de los niños. Y también muestra un panorama de consecuencias desoladoras cuando no confluyen estas condiciones: la búsqueda de novedad y de compañía, esa sensación de dependencia se decanta hacia lo que las sociedades modernas tanto temen: las pandillas o gangs, la violencia, el proxenetismo, la drogadicción, el alcoholismo, los delitos, la evasión de los adolescentes en las pantallas de videojuegos.

Tan lejos, tan cerca

Si no se sabe a dónde se va, cualquier camino le lleva a uno, le contestó el gato de Cheshire a Alicia. El género masculino ha tenido su inserción en el desarrollo evolutivo de la especie, en función complementaria al femenino, para poder generar un entorno familiar que permitiera el desarrollo de los hijos en circunstancias duras y cambiantes, de un medio ambiente que ocurrió hace mucho tiempo.

Hüther también se refiere a esto con otro dicente ejemplo: un jugador de fútbol tiene una pierna de sostén y una pierna que patea. Ambas son necesarias para el mejor desempeño en el juego. Y al mismo tiempo que ambas son diferentes, son complementarias entre sí.

Este es el tipo de diversidad que ha conseguido biológicamente el cromosoma Y, el que se observa en la cromatina de Barr.

 

A dónde llegar.

Y Hüther reclama como lo hiciera en su momento el psiquiatra colombiano Luis Carlos Restrepo, el derecho de los hombres a la ternura. El niño que crece en un medio donde no hay miedo, fingimientos, tiene más oportunidades de ser un niño libre. Y puede desarrollar su capacidad, de descubrir más en el mundo, para hacer que el mundo sea un lugar mejor para los que vienen.

Y queda un mensaje después de todo este periplo, el de trascendencia. Los hombres que han transformado el mundo, logran llegar a la mayor cantidad de seres. Personalidades como Jesús de Nazareth, Orígenes, Sócrates, Mozart, Bach, Dostoyewski, Gandhi, Krisnamurthi, Soleshnytzin, Ramón y Cajal, Epícteto y una larga, muy larga lista de forjadores a lo largo del tiempo, sirven como modelo de trascendencia para mejorar la especie. Donde los importante es el amor, sin sentimiento no es posible el mejor desempeño de la razón y es ahí donde está el reto, de crear un medio social tal que permita aflorar las mejores capacidades de cada ser.

Otra reseña del libro enhttp://unlibroparaestanoche.com/2011/04/01/hombres-el-sexo-debil-y-su-cerebro-gerald-huther/

Temas relacionados:
Sobre libro: La cadera de Eva, por José Enrique Campillo Álvarez MD
Libro: El comportamiento animal del hombre, por David Barash.

Noticias del mundo de la medicina en:  https://alejandromeloflorian.wordpress.com/

Material curado en sitio scoop.it

Articles in My Open Archive


[object HTMLTextAreaElement]

vía Articles in My Open Archive.

Nociones de psiquiatría y enfermedades mentales


Nociones de psiquiatría y enfermedades mentales

Se hace una revisión de las patologías psiquiátricas más frecuentes.

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la RedNosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

                                    Share

Libro Cerebro, mente y conciencia – Un enfoque Multidisciplinario

Cerebro, mente y conciencia en AMAZON

Otras publicaciones de Alejandro Melo Florián MD en neurociencias


La psiquiatría es una división de la medicina que tiene como objeto formal el estudio de la conducta como resultante del bienestar físico y mental; es decir lo considera desde la perspectiva de un buen funcionamiento del cerebro y del organismo en sus distintas respuestas fisiológicas (hormonales) entre otras varias.
El psiquiatra considera a la conducta y el pensamiento como directos influyentes en el funcionamiento del organismo y  del cerebro; y viceversa, es decir, las respuestas conductuales y de pensamiento también son respuesta del buen funcionamiento cerebral  y del organismo.
En el siglo XXI ha experimentado un avance notable sobre todo para evidencias científicas relacionadas con diagnósticos psiquiátricos, nuevos procedimientos terapéuticos e investigación, aunque naturalmente este avance no es debido en sí a hechos aislados, sino a un continuum de hallazgos de épocas anteriores.

Trastornos de ánimo
Todos tenemos altos y bajos en el estado de ánimo que se manifiestan como alegría, tristeza e ira y forman parte de la vida diaria. Los trastornos del estado de ánimo son aquellos que ocurren por cambios desproporcionados en el contexto del eje de alegría y tristeza, e incluyen trastorno depresivo mayor, distimia, trastorno bipolar, ciclotimia, trastorno de ánimo por enfermedades ytrastorno de ánimo inducido por sustancias.
En los trastornos de ánimo juegan un importante papel los neurotransmisores denominadosmonoaminas, que comprenden norepinefrina, serotonina, dopamina, que se sabe, son un factor que interactúa con los factores psicosociales.

Trastorno Depresivo Mayor

La depresión es una enfermedad del sistema nervioso que se tiende a confundir con otro estado de ánimo semejante como lo es la tristeza, sin embargo en la depresión la alteración es de mayor intensidad y en lugar de ser pasajera persiste con el tiempo, con tendencia a empeorar.
La depresión mayor se caracteriza por tener episodios depresivos que son mayores en la medida de causar deterioro del rol social y laboral por:

  • disminuír el interés en las actividades cotidianas.
  • ideas de minusvalía, con sensación de estar desprotegido ante el mundo.
  • hacer que haya disminución marcada de peso.
  • hacer que la persona se sienta cansada o que se canse con facilidad.
  • hacer que la persona tenga ideas suicidas.
  • cursar con pérdida de la líbido (instinto sexual).

La melancolía es una forma de depresión mayor más acentuada, no se puede experimentar placer, la pérdida de peso es más frecuente, ocurre interrupción del sueño al amanecer. 

Depresión

Aunque en general se tiende a confundir la depresión con la tristeza, que es una sensación que todos hemos experimentado usualmente como cansancio, mal genio, susceptibilidad, en la depresión esto ocurre con una mayor intensidad y en lugar de ser pasajera, tiende a empeorar con el paso de los días. Cualquier persona esta sujeta a padecer un episodio depresivo durante su vida, esto ocurre porque el funcionamiento del sistema nervioso se puede ver afectado en neurotransmisores como serotonina, noradrenalina y dopamina, sin que la voluntad tenga que ver. Muchas personas padecen depresión, hasta un 25% de la población general, la importancia es que se comprometen todas las áreas de funcionamiento del sujeto, como la laboral, la social, la familiar. Este problema tiende a relacionarse cada vez con mayor frecuencia en la literatura médica con la distimia, término que hace referencia a una depresión de aproximadamente dos años de duración que no ha sido lo suficientemente severa para cumplir los requisitos de un trastorno depresivo mayor. Puede asociarse con problemas personales, alcoholismo y abuso de drogas .

Trastorno bipolar

Se caracteriza por episodios maníacos o hipomaníacos, caracterizados porque la persona se siente superior a otras personas, se duerme poco y el lenguaje es apresurado desordenado, además hay participación en actividades peligrosas como apuestas, gasto desordenado de dinero, inversiones absurdas, promiscuidad sexual y conducción apresurada.
La diferencia entre el episodio maníaco y el hipomaníaco es que el último dura como máximo cuatro días y no conduce a hospitalización.
En los episodios mixtos del trastorno bipolar el paciente reune características de episodio maníaco y de depresión mayor por una semana al menos. Este paciente, además de no necesitar dormir y hablar apresuradamente, tiene ideas suicidas.
El llamado ciclamiento rápido en el trastorno bipolar se presenta cuando ocurren cuatro episodios por año, pudiendo los episodios ser de tipo maníaco, depresivo o mixto. Esta forma de presentación ocurre en un 5-15% de los enfermos bipolares. 

Trastorno ciclotímico
Consiste en una distimia con episodios hipomaníacos intermitentes, en un transcurso de dos años. 

Trastornos de ansiedad.

La ansiedad es un miedo anormal que está fuera de proporción en relación a estímulos externos. La ansiedad significativa ocurre en aproximadamente el 25% de la población sana en algún momento de su vida. 

Ansiedad generalizada versus pánico.

Estos términos son importantes porque describen estados de ánimo que se pueden acompañar entre sí, sin embargo hay algunas diferencias:
La ansiedad generalizada implica una preocupación excesiva de circunstancias actuales, eventos o conflictos. El elemento cardinal de la ansiedad es la preocupación anticipatoria sobre algo en el futuro, relacionado con eventos o circunstancias actuales. La duración de la preocupación es de alrededor de seis meses, acompañada con una serie de síntomas como inquietud o abatimiento, fatigabilidad fácil, dificultad en concentración, irritabilidad, tensión muscular e insomnio.

Panic description

Crédito de video
Subido por  en 22/12/2008

 

Es de importancia que algunas veces la ansiedad es secundaria a enfermedades orgánicas, por ejemplo cardiovasculares, pulmonares, endocrinológicas como hipertiroidismo, entre otras o puede ser inducida por sustancias, como alucinógenos, etc.

De otra parte, el pánico es un episodio súbito de ansiedad que logra una máxima manifestación en pocos minutos, con una sensación de muerte inminente, que cursa con síntomas de hiperactividad autonómica como palpitaciones, sudoración, temblor, dolor de pecho, escalofríos u oleadas de calor (no desencadenadas por actividad física) junto con la sensación de enloquecerse. 

