Tipos de piel y susceptibilidad a lesión por exposición a la luz solar


model-429733_1280

Crédito de imagen: pixabay

Homo sapiens sapiens comprende 3 grupos a saber: Caucasoide, Negroide y Mongoloide. Este sistema de clasificación permite incluir a los individuos con pieles pigmentadas dentro de los grupos negroide y mongoloide. Se ha desarrollado una clasificación de los tipos de piel en relación a su reacción a la exposición solar, que incluye 6 fototipos, clasificación conocida como la de Fitzpatrick y permite conocer la susceptibilidad de lesión dérmica por exposición a radiación UV.

En Colombia los resultados de estudios independientes a escala discreta muestran predominio de los fototipos III y IV, los factores medio ambientales de radiación UV que son medidos para nuestro país y que tienden a mostrar valores de exposición en el rango de “extremos”, hacen necesario conocer la importancia de las medidas preventivas y medicamentosas de bloqueadores químicos y físicos antisolares para evitar daño acumulativo que aumente fotoenvejecimiento y el riesgo de fotocarcinogénesis.

Homo sapiens sapiens has 3 main racial groups namely: Caucasoid, Negroid and Mongoloid. This classification allows the inclusion of individuals with pigmented skin in Negroid and Mongoloid groups. The classification of skin types in relation to their reaction to sun exposure, which includes 6 phototype, classification known as the Fitzpatrick classification reveals the susceptibility of skin injury from exposure to UV radiation.
In Colombia the results of independent studies show discrete scale predominance of skin type III and IV; the UV radiation shows exposure values in the range of “extreme” and it makes necessary to use preventive measures and medicinal chemical and physical blocker sunscreen to prevent cumulative skin damage resulting in photoaging and photocarcinogenesis.

Key words: Fitzpatrick classification – UV lesion – Skin types


Share

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la RedNosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

Introducción

Al hablar de los tipos de piel, es interesante mencionar que existe la diversidad en el ser humano. Las investigaciones más recientes sobre el ADN mitocondrial sugiere que la humanidad actual desciende de 3 mujeres en África, llamadas las “Evas mitocondriales”. Solamente 10 genes de todo el genoma humano determinan la apariencia. De tal manera, que nuestro genoma confirma que en medio de tanta homogeneidad, también tenemos espacio para la diversidad.
Desde un punto de vista antropológico, Homo sapiens sapiens comprende 3 grupos a saber: Caucasoide, Negroide y Mongoloide. Este sistema de clasificación permite incluir a los individuos con pieles pigmentadas dentro de los grupos negroide y mongoloide.De interés también son las correlaciones ecogeográficas entre pigmentación y gradientes climáticos y de latitud. En el siglo XIX, el naturalista Golger describió que los individuos cercanos al Ecuador tenían pieles oscuras y los que vivían en latitudes alejadas del Ecuador tenían pieles más claras. Esta fue una descripción preliminar al complejo fenómeno de la melanina, la pigmentación cutánea y la complexión de coloración.En la actualidad, se conocen los modelos de distribución y empaquetamiento de los melanosomas en pieles oscuras y claras, que permiten un mejor enfoque de la variación de color en los grupos humanos; igualmente se conoce que la coloración de la piel depende de las cantidades relativas de eumelanina y feomelanina, hemoglobina y carotenoides. Las diferencias existentes en colores de piel y cabello son genéticamente determinadas y se sabe que el fenotipo pigmentario es complejo. Solo hasta la fecha es conocido un gen, el del receptor 1 de melanocortina (MCR1) ha sido identificado para explicar las variaciones en la población normal.


Tipos de piel según respuesta a exposición solar.

Teniendo en cuenta la función primaria de defensa de la piel contra los efectos dañinos del medio ambiente, existen diversos mecanismos de protección frente a la radiación UV.  Desde una perspectiva clínica la reacción detallada de cada paciente frente a la luz solar permite conocer el riesgo relativo de desarrollar procesos agudos o crónicos debidos a la exposición a radiación ultravioleta (RUV), incluyendo melanoma y el resto de neoplasias cutáneas.  Es así como se ha desarrollado una clasificación de los tipos de piel en relación a su reacción a la exposición solar, que incluye 6 fototipos, ilustrados en la tabla 1.