Agorafobia

La 10a clasificación internacional de enfermedades define a agorafobia como:
Se incluyen en él no sólo los temores a lugares abiertos, sino también otros relacionados con ellos, como temores a las multitudes y a la dificultad para poder escapar inmediatamente a un lugar seguro (por lo general el hogar). 
Subido por  en 05/07/2008
 El término abarca un conjunto de fobias relacionadas entre si, a veces solapadas, entre ellos temores a salir del hogar, a entrar en tiendas o almacenes, a las multitudes, a los lugares públicos y a viajar solo en trenes, autobuses o aviones. Aunque la gravedad de la ansiedad y la intensidad de la conducta de evitación son variables, este es el más incapacitante de los trastornos fóbicos y algunos individuos llegan a quedar completamente confinados en su casa. A muchos enfermos les aterra pensar en la posibilidad de poder desmayarse o quedarse solos, sin ayuda, en público. La vivencia de la falta de una salida inmediata es uno de los rasgos clave de muchas de las situaciones que inducen la agorafobia.”

Trastorno obsesivo-compulsivo

Es una variedad de trastorno de ansiedad, en el que se estimó que hacia 1997 aquejaba a nivel mundial aproximadamente 50 millones de personas, volviéndolo de esta forma un problema global.Parece ser el segundo trastorno psiquiátrico de mayor presentación en la población en general.La importancia de reconocer este trastorno radica en que con un tratamiento adecuado, muchos pacientes mejorarán de sus síntomas obsesivo-compulsivos y tendrán una significativa reducción de malestar y ansiedad, con mejoría en su calidad de vida.

OCD

Crédito de video
Subido por  en 12/09/2007

 ¿Qué son las obsesiones?

Las obsesiones son ideas recurrentes, impulsos o imágenes mentales que son intrusivas e irracionales. Se vuelven importantes cuando persisten a pesar de los esfuerzos para ignorarlas y conllevan a un esfuerzo para contrarrestarlas con otras ideas o acciones. 

¿Qué son las compulsiones?

Las compulsiones son conductas que a pesar de que el propio sujeto las reconoce como poco razonables o excesivas, las ejecuta una y otra vez como una maniobra para reducir ansiedad por una situación temida o un conflicto: para causar enfermedad mental, tanto las obsesiones como las compulsiones deben cursar con malestar y sufrimiento, ser consumidoras de tiempo en las actividades diarias y llegar a interferir con la vida laboral y social. 

Descripción de las compulsiones.

La discrepancia entre la conciencia que tales obsesiones y compulsiones son irracionales y la urgencia de llevar a término las compulsiones contribuyen al sufrimiento asociado con el trastorno. Los tipos de obsesiones y compulsiones presentes en el trastorno pueden ser clasificados en varios grupos mayores. La obsesión más común a nivel mundial está relacionada temor a la suciedad y a los gérmenes: la compulsión acompañante es el lavado.
Los obsesivos revisionistas pueden estar comprometidos con otras conductas compulsivas, como contar mentalmente hasta cierto número, repetir determinadas acciones un determinado número de veces, o evitar ciertos números en particular.
Otra variedad en el TOC es la de las obsesiones puras. En la obsesión pura el pensamiento es repetitivo con contenido somático, agresivo o sexual; cuando buscan tratamiento tales obsesivos pueden alegar que presentan una “fobia”, Algunas veces las obsesiones son de tipo religioso, conduciendo a prédica silenciosa repetitiva, confesiones u otros rituales, como ir frecuentemente a la iglesia. Tales conductas plantean un reto porque es difícil la diferenciación entre la devoción y el trastorno.
Una vez conocida la perspectiva de la frecuencia del TOC, viene la pregunta de qué lo causa: al parecer, los síntomas son la manifestación de un trastorno orgánico ligado a una anormalidad del neurotransmisor serotonina. Estas anormalidades de la serotonina causan aumento de la actividad metabólica en las estructuras cerebrales del cuerpo estriado y la corteza frontal orbitaria. La cortezafrontal orbitaria regula la ansiedad, el control de los impulsos, la conducta meticulosa, la higiene, las inhibiciones y la conducta perseverante, mientras que el cuerpo estriado controla entre otros, las perseveraciones. Algunos mecanismos del cuerpo estriado regulan los pensamientos sexuales oagresivos: tal parece que en los obsesivos estos mecanismos son menos eficientes y “permiten el paso” de los pensamientos de contenido sexual o agresivo. Tales anormalidades de la serotonina tienen una buena respuesta con el grupo de medicamentos llamados “inhibidores de la recaptación de serotonina”.
 
Esquizofrenia

La esquizofrenia es un grupo de trastornos que médicamente se caracteriza por síntomas como
1) alucinaciones; 2) agitación e inquietud; 3) indiferencia; 4) pobreza del pensamiento y del contenido del lenguaje.
Se han propuesto una mal funcionamiento de la corteza prefrontal causado por infecciones virales, anoxia o medicamentos, alteraciones del desarrollo o estímulos estresantes de aparición tardía, alterando particularmente la dopamina cortical y los receptores de GABA.
En la esquizofrenia se pierde la capacidad de interpretación de las acciones y reacciones sociales, que lleva a conclusiones erróneas sobre la naturaleza y motivación de la propia conducta y la de los demás. Hay una formación defectuosa de conceptos, el pensamiento incluye ideas extrañas y detalles significativos únicamente para el paciente, que dificultan la comunicación: la mayoría de los esquizofrénicos no se mezclan espontáneamente con otras personas y aparentemente prefieren estar solos.
Además presentan alteraciones del lenguaje consistentes en que el oyente tiene la impresión que en algún momento dejó de comprender el pensamiento del paciente, surgiendo una situación similar a la de hablar con un extranjero. Las ideas extrañas del paciente conducen a un lenguaje en que el paciente crea o selecciona palabras nuevas (denominadas neologismos). En el pensamiento hay deterioro del juicio abstracto (aquel que permite la comprensión de un refrán, por ejemplo), resultando en que el esquizofrénico pierde la capacidad de entender símiles y metáforas. 

Las demencias.

Descripción.

Cada año miles de personas comienzan a perder su capacidad de recordar si han realizado actividades cotidianas como cerrar un grifo, apagar la estufa, cerrar la puerta de su vivienda. Como si esto no bastara, empiezan a tener dificultades en encontrar las palabras adecuadas, para reconocer donde están, para recordar si ya pagaron una cuenta, pero su aspecto es normal y saludable, sin presentar signos de déficit neurológico. Lo grave es que en un plazo de 3 a 10 años su demencia empeorará y con el tiempo su supervivencia se verá comprometida, falleciendo por alguna de las complicaciones que afectan a los pacientes postrados en cama.
Cuando se habla de demencia, el término hace referencia al deterioro de las facultades mentalescomo juicio, raciocinio, cálculo, memoria. Las demencias se caracterizan por la pérdida de estas funciones mentales superiores, resultando en deterioro gradual de la memoria, la inteligencia y las habilidades de comunicación y socialización en una persona previamente normal: el deterioro intelectual no solamente se acompaña de cambios conductuales, sino de cambios en la personalidad.
La pseudodemencia también ocurre en ancianos, imita las características de la demencia, pero característicamente ocurre por depresión asociada. 

Enfermedad de Alzheimer

En 1907 el neurólogo alemán Alois Alzheimer dió a esta enfermedad identidad propia, en la cual en la actualidad se observa una pérdida neuronal de las regiones esenciales para la memoria en el cerebro, como el hipocampo y la amígdala. La pérdida neuronal en estas regiones se acompaña de una lesión llamada placa neurítica, la cual consiste en restos neuronales: tales placas neuríticas son abundantes en la corteza cerebral, el hipocampo y la amígdala. 
 Placa neurítica con centro amiloide y neurítas distróficas periféricas. Plata metenamina acelerada con MW. x 100.
Crédito de imagen
http://www.conganat.org/7congreso/trabajo.asp?id_trabajo=191
Aproximadamente un 10% de la población padecerá la enfermedad al alcanzar los 65 años, cifra que se remonta hasta el 47% en los mayores de 80 años. Se desconoce la causa exacta de esta enfermedad, atribuyéndose a factores genéticos, proteínas anormales, agentes infecciosos, o incluso la toxicidad del aluminio. Otros modelos contemplan alteraciones circulatorias y alteraciones en el neurotransmisor acetilcolina. 

Alois Alzheimer, descubridor de la demencia con su nombre.

Marktbreit, actual Alemania, 1864-Breslau, id., 1915

Crédito de imagen:
http://www.sigojoven.com/grupos/noticias/articulo/dia_mundial_del_alzheimer


Trastornos relacionados con substancias

Estos trastornos consisten en alteraciones del pensamiento, la emoción o la conducta inducidas por la ingestión o la abstinencia o suspensión de una sustancia psicoactiva. 

Alcoholismo

Se caracteriza por una ingesta excesiva de alcohol, usualmente se desarrolla en los cinco primeros años de uso regular de alcohol.
La mayor complicación psiquiátrica del alcoholismo es el suicidio, el 80% de los suicidas son alcohólicos, están deprimidos o ambas cosas. 

Abstinencia alcohólica

La abstinencia alcohólica consiste en un fenómeno de toxicidad que se presenta cuando se suspende el alcohol y el organismo ha desarrollado tolerancia a éste. La abstinencia tiene una serie de manifestaciones típicas como taquicardia, sudoración excesiva, temblor en manos, ansiedad, que se explican por una mayor actividad del simpático. En casos avanzados se pueden presentaralucinaciones (ver u oír cosas que no existen) e incluso convulsiones

Abstinencia o suspensión de sedantes, hipnóticos y ansiolíticos.

Los síntomas de abstinencia por la suspensión de estos fármacos se caracterizan por ansiedad y agitación, fiebre, sudoración excesiva, cambios mentales, convulsiones y colapso circulatorio, con choque.
Se pueden presentar con la suspensión de diazepam o equivalentes, entre otras. Ver también knol sobre benzodiazepinas en: http://www.scoop.it/t/generalidades-sobre-neurologia

Referencias

1. Scully JH. Psichiatry 3rd Edition. Collection NMS (National Series for Independent Study) Williams & Wilkins. 1996

Recursos en la web

Día mundial del enfermo con demencia tipo Alzheimer

David Cubero Rego*, Reynaldo Alvarez Santana*, Clara Melendi Delgado*, Milene Cabrera Mehn*, Yusnaidi Acosta Matos**, Osiris Cubero Menendez** Causas de demencia en material de autopsia en Cuba. Estudio de 28 casos. http://www.conganat.org/7congreso/trabajo.asp?id_trabajo=191

Criterios diagnósticos de agorafobia

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la RedNosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

Otros escritos por  AlejandroMelo Florián MD 

http://www.scoop.it/u/alejandro-melo-florian

                                                Share

eXTReMe Tracker
Comments

Comments are moderated, and will not be visible until one of the authors of this knol approves.

9. El hombre reflexiona sobre su origen


9. El hombre reflexiona sobre su origen


El hombre reflexiona sobre su origen

Desde tiempos inmemoriales el hombre ha tratado de resolver el problema de su origen, ligando este interrogante al origen de la Tierra y los cielos. Así surgieron la ontología y la cosmología para poder responder a sus interrogantes, a las que luego se agregó la teodicea para tratar de buscar por la razón, el origen de Dios. Aristóteles de Estagira (385-322 a.d.C.) sostuvo una comprensión materalista del desarrollo de la naturaleza, consideraba al hombre como parte de la naturaleza, por lo cual denominó al hombre zoon (animal), añadiendo que es un animal social (zoon politikon), destacando que no es idéntico a los demás animales.
    Por esta época se comparó al hombre con los antropoides: los gorilas de la costa occidental de Africa hicieron suponer al navegante cartaginés Hannon que eran hombres negros cubiertos de pelo. Y en las islas de la Sonda, orangután significa “hombre silvestre”.

Leonardo daVinci en el siglo XVI, Hook y Vallisnieri en el siglo XVII y Scheuchzer y Guettard en el XVIII argumentaron que los fósiles eran los remanentes de organismos vivos que habían sido embebidos en las rocas terrestres a partir del diluvio. “Tan grande era la violencia del viento y las aguas en aquella ocasión –del diluvio- que los oceános se agitaron en sus profundidades y alcanzaron las más altas cumbres de las montañas  depositando allí conchas de todas clases y peces, ocultándolos en el sedimento cuando las aguas retrocedieron” [1].

Libro de Plantas” (Örtaboken), manuscrito ilustrado, 1725.
Biblioteca de la Universidad de Lund, Växjö, Suecia
El naturalista sueco Karl von Linneo en su obra Systema Naturae -el catálogo más completo en su época de los reinos animal y vegetal- organizado de acuerdo a afinidades estructurales en especies y géneros, sugería transmutaciones de unos organismos en otros.
    Pero no siempre la concepción sobre la evolución de los homínidos contó con tanta fortuna, el dogmatismo religioso llegó a la interesante pero no menos errónea formulación formulación promulgada en la “Confesión de Westminster“, de acuerdo a la cual James Usher, arzobispo de Armagh, y John Lightfoot, vicecanciller de la universidad de Cambridge llegaron a afirmar en los “Anales del Antiguo y Nuevo Testamento” (1650), como:
el hombre fué creado por la Santísima Trinidad el 23 de Octubre de 4004 antes DC, a las nueve en punto de la mañana (…) los cielos y la tierra, su centro y su circunferencia fueron creados juntos, en el mismo instante, con las nubes llenas de agua” [2].

 

La evolución implica una serie de cambios con una dirección definida. La evolución biológica se refiere a la serie de cambios en la diversidad y adaptación de los organismos vivos. Al considerar la vastitud de los problemas en el intrincado rompecabezas de la evolución humana, estos aún están lejos de resolverse. La primera gran acometida contra el misterio de los fósiles fue emprendida porWilliam Smith (1769 – 1839) quien a partir de sus investigaciones y observaciones en las islas británicas demostró que la que los estratos geológicos no contenían caprichosamente decoraciones animales ni vegetales, sino que que las especies eran distintivas y progresaban desde las conchas hasta peces más evolucionados en los estratos superiores.
 William Smith precursor británico de la geología
1765 – 1839
Crédito de imagen:
    La pionera labor de clasificación de Smith permitió configurar un calendario geológico, hallazgos sobre los que posteriormente Cuvier reconstruyó los grandes vertebrados del pasado, con lo cual también se pudo apreciar el ritmo evolutivo desde los primates hasta Homo sapiens sapiens.[3]Erasmo Darwin, nacido en 1731, ha sido llamado el “abuelo de la evolución”, porque fué el abuelo de Charles Darwin, quien la apadrinó. En su obra de 1794 “Zoonomía” refiere,

“(…) meditando en la gran similaridad de estructuras de los animales de sangre caliente, y al mismo tiempo en los grandes cambios que deben sufrir antes y después de su nacimiento, y por las consideración sobre como en mínimas cantidades de tiempo los cambios descritos han sido producidos; aunque fuera atrevido imaginar que en una gran extensión de tiempo, desde que la Tierra comenzó a existir, quizá millones de años antes del inicio de la historia de la humanidad, y también fuera atrevido imaginarlo, todos los animales de sangre caliente hubieran surgido de un filamento viviente, que la “Gran Primera Causa”, dotó con animalidad, con el poder de adquirir nuevas partes (…) dirigida por irritaciones, sensaciones, voliciones y asociaciones; y así poseyendo la facultad de mejorar continuamente por su propia actividad inherente y de legarla por generación a su posteridad sin fin (…)” [4].

 

De esta forma, Erasmo Darwin fué el primero en proponer la doctrina de la herencia de los caracteres adquiridos, y de la supervivencia del más fuerte, anticipándose a la de Jean Baptiste de Lamarck -quien la presentó oficialmente en 1814- y por supuesto, a la de su nieto.
Erasmus Darwin
    Consideraba que el “Gran Arquitecto” ejecutaba el trabajo de la creación por grados muy lentos que constantemente mejoraban el todo, evidenciado por la “excelencia observable en todas las partes de la creación, como el progresivo aumento de las partes sólidas habitables y por el progresivo aumento de la sabiduría y felicidad de sus habitantes“.
    Aunque Erasmo Darwin escapó a la condena eclesiástica, pagó el elevado precio de que su teoría no fuera aceptada seriamente por la ciencia ortodoxa. En alguna oportnidad, el caricaturista Thaves mostró en una viñeta de “Justo y Franco” como estos personajes -en el primer lugar de una fila de evolución ascendente-, se encuentran con cara de asombro al estar frente a la taquilla y no poder seguir adelante a la función de la evolución por “localidades agotadas”, haciendo una divertida alegoría sobre el continuo proceso libre de evolución más allá de los elementos sombríos de una “naturaleza cruda, de garras y colmillos“, como la consideraba Erasmo Darwin.

Karl Ernst Von Baer
Embriólogo prusiano
Crédito de imagen:
http://palaeoblog.blogspot.com/2008_02_01_archive.html

En 1828, Von Baer, un embriólogo, describió el proceso por el cual los huevos fertilizados se transformaban en un embrión como “un cambio de la homogeneidad a la heterogeneidad”. Sus trabajos fueron precursores para que Herbert Spencer desarrollara la noción de una creación dinámica, en que la evolución se consideraba:

el paso de una sustancia indiferenciada hacia una diferenciada, que forma cuerpos”, un proceso deducible del concepto físico de la conservación de energía asociado con una constante tendencia hacia la disipación de energías, la una en oposición a la otra para originar las oscilaciones rítmicas de las moléculas, resumida como”(…) la evolución es una integración de la materia, y una concomitante disipación de movimiento, durante la cual la materia pasa de una homogeneidad indefinida e incoherente, hacia una homogeneidad definida y coherente, movimiento durante el cual el movimiento retenido sufre una transformación paralela” [5].

Al tratar sobre las teorías de la morfogénesis [6] en su obra sobre la hipótesis de la formación causativa, el bioquímico Rupert Sheldrake, en quien se basan lo siguientes argumentos, refiere que desde un punto de vista del vitalismo, los fenómenos de la vida no pueden comprenderse totalmente según las leyes físicoquímicas. En 1844 Justus Liebig afirmaba que si bien los químicos estaban en condición de producir cualquier tipo de sustancia orgánica, no estarían en condiciones de producir algo tan avezado como un ojo, o la hoja una planta [7],

en virtud de que en los organismos vivos existe una cuarta causa que domina la fuerza de cohesión y que combina los elementos en nuevas formas de manera que ganan nuevas cualidades, formas y cualidades que solo aparacen en el organismo” [8]

Imagen de cromosoma X
El embriólogo Hans Driesch sabía que los genes mendelianos son entidades materiales localizadas en los cromosomas a las cuales consideraba como sustancias físicas de naturaleza específica y pensaba que muchos aspectos de la regulación metabólica y de la adaptación fisiológica podían comprenderse en un marco físicoquímico, aceptando que “en general, había muchos procesos en el organismo que funcionan teleológicamente o significativamente según una base mecánica”. La teoría mecanicista intentaba explicar el desarrollo en embriología sustentándose en complejas interacciones físicas o químicas entre las diferentes partes del embrión. Sin embargo, la regulación que ocurre en un embrión le hace diferente a la máquina porque el sistema es capaz de seguir existiendo como un todo y de producir un resultado final típico a pesar de haber eliminado algunas de sus partes. Este argumento queda abierto a la objeción, pero hasta el momento no ha podido refutarse.