Tabla 1. Fototipos de piel y su reacción a la exposición solar ,

Fototipo Color Reacción a UVA DME* en minutos Historia de quemadura o bronceado
I Claro, cabello rubio o rojo, con pecas y ojos azules Muy sensible 15-30 Siempre se quema, nunca se broncea
II Claro, cabello rubio o rojo, ojos azules o verdes Muy sensible 25-40 Siempre se quema, se broncea con dificultad
III Claro: Tez morena clara Sensible 30-50 Se quema poco, se broncea gradualmente
IV Café Claro: con ojos  y cabellos oscuros Moderadamente sensible 50-60 Se quema poco, se broncea bien
V Moreno: tez morena oscura Mínimamente sensible 60-90 Casi nunca se quema, se broncea profusamente
VI Negro Insensible o menos sensible 90-150 Nunca se quema, siempre se broncea intensamente

*Dosis Mínima de Eritema: es la cantidad de radiación que causa enrojecimiento de la piel. Depende del tipo de piel, de la intensidad de la radiación y del tiempo de exposición.
Una persona puede conocer de forma sencilla su grado aproximado de sensibilidad a la RUV en base al color natural de su piel y la tendencia a quemarse o a broncearse nada, lentamente con un color final suave, o rápido e intenso. El color natural de su piel debe observarse en áreas habitualmente no expuestas a la luz como la zona interna del brazo o del muslo.

Los individuos de raza caucasoide con fototipo I presentan baja tolerancia a la luz solar suelen ser individuos de piel clara, rubios o pelirrojos, con pecas o efélides. Al ser el grupo de mayor riesgo requiere medidas protectoras. Por otra parte, los individuos pigmentados a partir del fototipo IV presentan raramente o nunca, quemaduras solares. Estos individuos requerirán ocasionalmente dependiendo del índice UV, de medidas protectoras.

Aunque esta escala ha tenido críticas como pobre valor predictivo, pobre correlación con color de la piel y pobre correlación con sensibilidad a radiación UV, lo práctico de la clasificación de los 6 fototipos de Fitzpatrick es que no se basa en el fenotipo, sino en la descripción del paciente de su respuesta ante exposición solar, en su conveniencia clínica y en la correlación con valores de dosis mínima de eritema.

Otras escalas que evalúan color de piel y grado de pigmentación, como la de Taylor usan 15 patrones de color en tarjetas y son aplicables a los 6 fototipos de Fitzpatrick. La Escala de Taylor se ha empleado para evaluar respuesta de hiperpigmentación a terapia. También hay técnicas de medición cuantitativa de contenido de cromóforos en la piel, pendientes de validación.

Fototipos de piel y respuesta a Radiación UV.

Para optimizar la protección frente a RUV, se recomienda entre otras medidas, limitar el tiempo de exposición durante las horas de mayor intensidad de luz solar.
Para individualizar esta recomendación a cada paciente, es necesario conocer el concepto de dosis media de eritema (DME). DME es la cantidad de radiación necesaria para causar enrojecimiento de piel.
La Comisión Internacional de Iluminación (CIE) ha reportado que DME para fototipo I están en 20 miliJulios/cm2 y en 57 miliJulios/cm2 para fototipo IV . Los experimentos realizados con irradiación a longitudes de onda entre 20-80 mJ/cm2 han demostrado concordancia con los fototipos sometidos a fotoprueba con RUV, con valores indicados en la tabla 1.
 
Esto depende del tipo de piel, de la intensidad de la radiación y del tiempo de exposición. Este parámetro de medición en el paciente se complementa con el llamado índice Ultravioleta (UVI), desarrollado conjuntamente por el Servicio Nacional de Meteorología (NWS) de EE.UU. y la Agencia de Protección Ambiental (EPA) , la Academia Norteamericana de Dermatología (ACD), la Asociación Nacional de Médicos por el Ambiente y  el Centro de Control de Enfermedades (CDC).

Índice de radiación UV

El índice de radiación ultravioleta –índice UV-, surgió al constatarse que la dosis de eritema, expresada en Joules, al acumularse durante una hora en un metro cuadrado de piel humana, varía entre 0 y 1500. La metodología de índice UV se basa en la relación entre el ángulo en que está ubicado el Sol en las diferentes épocas del año, las mediciones de Ozono total y la radiación UV.

Por acuerdo internacional, se asigna el número 1 a 100 Joule/m2 hora, el 2 a 200 Joule/m2 hora y así sucesivamente hasta llegar al índice 15 que corresponde al tope de la escala.