Referencias


[1] &  Smith HW: Man and his Gods. Little Brown, Boston, 1952. pp. 332

[2] &  Smith HW: Man and his Gods. Little Brown, Boston, 1952. pp. 324

[3] &  Smith HW: Man and his Gods. Little Brown, Boston, 1952. pp. 335

[4] Citado en: &   Smith HW: Man and his Gods. Little Brown, Boston, 1952. pp. 339

[5] &  Smith HW: Man and his Gods. Little Brown, Boston, 1952. pp. 355

[6] Rama de la ciencia que estudia el desarrollo de la forma  y estudio de las leyes que la rigen

[7] Sin embargo, a manera de acotación, con el paso del tiempo y el avance en la inteligencia artificial, se han podido hacer equivalentes a ojos electrónicos y a implantes cócleovestibulares que han ayudado a mejorar la audición de muchas personas con sordera neurosensorial.

[8] &  Sheldrake R: Una nueva ciencia de la vida. La hipótesis de la causación formativa. Kairós. Barcelona, 1990. pp 54

Comments

Comments are moderated, and will not be visible until one of the authors of this knol approves.

27. La inteligencia del Zoon politikon


27. La inteligencia del Zoon politikon

La visión de la inteligencia se ha expandido, incluyendo la inteligencia emocional, que incluye cualidades como el autodominio, el celo, la persistencia y la capacidad de motivarse a uno mismo.
El método básico de la democracia es el funcionamiento de la inteligencia de grupo, de la capacidad y disposición de un grupo social para llegar a un acuerdo sobre los objetivos comunes y para enfocar efectivamente la acción en la consecución de los objetivos deseados. De este modo, el grupo inteligente determina sus propósitos y trata de alcanzarlos por medio del pensamiento


Share

27. La inteligencia del “Hombre social” (Zoon politikon)

“Se deben tener conocimientos para producir obras”

Francis Bacon – The advancement of Learning

 

En los noticieros -de todos los días abundan informes sobre actos relacionados con emociones fuera de control.
    Las noticias reflejan en una escala amplia como lo refiere Daniel Goleman, una escala más amplia de que existen cada vez más emociones fuera de control en nuestras propias vidas y en las de los demás.
    Norman Vincent Peale en un artículo de Selecciones del Reader’s Digest hacía referencia en Junio de 1974 a la “Virtud de los buenos modales”, refería como su madre le decía que se “portara con educación”, y el padre le reprochó a la madre que atribuyera a los modales el mismo valor que a la moral, a lo cual ella respondió que no les daba el mismo valor, pero “los principios morales no siempre se exteriorizan”.

 

    Ralph Waldo Emerson decía que “los buenos modales constituyen la manera feliz de hacer cualquier cosa”.
Ralph Waldo Emerson
En la “Etica a Nicómaco”, Aristóteles plantea el desafío de administrar nuestra vida emocional con inteligencia. Las pasiones presentes en cada uno, cuando son bien ejercitadas son sabias, guían adecuadamente nuestro pensamiento, nuestras acciones y nuestra subsistencia.

 

    La visión de la inteligencia se ha expandido, incluyendo la inteligencia emocional, que incluye cualidades como el autodominio, el celo, la persistencia y la capacidad de motivarse a uno mismo. Existe cada vez un mayor cuerpo de evidencias sobre la relación de la inteligencia emocional con manifestaciones que conocemos como “sentimientos”, “carácter” e “instintos morales”. Cada vez se logra una mayor aproximación a que las posturas “éticas” fundamentales en la vida surgen de las capacidades emocionales subyacentes.

 

    En principio, el impulso es el instrumento de la emoción;  podría citarse nuevamente a Goleman cuando refiere “como la semilla de todo impulso es un sentimiento que estalla por expresarse en la acción” [1]
 Daniel Goleman
Crédito de imagen

Existen quienes están a merced de sus impulsos, de tal forma que careciendo de autodominio, carecen de capacidad de controlarlos no pueden mostrar voluntad ni carácter. Una extendida enfermedad emocional se expresa en el aumento de los casos de depresión en el mundo, ya que la raíz del altruísmo se encuentra en la empatía, en cierta forma, de interpretar las emociones de los demás.

Si no se siente esta necesidad o la desesperación del otro, no existe esa sensación que en el Nuevo Testamento se describió con la palabra griega esplacnisomai, que literalmente significa “sentir con las tripas”.

     Existen dos posturas que nuestra época reclama, que son dominio de sí mismo y compasión. Un Mahatma, literalmente “alma grande”, es un mar de compasión, al decir del hinduísmo.

    ¿De dónde surge este tipo de manifestaciones empáticas como el esplacnisomaique se mencionó? La mente emocional, de acuerdo a Paul Ekman y Seymour Epstein de la Universidad de California y de Massachussets respectivamente, ofrecen una lista básica de las cualidades que dan vida individual a las emociones, lejos de otras contingencias de la vida mental. Así por ejemplo, la mente emocional es mucho más rápida que la mente racional, no se detiene a pensar en lo que está haciendo.  

    Su rapidez es incompatible con reflexiones analíticas o deliberadas propias de la mente pensante, que surgió probablemente de dilemas frente a otro animal sobre quien se come a quien. Si el animal era muy lento, probablemente no podría transmitir estos genes lentos a su progenie.  

    De este modo, la mente emocional actúa como un “radar” para percibir el peligro, los intervalos en que evalúa la percepción transcurren en milésimas de segundo, de modo que la velocidad y el automatismo de esta reacción que son los empleados por los denominados marcadores somáticos (Cf. Marcadores somáticos – teoría de la emoción de James-Lange-Schachter-Damasio), no alcanza a ser percibido por la conciencia.  

    Dado que la mente racional le toma más tiempo que a la mente emocional registrar la información y responder de una manera adecuada, lo que se conocen como “los primeros impulsos”  tienden a provenir del cerebro emocional. Ekman se refiere a estos primeros impulsos como aquellos en “que no elegimos nuestras emociones”, aunque  aclarando que le mente emocional no decide el tipo de emociones que se pueden exhibir en un momento dado; la mente racional se encarga de controlar el curso de estas reacciones [2]. En la vida emocional las identidades pueden comportarse holográficamente, en el sentido de que una sola parte evoca al todo. 

    Paradójicamente, en la época de la historia como lo es el siglo XX cuando la educación ha llegado a una mayor proporción de humanidad, es también la época de la generación más destructiva y sangrienta. Los individuos actualmente viven en un mundo complejo de tecnología y organizaciones demasiado grandes y costosas para que pueda poseerlas y manejarlas. La ciencia y la tecnología ofrecen cantidades ilimitadas de bienes y comodidades sin poner en peligro la salud o la seguridad de la mayoría, fenómeno cuya raíz se encuentra en la especialización del trabajo, que ha creado una mayor interdependencia entre los hombres, lo cual es la “raison d’être” de la democracia. 

    El método básico de la democracia es el funcionamiento de la inteligencia de grupo, de la capacidad y disposición de un grupo social para llegar a un acuerdo sobre los objetivos comunes y para enfocar efectivamente la acción en la consecución de los objetivos deseados. De este modo, el grupo inteligente determina sus propósitos y trata de alcanzarlos por medio del pensamiento.

Referencias


[1] &  Goleman D: La inteligencia emocional. Editorial Javier Vergara S.A., Buenos Aires, 1996. pp. 16

[2] &  Goleman D: La inteligencia emocional. Editorial Javier Vergara S.A., Buenos Aires, 1996. pp. 335 y ss

Comments

Comments are moderated, and will not be visible until one of the authors of this knol approves.

Edit this knol
Write a knol
Set display language:Spanish – español

Alejandro Melo-Florián

Writer, Internal Medicine specialist. Bogotá D.C -Colombia
Colombia
Your rating:

Loved it
All Rights Reserved.
Version: 8

Versions

Last edited: Sep 4, 2011 6:35 AM.

Activity for this knol

This week:

5pageviews

Totals:

1360pageviews

Flag inappropriate content

41. Puentes interdisciplinarios y concepto de conciencia


41. Puentes interdisciplinarios y concepto de conciencia

El cerebro no produce realmente el campo de conciencia y por consecuencia, buscar la conciencia por “dentro” de los circuitos físicos del cerebro es inútil, del mismo que lo es el buscar la imagen de la pantalla en los circuitos físicos del televisor. Los circuitos de diferentes componentes del cerebro, vendrían a ser una clase de “transductor” que permite que el cerebro perciba el campo de conciencia.
Por otra parte, la conciencia como campo hace necesaria la determinación de una totalidad de datos que se experimentan simultáneamente, que ocurre en un contexto que caracteriza la estructura total del campo de la conciencia en el que hay simultaneidad y sucesión.
Quizá la próxima revolución consista en permitir que “la conciencia salga del cráneo”, modelo propuesto ya en ciernes por la teoría holográfica del cerebro cuando afirma que la conciencia depende de la interpretación de un mundo de frecuencias que está implícito o plegado. En consecuencia, los seres humanos tendrán que percatarse concientemente del proceso a través de la relación con su entorno.


Cerebro, mente y conciencia en AMAZON

Share

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la RedNosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

El materialismo

Una idea de postura materialista fué la del “fantasma en la máquina“, propuesta por Gilbert Ryle, de la universidad de Oxford, en 1949.
      Esta idea afirma -en una desafortunada analogía- como cuando las primeras locomotoras recorrieron las praderas norteamericanas, los pieles rojas al no comprender que las movía, les atribuyeron un caballo en el interior. 
 El filósofo Gilbert Ryle
1900 – 1976
Crédito de imagen:
La analogía que empleó Ryle, fué que al no comprender como funciona el cerebro, le atribuímos del mismo modo que los pieles rojas, un fantasma en el interior, llamado “mente”; quizá no exista un caballo escondido en la locomotora, pero se utilice o nó el vocablo “mente”, el problema sigue en pié.
La postulación de conceptos como el “fantasma en la máquina” es una explicación animista que causa una confusión elemental entre lo que diferencia los seres vivos y los no vivos, que desvía la discusión sobre la relación entre la mente y el cerebro.
Concepción de mente y arte
sincensurate.ning.com
      El hecho que la palabra “mente” o “mental” exista en nuestro vocabulario, permite describir algunos fenómenos interiores que experimentamos con frecuencia y que no requieren de interpretaciones adicionales 1
    El premio Nobel de Medicina John C. Eccles, un ecléctico neurobiólogo partidario del dualismo y del interaccionismo, (dualismo interaccionista) al hablar de la interacción entre el cerebro y los estados de conciencia plantea una respuesta al problema del cerebro y la mente, en la que sugiere el término de “mente autoconsciente. Esta mente autoconsciente conlleva implícitamente una teoría de tipo dualista-interaccionista, que se aplica bien para la mente autoconsciente y el hemisferio dominante del cerebro humano, mientras que es discutible en el caso del hemisferio menor y el cerebro de los animales. Según la hipótesis de Eccles:
“la mente autoconsciente es una entidad independiente entregada activamente a interpretar los centros activos de los módulos de las áreas de relación que hay en el hemisferio cerebral dominante. La mente autoconsciente hace una selección de dichos centros de acuerdo con su atención e intereses e integra su selección para producir la unidad de la experiencia consciente en cada momento. También reacciona sobre los centros nerviosos (…) Se propone que la unidad de la experiencia consciente no procede de una síntesis última de la maquinaria nerviosa, sino de la acción integradora de la mente autoconsciente, ejercida sobre lo que capta en la inmensa diversidad de actividades nerviosas del cerebro de relación (…)”

Dualismo interaccionista

El interaccionismo emergente, también conocido como dualismo2 interaccionista,propuesto por Eccles y Popper, es planteado desde el punto de vista epistemológico como la única posición sostenible de la relación/interacción entre mente y cuerpo, ya que de alguna manera, la ciencia neural cognitiva ha tendido a contemplar el pensamiento de alguna forma como un epifenómeno 3. De acuerdo al neurobiólogo Gerald Fischbach de la universidad de Harvard, “las explicaciones biológicas de los acontecimientos mentales se tornarán más evidentes en cuanto se hallen más definidas las funciones nerviosas componentes, con lo cual dispondremos entonces de un vocabulario más apropiado para la descripción de la mente emergente” 4.
 John Carew Eccles
1903 – 1997
Crédito de imagen: sabiduria.com
Blog de Hugo Landolfi

    Con base en la interacción entre la mente autoconsciente y el cerebro se plantean los siguientes puntos:

  • La relación con los sucesos nerviosos
  • La discrepancia temporal entre los acontecimientos neurales y la vivencia de la mente autoconsciente.
  • La experiencia continua que la mente autoconsciente influye sobre los eventos cerebrales.
  • La unidad de la experiencia conciente.
Al explicar estas cuestiones, la relación con los sucesos nerviosos, la interacción entre la mente autoconsciente y el cerebro suministra un grado de correspondencia, pero no de identidad. Si nos detenemos un poco en esta afirmación, la correspondencia de la actividad superior que supone la conciencia se corresponde en los niveles del sistema nervioso con la llamada prodigalidad neuronal, consistente en la existencia de innumerables secuencias patrones espacio-temporales o engramas.
    En cuanto al planteamiento de discrepancias temporales entre los acontecimientos y las experiencias de la mente autoconsciente, una situación que puede demostrar tal discrepancia es la vivencia del flujo más lento del tiempo experimentado en situaciones de extrema urgencia. 

     A nivel de la experiencia continua que la mente autoconsciente influye sobre los eventos neurales, la demostración viene dada en la acción voluntaria: cuando se intenta recuperar un recuerdo, expresar un pensamiento, hacer un nuevo recuerdo. Si se retoma el planteamiento de la correspondencia, la mente autoconsciente interactúa a nivel cuántico con toda la prodigalidad neuronal de los centros superiores, modificando sus patrones dinámicos espaciotemporales, eligiendo las rejillas presinápticas más adecuadas -de acuerdo al principio de incertidumbre-, se logra sustentar como la mente autoconsciente ejerce una función superior, interpretativa y controladora sobre los acontecimientos neurales, de acuerdo a leyes de física cuántica.

 En cuanto al último planteamiento en relación con el dualismo interaccionista, la unidad de la experiencia conciente, se sustenta en la ausencia de teorías neurofisiológicas que expliquen como la diversidad de los sucesos neuronales llega a sintetizarse de manera que produzca la experiencia conciente y unificada de caracter holístico y global. La mente no es una función del cerebro ni de la corteza en particular. La evidencia experimental de registros de actividad eléctrica en cerebros de primates superiores es que los acontecimientos cerebrales aparecen como dispersos, siendo los aconteceres individuales de las neuronas participantes en los patrones espaciotemporales de actividad. La experiencia de unidad no procede pues, de una síntesis neurofisiológica, sino del carácter integrador de la mente autoconsciente 5.
    Se entiende por cerebro de relación aquellas áreas de la corteza cerebral que son potencialmente capaces de estar en contacto con la mente autoconsciente: tales zonas generalmente se encuentran con el hemisferio dominante.
Representación artística de la corteza humana
    El enfoque de la mente autoconsciente en relación al cerebro permite dar una interpretación del sueño y de la actividad onírica, de los estados inconscientes inducidos por la anestesia, de los comas de diverso tipo y sobre la muerte cerebral.     Adicionalmente la función activa de la mente autoconsciente llega hasta el punto de provocar cambios en los acontecimientos neuronales, de modo que no solamente interpreta los sucesos en desarrollo en la trama neuronal, sino que también los modifica 6.

Eccles describe como la mente autoconsciente al proseguir una línea de pensamientos o al tratar de recuperar un recuerdo, está activamente ocupada en la búsqueda y sondeo de zonas especialmente seleccionadas en el entramado neuronal y en las rejillas presinápticas, pudiendo así regular sus actividades dinámicas de acuerdo a su deseo e interés. Un aspecto primordial de la mente autoconsciente regulando los sucesos en la maquinaria neuronal es la capacidad de producir acciones voluntarias, correspondiéndose con los “potenciales reactivos”. La actividad neuronal en patrones permite que el proceso de “escudriñamiento” de la mente autoconsciente pueda detectar las acumulaciones precisas de actividad neuronal de acuerdo con un patrón temporal.

Cuando se emite la señal para un movimiento voluntario, ocurre un aumento de actividad eléctrica llamado “potencial reactivo”en una amplia zona de la corteza cerebral. A continuación, se sucede un período de latencia -sin niguna actividad- de aproximadamente 800 milisegundos; si se tiene en cuenta que el tiempo de transmisión neuronal de una neurona a otra es de 1 milisegundo, entonces se deduce que hay actividad secuencial en varios cientos de neuronas antes de evocar la descarga de las motoneuronas corticales de Betz. Lo anterior equivale a que durante este tiempo de latencia ocurre la lectura acumulativa de patrones espacio-temporales precisos codificados en las neuronas de la corteza, que se puede igualar con el tiempo de “incubación” de la mente autoconsciente de modo que ésta no puede actuar instantáneamente sobre el córtex cerebral 7.