El índice UV predice los niveles de radiación UV y evita los riesgos personales de sobreexposición. En Colombia, los Ministerios de Ambiente y de Minas y Energía elaboran mapas de los índices UV, que demuestran que en la zona de las cordilleras, dichos valores pueden llegar hasta 14, correspondiendo a niveles de exposición “extremos”.

En la tabla 2 se ilustran los índices UV, la intensidad del UV-B en una escala del 0 al 15, con la siguiente clasificación:

Tabla 2. Niveles de irradiación UVB.

Indice irradicac

A partir de la medición del Índice UV y las dosis tolerables para cada fototipo de piel según la clasificación de Fitzpatrick, se obtienen los tiempos de exposición permitidos sin riesgo, estos se proporcionan en minutos como indica la tabla 3.

Tabla 3. Tiempos de exposición permisibles en minutos para cada fototipo de piel.

 Minutos  F o t o t i p o   de P i e l
1 2 3 4 5 6
0
Indefinido
Indefinido
indefinido
indefinido
indefinido
Indefinido
1
112,0
140,0
175,0
218,7
273,5
341,8
2
56,0
70,0
87,5
109,4
136,7
170,9
3
37,3
46,7
58,3
72,9
91,2
113,9
4
28,0
35,0
43,8
54,7
68,4
85,5
5
22,4
28,0
35,0
43,7
54,7
68,4
6
18,7
23,3
29,2
36,5
45,6
57,0
7
16,0
20,0
25,0
31,2
39,1
48,8
8
14,0
17,5
21,9
27,3
34,2
42,7
9
12,4
15,6
19,4
24,3
30,4
38,0
10
11,2
14,0
17,5
21,9
27,3
34,2
11
10,2
12,7
15,9
19,9
24,9
31,1
12
9,3
11,7
14,6
18,2
22,8
28,5
13
8,6
10,8
13,5
16,8
21,0
26,3
14
8,0
10,0
12,5
15,6
19,5
24,4
15
7,5
9,3
11,7
14,6
18,2
22,8

 

Clasificación de fototipos de piel en Colombia

Indice irradicac

En estudios realizados en nuestro país en población pediátrica, de intervención para educación en fotoprotección, se estudiaron 547 niños. Los tipos de piel más comunes en todos los colegios fueron el III y el IV de la clasificación de Fitzpatrick (piel mestiza y negra).

Bases biológicas de los fototipos de piel

Para comprender como la pigmentación ocurre, es necesario repasar brevemente los conceptos anatómicos de epidermis y dermis.
Para comprender como la pigmentación ocurre, es necesario repasar los conceptos anatómicos de epidermis y dermis. La dermis constituye el 95% del espesor cutáneo, mientras que la epidermis constituye el 5% restante. La epidermis tiene 4 capas, a saber:

Estrato córneo La capa más superficial con células muertas y aplanadas que son continuamente descamadas y reemplazadas.
Estrato granular Comprende la capa de queratina
Estrato espinoso Comprende los queratinocitos, constituye el 95% de la epidermis
Estrato basal Comprende las células responsables del crecimiento de la epidermis. Las bandas fibrosas de esta capa la anclan a la dermis. Contiene los melanocitos, que transfieren pigmento a los queratinocitos con lo cual confieren a la piel su color distintivo.
La sensibilidad individual a la luz solar y la capacidad de broncearse depende del contenido de melanina de la epidermis. Un factor determinante del color de la piel depende del modelo de distribución de melanosomas dentro de los queratinocitos. Una vez adquiridos los melanosomas por los queratinocitos, son trasportados dentro de dichos queratinocitos hasta la superficie epidérmica; seguramente este proceso permitió adaptaciones evolucionarias a ambientes físicos y biológicos  cambiantes durante toda la historia evolucionaria de Homo sapiens.En individuos de piel clara, se distribuyen en forma de agregados a la membrana, mientras que en la piel oscura, tienden a ser mayores y a distribuirse de forma individual. Adicionalmente se ha encontrado que el contenido y la composición de melanina en las células del estrato córneo, el tamaño de los melanosomas y su forma esférica se correlacionan con el fototipo de la piel y con exposición crónica al sol

Es conocido que la eumelanina protege mejor el ADN que la feomelanina de los efectos de radiación UVB y se correlaciona consistentemente con el fenotipo visual. Los individuos con fototipo I tienen las más bajas concentraciones de eumelanina, mientras que los individuos con fototipos II y III muestran mayores concentraciones. Las concentraciones de feomelanina fueron variables y no mostraron relación no ningún fototipo de piel en particular, aunque en individuos con piel tipo I la proporción de feomelanina/melanina fue mayor frente a los individuos de piel más oscura lo que significa que hay tendencia a preferencia por feomelanogénesis en este fototipo cuando se estimula la pigmentación, .