 El estudio de Libet -citado por Eccles- confirma la presencia del tiempo de latencia -en este caso un cifra menor, de 500 milisegundos-en el cual se produce la mayor complejidad y el aumento de actividad hasta un punto crítico que logra atravesar la línea de separación entre el cerebro y la mente autoconsciente, comportándose en cierta forma como una estructura disipativa. La transmisión de la información del sistema sensorial tiene una serie de relevos que modifican el mensaje: no es absurdo entonces afirmar que el sistema nervioso central recibe una “imagen codificada”, con algún grado de mayor o menor distorsión de los estímulos periféricos; la información así transmitida puede ser manejada e interpretada en la corteza cerebral 8.
De acuerdo al dualismo interaccionista, también se propone que en pacientes con comisurotomía de las fibras del cuerpo calloso la mente autoconsciente solamente podría  “escudriñar” los entramados neuronales del hemisferio dominante. Las pruebas en estos pacientes han demostrado que las experiencias conscientes del sujeto surgen solamente en relación con las actividades neurales del hemisferio dominante.
Las acciones voluntarias iniciadas en el hemisferio menor o no dominante, aunque de carácter inteligente, escaparían a la percepción conciente y en las personas normales solamente acceden a la conciencia una vez transmitidas al hemisferio dominante. Sin embargo, en la comprobación científica de tal afirmación es necesaria la exclusión de la actividad eléctrica originada en patrones de conducta aprendida, para poder determinar fehacientemente que el potencial reactivo es “incubado” por la mente autoconciente en el período de latencia 9. Sperry considera que durante la evolución de la percepción se desarrolló la mente en forma de autopercepción y luego en forma de reflexión, aunque no refiere como ocurre esto. Sin embargo, partiendo de los hallazgos de pacientes con comisurotomía, considera que los sistemas concientes pueden darse simultáneamente en ambos hemisferios e incluso, entrar en conflicto mutuo 10.
 Cerebro como estructura disipativa
Crédito de imagen:
Damasio afirma que existe un “yo” para cada organismo, excepto que haya enfermedades que creen más de uno (como en el trastorno de personalidad múltiple), o altere adversamente el único existente como ocurre en determinadas formas de anosognosia o en algunos tipos de apoplejía. El “yo” dota a nuestra experiencia de subjetividad; no es un “conocedor central”, ni un inspector de todo lo que ocurre en la mente. Para que el estado biológico del yo tenga lugar, debe haber continuidad en las conexiones de los diferentes sistemas orgánicos con los diferentes sistemas cerebrales. Tal afirmación, está a favor de lo dicho por Popper, cuando afirma:

“(…) trato de sugerir que el cerebro lo posee el yo11, más bien que a la inversa. Sugiero que la actividad del yo es la única actividad genuina conocida. El yo psicofísico activo es el programador activo del cerebro ( que es el computador); es el ejecutante cuyo instrumento es el cerebro (…) El yo no es un ‘ego puro’ (…) por el contrario, es increíblemente rico. Como el timonel, observa y emprende la acción al mismo tiempo. Actúa y sufre, evoca el pasado y programa el futuro; espera y dispone. En rápida sucesión o a la vez, contiene deseos, planes, esperanzas, decisiones acerca del modo de actuar, así como una conciencia viva de ser un yo activo, un centro de acción ” 12.

La alteración del flujo normal de estas conexiones neurales de tipo aferente, como ocurre en pacientes con lesión de la médula espinal, produce cambios en el estado mental.

     Existe un experimento que Damasio refiere como “de pensamiento filosófico” llamado “cerebro en una tina”, que consiste en imaginar un cerebro separado de su cuerpo, manteniéndolo vivo en un baño nutriente, y estimulado a través de los nervios ahora colgantes, del mismo modo que si estuviera dentro del cráneo y del cual opina que dicho cerebro no podría tener una mente normal, por la ausencia de estímulos del cuerpo que ya no contribuiría a la modulación de los estados corporales: tales estímulos al no tener ya una posibilidad de representación en el cerebro dejarían de aportar un sólido fundamento de la sensación de “estar vivo”.

Fenomenología

Desde el mismo punto de vista fenomenológico la conciencia como campo hace necesaria la determinación de una totalidad de datos que se experimentan simultáneamente, que ocurre en un contexto que caracteriza la estructura total del campo de la conciencia en el que hay simultaneidad y sucesión, en el que descriptivamente ocurren una serie de actos con “funciones presentativas” en los cuales un sujeto percibe la presencia de un objeto que se le presenta, ya sea el objeto de características materiales, una relación matemática, una composición musical, o la conclusión de una teoría. Tales objetos son experimentados mediante estados de conciencia que tienen formas organizadoras, especificándose psicológicamente en un contexto y físicamente en otro, tal como lo propone Gurtwisch, de acuerdo con las ideas de William James y Mach: no hay distinción desde un carácter último entre los substratos físicos y psicológicos.
Expresándolo de otra forma -continúa Gurtwisch-, la diferencia entre lo físico y lo psicológico depende enteramente del punto de vista que se adopte para estudiarlos y cita a Berger, quien en 1941 refiriera que:

 

“no hay datos que puedan ser considerados exclusivamente como físicos o como psicológicos. Un cierto dato asume el sentido de hecho físico si lo referimos al sistema de movimientos en el espacio, pero si lo consideramos desde el punto de vista personal, adquiere el sentido de hecho psicológico. La mente y el cuerpo no son por consiguiente sustancias o realidades, sino más bien objetos ideales o sistemas de conceptos y significados a los cuales todo acontecimiento puede integrarse. De este modo, no hay forma de creer que estos sistemas sean los únicos posibles (…)”13.

De esta forma, un objeto se enlaza con otros y entra en un sistema de contextos determinados de acuerdo a la preferencia individual, y no se dá en la en la experiencia inmediata a pesar de ser coherente y sistemática. 

De esta forma, la experiencia suele darse como integrante de un contexto, de un sistema o un orden del ser. Los contextos del campo de la conciencia dependen de las conexiones o enlaces que existan entre los términos relativos a todo orden del ser; si estos son heterogéneos, así mismo deben ser sus conexiones 14.
    Al considerar la conciencia como campo, hay otro enfoque según el cual la conciencia es un fenómeno que ocurre “fuera” y cuya procedencia sería desde la Tierra misma. Aunque es de antigua data la aguda división entre el hombre y la naturaleza, ciertamente el hombre es una entidad física, con un cuerpo que se mueve en el espacio, con propiedades biológicas particulares, de modo que hay continuidad con el resto de formas vivientes en la naturaleza.

La conciencia como campo plantea el debate de la existencia de una conciencia planetaria, de una anima mundi, como un tipo de efecto ambiental 15, mientras que los filósofos estoicos desarrollaron la idea de tomar como modelo de vida los procesos naturales, planteando como regla para la mejor actuación “el seguir a la naturaleza“, siguiéndola como una regla prescriptiva de la cual se siguiera ejemplo.

 Al ir un poco más lejos de lo dicho por la ciencia neurológica en relación a los ritmos eléctricos producidos por las neuronas y correlacionándolo con otros tipos no convencionales de fenómenos -los fenómenos psi-, se han hallado relaciones entre los diferentes ritmos del cerebro y los campos electromagnéticos naturales de nuestro planeta. Robert Becker ha propuesto la idea que el sistema de corriente continua del cuerpo o de la cabeza podrían ser los medios que permitan registrar los bajos ritmos de frecuencia del planeta.

La conciencia como campo

El concepto de campo fué presentado en el siglo XIX por Faraday y Maxwell en su descripción de las fuerzas existentes entre cargas y corrientes eléctricas. Un campo eléctrico es una particularidad del espacio que rodea a un cuerpo cargado eléctricamente, que producirá una fuerza sobre cualquier otra carga eléctrica que se halle en ese espacio.
    Los campos magnéticos son aquellos creados por cargas eléctricas en movimiento, es decir por corrientes eléctricas y las fuerzas magnéticas resultantes solo pueden ser percibidas por otras cargas en movimiento. Tanto los campos eléctricos como magnéticos pueden desplazarse a través del espacio como ondas de radio, luz o radiación electromagnática.
    Los trabajos precursores de Gauss y Wilhelm Weber en 1831, hicieron posible la descripción del campo magnético terrestre por la invención del magnetómetro. El campo magnético terrestre se origina en el núcleo del planeta, no es constante, está sujeto a fluctuaciones originadas en las radiaciones solar, cósmica y en las tormentas magnéticas que pueden durar desde varios minutos a días enteros. Einstein consideraba a la materia “como constituida por las regiones del espacio en las cuales el campo era extremadamente intenso (…) y no había lugar para campo y materia, porque el campo es la única realidad”. La concepción de los objetos y fenómenos físicos como manifestaciones transitorias de una entidad esencial es el fundamento de la teoría del campo cuántico 16.
    No se puede experimentar la idea de los campos directamente, excepto bajo los efectos de estados alterados de conciencia, dadas sus características de holismo y continuidad. Los campos tienen entre otras propiedades el poder relacionarse e influírse recíprocamente y ocupar el mismo espacio. Pero los campos son entidades distintas.
    Por ejemplo, los campos electromagnéticos difieren en especie de los campos cuánticos de la materia planteados por la física moderna. En los campos cuánticos las partículas contenidas son “manifestaciones de la realidad subyacente de los campos” y la materia consiste, como lo describe Rupert Sheldrake “en procesos rítmicos de actividad, de energía limitada y modelada dentro de los campos“. Un aporte conceptualmente útil que hace este autor sobre los campos, es que podrían ser el punto de articulación  por medio del cual la mente humana y la biosfera se funden en general17 .
    Para entender un poco más sobre los campos, es necesario conocer sobre las partículas que en la mecánica cuántica son las responsables de las interacciones entre las fuerzas y la materia. Las partículas de las cuales se compone la materia son interacciones entre campos. Un campo, como una onda, se extiende sobre una zona mucho más amplia de la que ocupa una partícula y llena por completo un espacio dado, como por ejemplo el campo gravitatorio de la tierra cuando llena todo el espacio que la rodea de inmediato a ella.
Cuando dos campos interactúan  entre sí no lo hacen de modo gradual ni tampoco en todas  las zonas de contacto: lo hacen de modo instantáneo y en un solo punto del espacio.
    Esta interacción de tipo instantáneo y local es una partícula. La continua creación y  aniquilación de partículas a nivel subatómico es el resultado de una interacción continua entre diferentes campos: esta es la teoría cuántica de los campos. Stephen Hawking relata en la “Historia del tiempo” acerca de las partículas:

“Una propiedad importante de las partículas portadoras de fuerza es que no se comportan de acuerdo al principio de exclusión lo cual significa que que no existe un límite al intercambio que puedan realizar, por lo que pueden dar lugar a fuerzas muy intensas (…) Se dice que las partículas portadoras de fuerza que se intercambian entre sí las partículas materiales son partículas ‘virtuales’, porque al contrario que las partículas ‘reales’ no pueden ser descubiertas por un detector de partículas (…) En este caso se nos muestran como lo que un físico clásico llamaría ondas, tales como ondas luminosas u ondas gravitatorias. A veces pueden ser emitidas cuando las partículas materiales actúan entre sí por medio de un intercambio de partículas virtuales portadoras de fuerza” 18.

     De acuerdo con la teoría cuántica de los campos la realidad física es esencialmente no sustancial y lo único real en ella son los campos. Los campos son la sustancia del universo: la materia, las partículas son manifestaciones momentáneas de la interacción de los campos intangibles e insustanciales. Las interacciones de los campos se asemejan a las partículas porque actúan entre sí abruptamente y en regiones extremadamente pequeñas del espacio. Herman Weyl describe en relación al campo:

Según la teoría del campo de la materia, una partícula material tal como un electrón, es simplemente una pequeña zona de un campo eléctrico, dentro de la cual la fuerza del campo asume valores enormemente altos indicando que una energía comparativamente muy grande está concentrada en un espacio muy pequeño. Tal nudo de energía que de ningún modo se presenta delineado contra el resto del campo, se propaga a través del espacio vacío como una onda de agua sobre la superficie de un lago; no existe una substancia de la que pueda decirse que el electrón está compuesto en todo momento 19.

     Es conocido recientemente como mínimos cambios en la energía solar pueden provocar efectos negativos sobre el planeta y sus organismos: por ejemplo, cuando los vientos solares son muy intensos lo cual ocurre durante los períodos de gran actividad de las manchas solares 20, se producen grandes corrientes que circulan por la ionosfera, generando tormentas magnéticas que alteran el campo electromagnético terrestre y pueden repercutir en alteraciones físicas y psíquicas. Tales alteraciones en el estado de salud son corroboradas por los reportes médicos de mayor cantidad de pacientes con trastornos psiquiátricos del tipo de depresiones e intentos de suicidio y de pacientes con alteraciones cardíacas sugestivas de enfermedad coronaria.
    La actividad eléctrica del sistema nervioso crea un campo energético que se considera portador de información y con funciones reguladoras. El origen del campo magnético que rodea la cabeza tiene su fuente a partir de la actividad eléctrica del cerebro y también se ha detectado en otros órganos, como el corazón. Es conocido el hecho que en organismos vegetales como árboles, los campos 21 eléctricos biológicos sufren modificaciones con las fases lunares, las manchas solares y las tormentas entre otros fenómenos, asociación demostrada por F.S. Northrop y H.S. Burr de la Universidad de Yale en la década de 1930 – 1940.
    Estos científicos sugirieron que dichos campos eléctricos aportaban una especie de patrón o molde electromagnético que  regulaba la pauta de crecimiento y retomaban de alguna forma, el concepto de los “campos morfogenéticos” así denominados por el biólogo Paul Weiss sobre los cuales Rupert Sheldrake propuso una versión más avanzada 22 .
    Los autores e investigadores Tony Buzan y Terence Dixon en su obra “The Evolving Brain – El cerebro evolutivo”, citan a Olaf Stapledon cuando escribió en 1930 sobre una mente grupal, o un “cerebro mundial”, en el que:

“….un sistema de irradiación que abarca todo el planeta que incluye todos los millones de cerebros de la especie, se vuelve la base física de un yo racial. Cada individuo se puede encontrar envuelto en todos los cuerpos de la raza, (…) saboreando en singular intuición todos los contactos corporales, incluidos los de los amantes. A traves de los pies de todo los hombres y mujeres abarca su mundo en un solo paso: Ve con todos los ojos y en una sola visión abarca todos los campos visuales. De este modo, percibe como una sola y continua, toda la superficie del planeta: Se yerque sobre todas las mentes y mira al hombre como este puede mirar sus tejidos vitales, con simpatía y reverencia (…) 23

     Los indígenas de ascendencia tolteca se refieren al maíz como no nacatl,literalmente “nuestra carne”, expresando con ello la conciencia de que la tierra es la que nos brinda la subsistencia. Los trabajos antropológicos realizados con indígenas nahuas en México han mostrado que este pueblo sigue realizando una ceremonia llamada “del recuerdo de la tierra”: esta ceremonia es una oportunidad en la cual la comunidad celebra una serie de rituales en los cuales se perpetúa el recuerdo de la relación con tierra: este sentimiento de integración y de no-separación con que las culturas indígenas expresan su amor a la tierra como un ser vivo y consciente, es un silencioso mensaje para el hombre moderno, cuyo modo de relación con la tierra le ha llevado al borde del caos.
    Carl Jung refiere como “ya no somos individuos sino género” cuando nos identificamos con la función cabal del pensar, y al estar identificados con una función diferenciada la humanidad deviene en una colectividad adaptada, de modo que “el juicio de todas las mentes está expresado por la nuestra” 24, lo cual en un marco interaccionista propone que los fenómenos mentales no dependen únicamente de leyes físicas, sino que también se rigen por leyes propias.
    Al considerar la memoria desde un punto de vista interaccionista, si bien su almacenamiento depende la integridad de un sustrato neural, las propiedades de la mente son tales que los estados mentales pasados son capaces de ejercer influencia directa sobre los estados actuales, sin que dicha influencia dependa del almacenamiento de rastros físicos de memoria, con lo cual la hipótesis locacionista es insuficiente para dar una verdadera explicación a la memoria.
Por lo anterior, si los recuerdos no se almacenan físicamente en el cerebro, no es preciso que ciertos tipos de memoria estén confinados a mentes individuales, con lo cual el concepto jungiano de un incosnciente colectivo heredado que contiene formas arquetípicas podría interpretarse como un tipo de memoria colectiva, justificable desde el punto de vista del interaccionismo, pero que tendría reparos desde el punto de vista mecanicista locacionista 25.
    Se puede retomar el concepto ya planteado en la mecánica cuántica y la mente y en el orden implícito, de como el cerebro analiza la realidad por decodificación de análisis de frecuencias, sumergiéndose en una esfera en la que no hay espacio ni tiempo, sino solamente acontecimientos o frecuencias según lo descrito por Karl Pribram. El físico teórico Fritjof Capra considera que la física puede ayudar a crear una conciencia ecológica y como:

 

“el papel de la mente en los seres humanos, en las sociedades y ecosistemas demuestra lo ligados que estamos con nuestro entorno y si lo destruímos, en últimas nos destruímos a nosotros mismos”.

 Del mismo modo que la función de los ojos es la percepción de las vibraciones luminosas pero no el crearlas, los oídos son capaces de percibir las vibraciones sonoras pero tampoco las crean, el cerebro trata sobre la conciencia pero no la produce. Henri Bergson ya había planteado que el cerebro es un mecanismo reductor, cuyo diseño permitía al organismo enfocar la atención selectivamente a los diferentes estímulos del entorno con el fin de realizar acciones apropiadas. De modo que si el cerebro no actuara como un filtro, no habría discriminación entre la multitud de estímulos que llegarían en un momento dado al individuo. En favor de la función “de filtro” del cerebro, hay evidencia experimental reciente de registros electroencefalográficos que demuestran que el cerebro responde continuamente a los estímulos del medio ambiente de los cuales el individuo no está conciente.

La causación formativa

Por otra parte, se han hecho elegantes elaboraciones al concepto de los campos, mediante la interesante y controvertida hipótesis de la causación formativa, desarrollada por el bioquímico británico Rupert Sheldrake, la cual se basa en un concepto holista que es de los campos morfogenéticos, en el cual propone que:

“tales campos ejercen efectos físicos que pueden ser medidos y son responsables de la organización y forma características de los sistemas en todos los niveles de complejidad, no solamente en el terreno de la biología, sino también en los terrenos de la física y la química. Estos campos organizan los sistemas con los que se relacioonan influyendo sobre sucesos indeterminados o probabilísticos desde un punto de vista energético, imponiendo determinadas restricciones sobre los resultados energéticamente posibles de los procesos físicos” 26.

Rupert Sheldrake
Bioquímico británico
Crédito de imagen: verdor.org
     Si los campos morfogenéticos son responsables de la organización y forma de los sistemas materiales, deben presentar estructuras de campo características que derivan de campos morfogenéticos asociados a sistemas previos. Entonces, los campos morfogenéticos de todos los sistemas anteriores alteran los sistemas similares subsiguientes mediante un efecto acumulativo que actúa a través del espacio y el tiempo. La hipótesis se relaciona pues, con la repetición de formas y modelos de organización, quedando el punto del origen de tales formas y modelos fuera de su ámbito. La hipótesis de los campos morfogenéticos propone predicciones demostrables: si por ejemplo una rata aprende a desarrollar un nuevo modelo de conducta, cuanto mayor sea el número de ratas que aprenden a efectuar dicho modelo, más fácil será que cualquier otra rata lo aprenda. 