Respuesta de melanocitos a radiación UV

Al exponer pieles de diversos fototipos a 1 DME de radiación UV, se encontró que la piel más oscura respondía mejor al estímulo UV y los melanocitos aumentaron ligeramente la producción de enzimas melanogénicas y de melanina después de una semana, mientras que pieles más claras mostraron poco o ningún aumento. Se requirió mas de 1 DME para la neomelanogénesis o respuesta de bronceo de piel clara, mientras que en la piel más oscura 1 DME logró un bronceo o neomelanogénesis profunda. Estos cambios resultaron de la interacción entre melanocitos y queratinocitos  que generaron aumento de eumelanina en la piel.

Todas estas respuestas están genéticamente reguladas, dependiendo de polimorfismo en genes particulares, que afectan la respuesta defensiva de la piel a la radiación UV y según el grado de adaptación, pueden evitar o acelerar el riesgo de melanoma cutáneo.

Además  en respuesta a radiación UV la inducción de fotoproductos está inversamente correlacionada con el fototipo de piel, existiendo mayor producción de dímeros de ciclobutano-pirimidina y de fotoproductos 6-4 de pirimidina-pirimidona en individuos de piel clara, y dicha inducción es amortiguada por la melanogénesis que es mayor en los individuos con pieles oscuras.

También se describe aumento del número de melanocitos activos en el estrato basal de la epidermis, simultáneamente con aumento de la transferencia de melanosomas a los queratinocitos, en el cual la tanto la hormona melanotropina (alfa MSH) y sus receptores tienen un papel importante.

Conclusiones

Los instrumentos para evaluación de tipos de piel buscan conocer los riesgos de la exposición a radiación UV. Hay diferentes instrumentos de clasificación, algunos con mediciones más exactas del contenido de cromóforos en la piel, otros enfocados en los cambios de pigmentación en respuesta a la terapia.

La utilidad de la clasificación de los fototipos es su correlación con parámetros como dosis mínima de eritema (DME), que en función de otras mediciones como el índice UV, permite contrarrestar la exposición ambiental más allá del tiempo permisible, con lo cual permite que la recomendación  médica con respecto a la exposición solar esté individualizada para cada sujeto.

Aunque en Colombia  los resultados de estudios independientes a escala discreta muestran predominio de los fototipos III y IV, los factores medio ambientales de radiación UV que son medidos para nuestro país y que tienden a mostrar valores de exposición en el rango de “extremos”, hacen necesario conocer la importancia de las medidas preventivas y medicamentosas de bloqueadores químicos y físicos antisolares para evitar daño acumulativo que aumente fotoenvejecimiento y el riesgo de fotocarcinogénesis.