Sheldrake propone que si se enseña a miles de ratas en un laboratorio en Londres un determinado trabajo nuevo, el aprendizaje de tal trabajo será más fácil para otras ratas parecidas en cualquier lugar del mundo: si se determina la velocidad de aprendizaje de las ratas en un laboratorio distante en Estados Unidos, antres y después de enseñar a las ratas de Londres, se encuentra que en el último caso las ratas analizadas serían más veloces en su aprendizaje frente a las del primer caso, siempre y cuando no haya comunicación física alguna entre los dos laboratorios.

Los campos morfogenéticos como estructuras de probabilidad en el contexto de la hipótesis de la causación formativa no se definen por precisión, sino por distribuciones de probabilidad. La acción de un campo morfogenético de una estructura jerárquicamente superior sobre sus partes, que son unidades mórficas de nivel inferior, puede comprenderse en términos de la influencia que ejerce esta estructura de probabilidad de nivel superior sobre estructuras de probabilidad de nivel inferior. 

Consecuentemente, durante la morfogénesis el campo de nivel superior modifica la probabilidad de los sucesos probabilísticos en las unidades mórficas de nivel inferior que están bajo su influencia 27.

Yendo un poco más lejos con esta idea, el cerebro vendría siendo –en una burda analogía– una especie de “aparato receptor” o un “filtro receptor” de la conciencia, que con toda la complejidad de su entramado neuronal logra la sintonía con el/los estados de conciencia del mismo modo que un aparato televisor sintoniza con un determinado campo electromagnético para transmitir una imagen.

Pero el cerebro no produce realmente el campo y por consecuencia, buscar la conciencia por “dentro” de los circuitos físicos del cerebro es inútil, del mismo que lo es el buscar la imagen de la  pantalla en los circuitos físicos del televisor. Los circuitos de diferentes componentes del cerebro, vendrían a ser una clase de “transductor” que permite que el cerebro perciba el campo de conciencia, lo cual estaría de acuerdo a las afirmaciones de Persinger relacionadas con los campos naturales de frecuencia bajaque provienen del mismo planeta. El campo de la conciencia implicaría revestir el paisaje terrestre con un manto de paisaje mental, parangonable con la psicósfera de los términos teilhardianos.

Tal vez la próxima revolución  consista en la permisión de que “la conciencia salga del cráneo“, modelo propuesto ya en ciernes por la teoría holográfica del cerebro cuando afirma que la conciencia depende de la interpretación de un mundo de frecuencias que está implícito o plegado. En consecuencia, los seres humanos tendrán que percatarse concientemente del proceso a través de la relación con su entorno. 

La humanidad adquirirá la conciencia en la medida de una mayor comunión o identificación con el campo de la conciencia externo a ella, y en una posibilidad de escala planetaria tal comunión sería facilitada por los campos de frecuencia baja. Con esta óptica, cobra sentido la afirmación de que la materia contiene conciencia y, si logra pasar un lapso suficiente -quizá de millones y millones de años-, podrá llegar a adquirir una tenue percepción de sí misma. Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer en lo que dista del conocimiento real de las funciones del cerebro y lo que en realidad sea el proceso de la conciencia.

Referencias

  1. &  Rattray-Taylor, G: El cerebro y la mente. Una realidad  y un enigma. Editorial Planeta, Barcelona, 1979. pp. 285
  2. El origen del dualismo se remonta a la escuela de Parménides de Elea, cuando sostuvo que el Ser era único e invariable, que los cambios no eran posibles y lo que percibíamos como cambios eran ilusiones de los sentidos, a partir de lo cual surgió el concepto de una sustancia indestructible e inmutable. De esta idea también fructificó la del atomismo, en que los átomos como las unidades indivisibles más pequeñas de la materia se movían pasivamente en el vacío sin que se explicara la causa de su movimiento excepto por fuerzas espirituales, fundamentalmente diferentes de la materia. Esta imagen dualista de materia y fuerzas espirituales con el paso del tiempo se convirtió en un elemento importante del pensamiento occidental que dividía la mente y la materia.
  3. &  Thomas NJT: Coding Dualism: Conscious Thought Without Cartesianism. Home Page: Imagination, Mental Imagery, Consciousness, Cognition: Science, Philosophy & History.
  4. &  Fischbach GD: Introducción general. En: Mente y CerebroMonografía de Libros de Investigación y Ciencia. Edit. Prensa Científica, Barcelona. 1993. pp. 15
  5. &  Popper KR, Eccles JC: El Yo y su cerebro. 1ª Ed, 2ª Reimpresión,  Editorial Labor Barcelona, 1985. pp. 406-407
  6. &  Popper KR, Eccles JC: El Yo y su cerebro. 1ª Ed, 2ª Reimpresión,  Editorial Labor Barcelona, 1985. pp. 400
  7. &  Popper KR, Eccles J: El Yo y su cerebro. 1ª Ed, 2ª Reimpresión,  Editorial Labor Barcelona, 1985. pp. 410 y ss
  8. &  Popper KR, Eccles J: El Yo y su cerebro. 1ª Ed, 2ª Reimpresión,  Editorial Labor Barcelona, 1985. pp. 283
  9. En la demostración experimental del potencial reactivo es necesaria la exclusión de patrones previamente aprendidos o “preprogramados”. La mayoría de los movimientos voluntarios son componentes de secuencias complejas en los cuales hay participación de zonas de la corteza y del cerebelo que almacenan memoria de habilidades aprendidas. Es necesaria una evaluación crítica para excluir los efectos del repertorio de acciones automáticas ya aprendidas. En: &  Popper KR, Eccles J: El Yo y su cerebro. 1ª Ed, 2ª Reimpresión,  Editorial Labor Barcelona, 1985. pp. 330, 366
  10. &  Popper KR, Eccles J: El Yo y su cerebro. 1ª Ed, 2ª Reimpresión,  Editorial Labor Barcelona, 1985. pp. 365
  11. Al referirse al yo, Popper cita los dos enunciados kantianos que definen “persona” : “Una persona es un sujeto responsable de sus acciones” y “lo que es consciente de la identidad numérica de sí mismo en tiempos distintos”. &   Popper KR, Eccles JC: El Yo y su cerebro. 1ª Ed, 2ª Reimpresión, Editorial Labor Barcelona, 1985. pp. 129
  12. &  Popper KR, Eccles JC: El Yo y su cerebro. 1ª Ed, 2ª Reimpresión, Editorial Labor Barcelona, 1985. pp. 135
  13. &  Gurtwisch A: El campo de la conciencia. Un análisis fenomenológico. Alianza Universidad – Revista de Occidente. Madrid, 1979. pp. 30
  14. &  Gurtwisch A: El campo de la conciencia. Un análisis fenomenológico. Alianza Universidad – Revista de Occidente. Madrid, 1979. pp. 17, 30, 33
  15. &  Devereux P, Steele J, Kubrin D: Gaia, la Tierra Inteligente. Lerner, con permiso de Editorial Martínez Roca, Bogotá, 1991 pp. 183-185
  16. &  Capra F: El Tao de la Física. Editorial Sirio, Málaga, 1983. pp. 272
  17. &  Devereux P, Steele J, Kubrin D: Gaia, la Tierra Inteligente. Lerner, con autorización de Martínez Roca, 1991. pp. 95
  18. &  Hawking SW: La Historia del Tiempo. Crítica – Grijalbo, Barcelona. 1989 pp. 100-101
  19. &  Citado en: Capra F: El Tao de la Física. Editorial Sirio, Málaga, 1983. pp. 275
  20. Las manchas solares se producen por fuertes explosiones de gases en la corteza solar, tienden a aparecer en regiones del Sol donde su campo magnético es muy fuerte. Estas manchas son cíclicas, con períodos de gran intensidad cada once años, con lapsos de mayor intensidad de dos a tres años, en que las manchas son más intensas y de mayor tamaño que lo habitual. Tomado de: &  Bueno M: El gran libro de la casa sana. Martínez-Roca, 1994. pp. 68-71
  21. El bioquímico Rupert Sheldrake señala que los campos “son las entidades más fundamentales que la materia. No pueden explicarse en términos de materia; más bien la materia se expresa en términos de la energía que hay en los campos”. En: &  Devereux P, Steele J, Kubrin D: Gaia, la Tierra Inteligente. Lerner, con autorización de Martínez Roca, 1991. pp. 95
  22. &  Devereux P, Steele J, Kubrin D: Gaia, la Tierra Inteligente. Lerner, con autorización de Martínez Roca, 1991. pp. 94
  23. &  Buzan T, Dixon T: The Evolving Brain. David & Charles. London. pp. 160
  24. &  Jung C: Tipos psicológicos. 9º Ed. Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 1964. pp. 137
  25. &  Sheldrake R: Una nueva ciencia de la vida. La hipótesis de la causación formativa. Kairós. Barcelona, 1990. pp 38
  26. &  Sheldrake R: Una nueva ciencia de la vida. La hipótesis de la causación formativa. Kairós. Barcelona, 1990. pp 21
  27. &  Sheldrake R: Una nueva ciencia de la vida. La hipótesis de la causación formativa. Kairós. Barcelona, 1990. pp 100,101
Te gustó el contenido? Márcalo favorito arriba
Share

Comments

Comments are moderated, and will not be visible until one of the authors of this knol approves.

Edit this knol
Write a knol
Set display language:Spanish – español

Alejandro Melo-Florián

Writer, Internal Medicine specialist. Bogotá D.C -Colombia
Colombia
Your rating:

Loved it
All Rights Reserved.
Version: 24

Versions

Last edited: Sep 18, 2011 10:22 AM.

Activity for this knol

This week:

8pageviews

Totals:

1398pageviews

Flag inappropriate content