Referencias

  1. Alaluf S, et al. Variation in melanin content and composition in type V and VI photoexposed and photoprotected human skin: the dominant role of DHI. Pigment Cell Res 2001;14(5):337-47.
  2. Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Media dissemination of and public response to the Ultraviolet Index–United States, 1994-1995. Morb Mortal Wkly Rep 1997;46(17):370-3
  3. Cruz AR, et al. Impact of a UV education program on the knowledge and behavior in elementary school children. Biomédica 2005; 25(4): 533-538
  4. Dorr RT, et al. Increased eumelanin expression and tanning is induced by a superpotent melanotropin [Nle4-D-Phe7]-alpha-MSH in humans. Photochem Photobiol. 2000; 72(4):526-32
  5. FitzPatrick TP, Polano MK, Suurmond D, Eds: Atlas de Dermatología Clínica. Doyma, 1986.
  6. Hearing VJ et al. Physiological regulation of Melanocyte proliferation and differentiation in human skin following Ultraviolet radiation. Pigment Cell Research 2004; 17(4): 440-441
  7. http://www.epa.gov/sunwise/uvindex.html
  8. http://www.ideam.gov.co/sectores/ozono/estado_actual.asp
  9. http://www.upme.gov.co/Docs/Atlas_Radiacion_Solar/6-Mapas_Indice_UV.pdf
  10. http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs271/en/
  11. Lu H, et al: Melanin content and distribution in the surface corneocyte with skin phototypes. Br J Dermatol 1996;135(2):263-7.
  12. Martínez SO: El sol y la piel. MedUNAB 2002; 5(13):44.50
  13. Pawelek JM et al: Molecular cascades in UV-induced melanogenesis: a central role for melanotropins? Pigment Cell Res 1992; 5(5 Pt 2):348-56
  14. Quevedo WC et al. Role of light in human skin color viariation. Am J Phys Anthropol 1975; 43(3):393-408
  15. Rees JL. Genetics of hair and skin color Annual Review of Genetics 2003; 37: 67-90
  16. Smit NP et al. Melanin offers protection against induction of cyclobutane pyrimidine dimers and 6-4 photoproducts by UVB in cultured human melanocytes. Photochem Photobiol 2001; 74(3):424-30
  17. Smit NP et al. Variations in melanin formation by cultured melanocytes from different skin types.Arch Dermatol Res 1998; 290(6):342-9
  18. Snellman E, et al. Ultraviolet erythema sensitivity in anamnestic (I-IV) and phototested (1-4) Caucasian skin phototypes: the need for a new classification system. Photochem Photobiol1995;62(4):769-72.
  19. Taylor SC & Cook-Bolden F: Defining Skin of Color Cutis 2002; 69: 435-437
  20. Taylor SC et al: The Taylor Hyperpigmentation Scale: a new visual assessment tool for the evaluation of skin color and pigmentation. Cutis 2005; 76(4):270-4.
  21. Thody AJ et al. Pheomelanin as well as eumelanin is present in human epidermis. J Invest Dermatol 1991; 97(2):340-4.
  22. Thong HY et al. The Patterns of Melanosome Distribution in Keratinocytes of Human Skin as One Determining Factor of Skin Colour  Br J Dermatol 2003; 149(3):498-505
  23. van Nieuwpoort F, et al. Tyrosine-induced melanogenesis shows differences in morphologic and melanogenic preferences of melanosomes from light and dark skin types. J Invest Dermatol 2004; 122(5):1251-5
  24. Wagner JK et al. Comparing Quantitative Measures of Erythema, Pigmentation and Skin Response using Reflectometry Pigment Cell Res  2002; 15: 379-384
  25. Wakamatsu K, et al. Diversity of pigmentation in cultured human melanocytes is due to differences in the type as well as quantity of melanin. Pigment Cell Research 2006; 19(2): 154

Nota: Esta información tiene como objetivo orientar al paciente y no reemplaza el adecuado consejo y tratamiento médico por un profesional idóneo.

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la RedNosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

 

http://www-knol-opensocial.googleusercontent.com/gadgets/ifr?url=http%3A%2F%2Fwww.gstatic.com%2Fsites-gadgets%2Fiframe%2Fiframe.xml&container=knol&view=default&lang=en&country=ALL&sanitize=0&v=1019426adde2a497&libs=core&parent=http%3A%2F%2Fknol.google.com%2Fk%2Fknol%2Fsystem%2Fcomponents%2Fgadgets%2Fstatic_files#up_scroll=no&up_iframeURL=http%3A%2F%2Fwww.scoop.it%2Ft%2Ftemas-sobre-reumatologia-y-aparato-osteomuscular%2Fjs%3Fformat%3Dsquare%26numberOfPosts%3D9%26title%3DTemas%2520sobre%2520reumatolog%25C3%25ADa%2520y%2520aparato%2520osteomuscular%26speed%3D3%26mode%3Dnormal%26width%3D250&st=e%3DAMGcXRJ6tnA%252BS6RsQmvLO0menHb13%252B8ckmzPNS8skaaVY%252BRoudUt6NeRW%252FVlmzzSmCBz3gkUiWjCk51OoZ9Y%252FAjq6rPevVJ1dtaTxRYU271hLEbhjHbrSZvQxTo6nkrK0SywFGqdR6KT%26c%3Dknol&rpctoken=-2038719691728264944

Sobre el autor

This knol is part of the collection: Dermatología
« Previous (Envejecimiento cutáneo por exposició…
(Carcinoma basocelular) Next »

Comments

Comments are moderated, and will not be visible until one of the authors of this knol approves.

Edit this knol
Write a knol

Set display language:Spanish – español

Alejandro Melo-Florián

Writer, Internal Medicine specialist. Bogotá D.C -Colombia
Colombia
Your rating:

Loved it
All Rights Reserved.

Change

You have permission to manage this knolSettings
Version: 18

Last edited: Oct 8, 2011 2:00 PM.

Activity for this knol

This week:

38pageviews

Totals:

1283pageviews

Flag inappropriate content

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: